Cachetazo en el debut y realidad para la selección

Cuando Lionel Messi dijo que Argentina no era favorita para esta Copa América, sabía lo que estaba diciendo. Sólo él, Sergio Agüero y Ángel Di María conocen lo que han vivido con la selección. Arrastran un pasado que cada día pesa más.El cachetazo que ayer recibió Argentina no parece sorpresivo ni inesperado. Pensar que la…

Cachetazo en el debut y realidad para la selección

Cuando Lionel Messi dijo que Argentina no era favorita para esta Copa América, sabía lo que estaba diciendo. Sólo él, Sergio Agüero y Ángel Di María conocen lo que han vivido con la selección. Arrastran un pasado que cada día pesa más.

El cachetazo que ayer recibió Argentina no parece sorpresivo ni inesperado. Pensar que la selección era superior a Colombia sólo radica en tener un as de espada como Messi. Un jugador diferente que te puede salvar con alguna genialidad. Sólo el “10” podía dar alguna esperanza.

Pero no apareció “Leo” en toda su magnitud, ni tampoco un equipo que pueda hacer lucir al “10”, ni menos aún un entrenador que pueda meter un golpe de timón para que cambie algo.

Nadie pudo entender cómo sacó al “Kun” Agüero, tu “9”, cuando el equipo estaba perdiendo. Argentina perdió una referencia en el centro de ataque.

Y lo de Di María ya parece de diván. ¿Por qué salió en el entretiempo? Lionel Scaloni no lo explicó.

Es cierto que Colombia marcó en el mejor momento de Argentina. Pero tampoco la selección albiceleste tuvo reacción para dar vuelta el resultado adverso.

Ahora vendrá Paraguay y luego Qatar para levantar el aplazo de la primera fecha y buscar la clasificación a los cuartos de final. Los cálculos cambiaron radicalmente. Es que todavía no está el equipo y ya se sabe, depender de Messi exclusivamente para ganar no te garantiza lograr el objetivo. Fue un duro cachetazo, que otra vez nos dice dónde estamos.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 16/06/2019 en nuestra edición impresa.