Con Angulo, Schiaretti suma 259 designaciones en la Justicia

El exministro de Justicia de la provincia Luis Angulo fue designado ayer vocal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ).Es el quinto exfuncionario de las gestiones de José Manuel de la Sota y de Juan Schiaretti que atraviesa el trámite previo a sentarse en alguna de las 12 sillas clave del Poder Judicial. Los…

Con Angulo, Schiaretti suma 259 designaciones en la Justicia

El exministro de Justicia de la provincia Luis Angulo fue designado ayer vocal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ).

Es el quinto exfuncionario de las gestiones de José Manuel de la Sota y de Juan Schiaretti que atraviesa el trámite previo a sentarse en alguna de las 12 sillas clave del Poder Judicial. Los anteriores fueron Marta Cáceres de Bollati y Sebastián López Peña, actuales miembros del TSJ, y José Gómez Demmel y Héctor David, dos de los cuatro fiscales generales adjuntos que tiene el Ministerio Público.

Todos estos magistrados pasaron por ambas gestiones antes de ocupar su lugar en la Justicia provincial. Desde los próximos días, con Angulo ya designado vocal, el máximo tribunal tendrá tres exfuncionarios provinciales sobre un total de siete integrantes.

Con la Fiscalía General vacante desde el 7 de marzo de este año, cuando se venció el mandato de Alejandro Moyano, la designación del jefe de los fiscales se postergó para después de las elecciones provinciales.

Esa sería la próxima decisión trascendental que Schiaretti tomará sobre el Poder Judicial con el que convivirá durante su tercer mandato.

Si bien Gómez Demmel y David consignan en sus respectivos curriculum vitae su paso por el Gobierno, sus carreras fueron por veredas diferentes.

El primero siempre fue un hombre identificado con el schiarettismo, mientras que el segundo tiene ADN delasotista.

Poderes independientes

“La independencia del juez no tiene nada que ver con su vinculación política. Todos tenemos ideas políticas, sea que las objetivemos en cargos públicos o a través de nuestras relaciones. Participar de una idea política no debe hacer a la independencia del juez”. Quien habla es María Ester Cafure de Battistelli, expresidenta del Tribunal de Justicia, una de las ilustres que avaló la candidatura de Angulo como vocal del TSJ.

Y agrega: “Yo he sido muchos años jueza y creo que la independencia está dentro de cada uno, en tener la capacidad para decirle no aun a la persona de la cual uno es muy amigo, o en su defecto apartarse. Aun los que no son parte de un partido político van a sentir las presiones y se van a someter: la independencia está en cada uno”.

La camarista federal Liliana Navarro, quien también abogó por Angulo ante la Legislatura, opina similar a Cafure en este punto: “A la hora de resolver, un juez tiene que ser independiente no sólo de un partido político o del poder político en turno; el juez tiene que estar en absoluta soledad y resolver con independencia de sus propias convicciones morales, de las convicciones religiosas, de los grupos de poder económico; tiene que pensar en los desvalidos”.

A Angulo le sobraron avales para llegar al Tribunal Superior de Justicia, y las objeciones a su pertenencia al gobierno de Schiaretti sólo fueron expresadas por dos partidos minoritarios: Encuentro Vecinal y la Coalición Cívica. Ayer fue designado con 57 votos en la Legislatura, sólo un voto en contra y dos abstenciones, de la izquierda.

Contó con especial apoyo por su larga militancia en los derechos humanos y su formación laboralista. Por todos estos aspectos, la elección de Angulo por parte del gobernador Schiaretti no pasa inadvertida en Tribunales.

72 y 187

Una estadística del propio TSJ indica que las dos gestiones provinciales de Schiaretti componen un período de alta designación en el Poder Judicial: 72 en el período 2007-2011 y 187 en los últimos tres años y medio. En total, fueron 259 designaciones.

Este último período de Gobierno coincide con la expansión de los tribunales: la ampliación de juzgados en el fuero de violencia familiar (juzgados de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y Género, tanto en Capital como en Río Cuarto, y la creación de dos asesorías específicas) y las últimas reformas judiciales aumentaron la cantidad de funcionarios. Nota al pie: por la crisis económica, la instrumentación de la reforma procesal en el fuero laboral fue suspendida por 180 días, situación que podría prolongarse durante 2020.

En el último gobierno de José Manuel de la Sota, fueron designados 124 magistrados. En este grupo están los asesores letrados (defensores oficiales), jueces de primera instancia, fiscales de instrucción y de Cámara y vocales de Cámara.

En la última década, la planta de magistrados y funcionarios judiciales de la Provincia creció un 80 por ciento: pasó de 1.450 en 2009 a 2.611 en la actualidad; es decir, 1.161 más. Los datos surgen del apartado personal de los presupuestos correspondientes a cada año e incluyen cargos que no son designados por el Poder Ejecutivo. Para lograr la designación, debieron pasar por el tamiz del Consejo de la Magistratura o aprobar concursos internos.

Aunque el peronismo destaca el hecho de no haber alterado en 20 años el orden de mérito que emite el Consejo, al haber designado siempre al primero de la lista (salvo casos de no aceptación del cargo), la posibilidad legal de que el poder político elija entre una terna está presente.

En Tribunales, las suspicacias están siempre vivas. En mayo, días después de la elección provincial, afloraron con la designación como juez de Fernando Machado, abogado de amplia trayectoria y formación pero también exconcejal juecista, exfuncionario municipal y parte de la estructura política de Miguel Ortiz Pellegrini, referente del partido GEN en Córdoba. De hecho, en el marco del acuerdo político de GEN con Schiaretti, la esposa de Machado, Doris Mansilla, fue elegida legisladora en la lista de Hacemos por Córdoba.

Las 12 sillas clave del Poder Judicial

Tribunal Superior y Fiscalía General.

Tribunal Superior de Justicia. Lo integran siete vocales. Del TSJ dependen las relatorías. En estas se realiza el trabajo de análisis de casos y elaboración de las acordadas, bajo la dirección de los vocales, cuando una causa llega a la máxima instancia.

Fiscalía General. La cabeza del Ministerio Público Fiscal es el fiscal General. Actualmente está acéfala. El fiscal General dura 5 años en su cargo. Lo secundan cuatro adjuntos.

ELECCIONES 2019

Newsletter con la mejor información política, todos los lunes a la tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 26/09/2019 en nuestra edición impresa.