San Luis: Alberto fue reelegido a pesar de la buena elección de Cambiemos

Alberto Rodríguez Saa aludió al triunfo con imágenes bélicas Crédito: Frente Unidad Justicialista Se impuso ante el opositor Poggi; en tercer lugar quedó su hermano Adolfo, quien reconoció temprano la derrota SAN LUIS.- En una jornada electoral marcada por el apagón masivo y por las bajas temperaturas, el actual mandatario Alberto Rodríguez Saá fue reelegido…

San Luis: Alberto fue reelegido a pesar de la buena elección de Cambiemos

Alberto Rodríguez Saa aludió al triunfo con imágenes bélicas Crédito: Frente Unidad Justicialista

Se impuso ante el opositor Poggi; en tercer lugar quedó su hermano Adolfo, quien reconoció temprano la derrota

SAN LUIS.- En una jornada electoral marcada por el apagón masivo y por las bajas temperaturas, el actual mandatario

Alberto Rodríguez Saá

fue reelegido gobernador de San Luis, con su compañero de fórmula, Eduardo Ramón Monez Ruiz.

El segundo lugar lo ocupó el candidato de Cambiemos, Claudio Poggi, y en tercer lugar quedó Adolfo Rodríguez Saá, que reconoció la derrota antes de que se conocieran los primeros resultados y admitió que se quedó atrás.

Aunque el candidato de Cambiemos, el senador Claudio Poggi, le pisó los talones a Alberto, en San Luis prevaleció la hegemonía de los oficialismos. En el búnker de Poggi, ubicado en el centro de esta ciudad, perduró la ilusión hasta los últimos minutos de la noche. Pero en la sede provincial del Partido Justicialista, que estuvo colmada de militancia desde las 19, se iniciaron los festejos desde temprano. Allí estaban confiados.

La política local atravesó un escenario inédito. Los Rodríguez Saá gobiernan la provincia desde 1983 -con un intervalo- y esta fue la primera vez que se vieron enfrentados los dos hermanos en las urnas. Si bien muchas versiones que circularon entre los ciudadanos puntanos en los últimos días apuntaban a que el núcleo del enfrentamiento surgió como una cuestión personal de disputa hereditaria -Alberto y Adolfo tienen 69 y 71 años, respectivamente-, ellos siempre dijeron que se trató de un enfrentamiento meramente político.

Desde la oposición, encabezada por Claudio Poggi, insistieron en que los hermanos son “dos caras de una misma moneda” y cuestionaron la legitimidad de esa pelea, aunque admitieron que Alberto busca traspasar el poder a su hijo Albertito y Adolfo quería ganar la gobernación para luego dejar el legado a su mujer, Gisela Vartalitis.

“Una diferencia objetiva entre los Rodríguez Saá es que uno contó con el aparato oficial para desarrollar su campaña, mientras que el otro no”, señaló una fuente del entorno de Poggi que analizó el resultado electoral. Adolfo también denunció, durante los días previos a las elecciones, que su hermano utilizó el aparato estatal para hacer campaña, y dijo que se sintió traicionado por él.

Por fuera del poder provincial, Adolfo se posicionó en su discurso como una opción democrática y necesaria para la reactivación de la industria en la provincia. Su campaña estuvo centrada, además, en la construcción de viviendas como una de las propuestas centrales. Poggi, por otro lado, apuntó fuertemente con su discurso a la creación de 50.000 puestos de trabajo y la construcción de 20.000 viviendas, mientras aclaró que mantendría todos los planes sociales vigentes.

Alberto Rodríguez Saá es uno de los gobernadores más opositores al gobierno de Mauricio Macri. A diferencia de su hermano Adolfo, que mantuvo un vínculo más diplomático con los parlamentarios oficialistas, Alberto se posicionó abiertamente a favor de la fórmula Fernández-Fernández y se sumó al espacio kirchnerista en 2017.

El candidato del Gobierno

Poggi, que había gobernado la provincia con el padrinazgo de los Saá entre 2011 y 2015, quebró su vínculo con ellos en 2016 y aglutinó en su espacio, Frente San Luis Unido, a los dirigentes radicales de la provincia, a dirigentes de Libres del Sur y a dirigentes de Pro. Pero también sumó el capital político que le aportó el intendente de la ciudad de San Luis, Enrique Ponce, un exkirchnerista que pasó a las filas de Cambiemos. Ponce habría aportado un gran caudal de votos para el Frente San Luis Unido en su distrito.

Las elecciones en la provincia se desarrollaron en condiciones adversas. Si bien en las primeras horas de la mañana, apenas se cortó la luz, reinó la incertidumbre, las autoridades provinciales resolvieron postergar media hora la apertura de los comicios para que se llevaran adelante las elecciones con luz natural. El apagón duró ocho horas, y muchos de los puntanos que asistieron a los centros de votación ingresaron al cuarto oscuro con las linternas de sus celulares encendidas. Los pasillos escolares estuvieron alumbrados con velas.

Como en los días previos a las elecciones se efectuaron denuncias por actos clientelares, para custodiar las urnas y evitar incidentes el Ministerio de Seguridad de la Nación desplegó un operativo de 900 efectivos de la Policía Federal, que patrullaron las calles de las distintas localidades de San Luis durante todo el fin de semana. En jornada de ayer no se registraron incidentes.

ADEMÁS