Nueva York también pone límites a Uber y Lyft

Uber anunció que limitará el acceso de sus conductores a su plataforma en Nueva York para cumplir con las regulaciones locales. La ciudad ha promulgado varias leyes que tienen como objetivo mejorar el pago de los profesionales del transporte y reducir el nivel de congestión en el distrito de Manhattan.Uber reducirá el acceso a la aplicación…

Nueva York también pone límites a Uber y Lyft

Uber anunció que limitará el acceso de sus conductores a su plataforma en Nueva York para cumplir con las regulaciones locales. La ciudad ha promulgado varias leyes que tienen como objetivo mejorar el pago de los profesionales del transporte y reducir el nivel de congestión en el distrito de Manhattan.

Uber reducirá el acceso a la aplicación en las áreas con baja demanda, una medida similar a la tomada por su competidora, Lyft, hace unos meses.

Ambas compañías se han opuesto a las nuevas leyes argumentando que impactarán negativamente en las ganancias de los conductores e impedirán que muchas personas de bajos ingresos puedan acceder al transporte.

La Agencia de Taxis y Limosinas de Nueva York está directamente enfrentada con ambas compañías. El comisionado de esta organización, Bill Heinzen, señaló que es necesario evitar que Lyft y Uber provoquen una sobrepoblación del mercado.

Sobre el impacto de Uber y Lyft en el tráfico ya se han realizado trabajos de análisis. Uno de los más conocidos es el de Schaller Consult.

Nuevas reglas

Las actuales regulaciones han establecido un pago mínimo para los conductores de los servicios de viajes compartidos y la cantidad de tiempo que pueden dedicar a transportar pasajeros.

También se estableció un límite al tiempo que los conductores pueden estar circulando a la espera de nuevos pasajeros. En febrero la reducción deberá alcanzar un 5%, y más adelante un 10% adicional. Actualmente, los conductores pasan un 41% del tiempo en circulación sin pasajeros.

En los momentos de mayor tráfico, un tercio de los vehículos en circulación en Manhattan están relacionados con estos servicios de viajes compartidos. A pesar de este dato, Uber señaló que no existe evidencia de que las medidas reducirán la congestión del tráfico.

El Sindicato de Trabajadores de los Taxis de Nueva York ha acusado a Uber de llevar a cabo una campaña de desinformación para convencer a los trabajadores de que las leyes que protegen sus modos de vida son responsables de los problemas que la compañía ha creado.

TECNOLOGÍA

Newsletter con el análisis y las novedades más importantes, todos los miércoles.