Tiempo de descuento para que el viudo apele

Tras el requerimiento de elevación a juicio de la causa contra Marcelo Macarrón por el homicidio de Nora Dalmasso, la defensa tiene un plazo para oponerse. Puede instar al sobreseimiento, el cambio de calificación legal o plantear que, a su juicio, la investigación no se encuentra concluida.Si no cuestiona el pedido del fiscal Luis Pizarro,…

Tiempo de descuento para que el viudo apele

Tras el requerimiento de elevación a juicio de la causa contra Marcelo Macarrón por el homicidio de Nora Dalmasso, la defensa tiene un plazo para oponerse. Puede instar al sobreseimiento, el cambio de calificación legal o plantear que, a su juicio, la investigación no se encuentra concluida.

Si no cuestiona el pedido del fiscal Luis Pizarro, el caso directamente se eleva a juicio.

La audiencia podría llevarse a cabo el año próximo, con jurados populares, en la Cámara del Crimen Número 1 de Río Cuarto.

Este tribunal sólo tiene un miembro (porque los otros dos se jubilaron).

Se presume que serían dos camaristas nuevos, no oriundos de la ciudad, los que eventualmente tendrían que intervenir, junto a jurados populares, en el homicidio más resonante que tuvo la ciudad.

Si Marcelo Brito, abogado del viudo, formula una oposición y el fiscal Luis Pizarro mantiene su requerimiento, deberá resolver la nueva jueza de Control de Río Cuarto, Luciana Natalia Alba.

Podrá decidir si confirma, revoca o dicta falta de mérito para la elevación a juicio.

Por el momento, la defensa mantiene un inusual hermetismo. Tiene cinco días para oponerse a la resolución.

Macarrón está acusado como presunto instigador del crimen.

La calificación legal del hecho es homicidio calificado por el vínculo, alevosía y por precio o promesa remuneratoria (por encargo).

De acuerdo a los términos de la imputación, en caso de ser condenado le correspondería la pena de prisión perpetua.

Según la imputación que trascendió hace 10 meses, Macarrón habría mandado a matar a Dalmasso “en acuerdo delictivo con personas aún no identificadas”, por “desavenencias conyugales” y por “posibles razones económicas y políticas”.

Para Pizarro, el viudo habría planeado el crimen, utilizado el torneo de golf de Punta del Este como coartada y contratado a alguien para que simule una relación sexual con su mujer y la estrangule en su casa, en la cama de su hija, el 25 de noviembre de 2006.

Existe expectativa en torno a la investigación de Pizarro para saber si pudo determinar quiénes habrían sido el autor material y los demás partícipes del contubernio. Para el caso de los posibles cómplices, la causa prescribiría en dos años y dos meses (a los 15 años). El viudo figura ahora como posible instigador del asesinato.

El anterior fiscal de instrucción del caso, Daniel Miralles (quien se terminó apartando), había acusado al médico traumatólogo de haber sido el supuesto autor material del homicidio de Nora.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 25/09/2019 en nuestra edición impresa.