El último día en Salvador para la selección y la necesidad de renacer futbolísticamente

El apagón eléctrico no llegó a Salvador de Bahía. Lo que hay por Brasil, y cerca de la selección argentina, es una necesidad de resetear la máquina. No cambiar todo y descartar lo hecho, pero sí limpiar el virus (siguiendo con la metáfora de sistemas digitales).Lionel Messi hizo la de un capitán después del 0-2…

El último día en Salvador para la selección y la necesidad de renacer futbolísticamente

El apagón eléctrico no llegó a Salvador de Bahía. Lo que hay por Brasil, y cerca de la selección argentina, es una necesidad de resetear la máquina. No cambiar todo y descartar lo hecho, pero sí limpiar el virus (siguiendo con la metáfora de sistemas digitales).

Lionel Messi hizo la de un capitán después del 0-2 con Colombia y salió a llevar calma a los futboleros. Que el grupo está entero, que el equipo no hizo todo mal, que se puede revertir y que hay que estar tranquilos. Todo eso dijo en la zona mixta de prensa post piñazo en el Arena Fonte Nova.

Eso que dijo el 10, eso de estar calmados, se pudo percibir en los 15 minutos de práctica a los que se le permitió acceder a la prensa. A diferencia de los días previo al debut en la Copa América, hubo menos prensa en el predio de Vitoria, ubicado en el barrio San Marcos de la calurosa Salvador de Bahía.

Lo que viene para la selección es enfrentar a Paraguay, el miércoles a las 21.30 en Belo Horizonte. Será un partido con necesidad y urgencia. ¿Hará cambios el DT Lionel Scaloni? ¿Bancará a los mismos que iniciaron ante Colombia? ¿Y Ángel Di María? Preguntas sin respuestas en Salvador. En Belo Horizonte llegarán las certezas.

En la práctica, bajo una sombrilla, estuvo Claudio Tapia, el presidente de la AFA. Lo acompañaban dirigentes como Sergio Miadosqui, de San Martín de San Juan.

Scaloni saludó a todos y cada uno de los jugadores con una postura de calma. Reunió a todo el plantel en el centro del campo de juego de una de las canchas auxiliares. En el vestuario argentino se escuchaba “Me vas a extrañar”, de Damas Gratis. Y no hubo tiempo para ver más. El miércoles se verá qué cambió.