“Un arco se cayó y le pegó a Miguel en la cabeza”: la desesperación de los compañeros del chico que murió en una cancha de fútbol

Se apagó el vocerío de los pibes que se habían quedado peloteando un rato después del entrenamiento del fútbol, y algunos de ellos llegaron corriendo para avisarle a los profes: “Un arco se cayó y le pegó a Miguel en la cabeza”. En nene, de 12 años, quedó tendido en la cancha, inconsciente. La ambulancia no demoró…

“Un arco se cayó y le pegó a Miguel en la cabeza”: la desesperación de los compañeros del chico que murió en una cancha de fútbol

Se apagó el vocerío de los pibes que se habían quedado peloteando un rato después del entrenamiento del fútbol, y algunos de ellos llegaron corriendo para avisarle a los profes: “Un arco se cayó y le pegó a Miguel en la cabeza”. En nene, de 12 años, quedó tendido en la cancha, inconsciente. La ambulancia no demoró más de diez minutos, pero el chiquito no resistió el fuerte golpe que recibió y murió al llegar.

Ocurrió en la tarde del lunes en la cancha del Club Defensores de Valeria del Mar, una institución muy querida en la zona que compite en la Liga Madariaguense de Fútbol, un torneo regional de cancha de once que nuclea a equipos de General Madariaga, Pinamar y Villa Gesell. Manuel León Mamani había llegado hace tres años al club, jugaba en la categoría 2007.

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Hasta las 19.30 duró la práctica de fútbol. “Nosotros estábamos a 50 metros charlando para organizar la semana. Recién había terminado la clase. Uno de los chicos pidió una pelota para patear un rato en la cancha”, contó conmovido el secretario del club, Bruno Nicolini. Unos 15 minutos después ocurrió la tragedia.

La cancha, en una imagen del Facebook oficial de la Institución.

A algunos chicos los van a buscar sus padres a la cancha de Colón y Los Andes, en Valeria del Mar, otros esperan a los profes, que los acercan a sus casas; era el caso de Miguel, que vivía en Ostende. Iba a la escuela en Pinamar.

Para extender la tarde de fútbol, los chicos pararon uno de los dos arcos móviles que hay en la cancha, que suelen ubicarse a los laterales para hacer un campo de juego reducido.

De acuerdo a la explicación que los compañeros de Miguel le dijeron a los profesores, cuando fue a buscar una pelota al arco, se enganchó con la red. La misma versión llegó a la fiscalía de Juan Pablo Calderón, que abrió una causa por averiguación de causal de muerte.   

En el intento por desengancharse, Miguel corrió hacia el campo de juego y con él se llevó el arco, lo arrastró y el tirón hizo que cayera hacia adelante. El travesaño le hundió un parietal y la provocó una grave fractura de cráneo.

Se trata de una estructura metálica de unos cuatro metros de ancho y al menos de dos de altura, más chico que los arcos profesionales (estos sí están fijos al suelo), y no tiene ningún soporte que lo aferre a la tierra. Solo se sostiene por un pie, de caño también, y cierto peso para que la estructura no se caiga hacia atrás.

“La ambulancia tardó entre 5 y 10 minutos en llegar”, narró Nicolini, y lo llevó al chiquito al hospital municipal de Pinamar. En todo el trayecto los médicos intentaron reanimarlo, cuando llegó hizo un paro cardiorespiratorio y falleció. La noticia causó conmoción en los habitantes de estas localidades costeras. 

Tras conocerse la noticia, la Federación de Fútbol Bonaerense Pampeana anunció que se realizará un minuto de silencio en los próximos partidos organizados en la liga. “Acompañamos en este momento de dolor a la familia, dirigentes del Club Defensores y de la Liga Madariaguense de Fútbol”, dice el comunicado.

Realizaremos un minuto de silencio en los encuentros organizados por el Dpto. de la #FFBP en homenaje al jugador categoría 2007 Miguel Ángel Mamani Leon. Acompañamos en este momento de dolor a la Familia, dirigentes del Club Defensores y de la Liga Madariaguense de Fútbol.

Fuentes judiciales contaron a este diario que con la hipótesis que se manejaba ayer difícilmente pueda ser atribuida algún tipo de responsabilidad penal. De momento, se investiga la causal de muerte, y la municipalidad de Pinamar clausuró el predio preventivamente, aunque toda su documentación, habilitación y permisos, se encuentran en regla.

La familia de Miguel Mamami recibió asistencia psicológica y el club Defensores de Valeria del Mar cambió la foto de perfil de su cuenta de Facebook. Desde la noche del lunes muestra la imagen de un crespón negro, una pelota de fútbol y un par de botines con alas.

Mar del Plata. Corresponsal

PS