Allanan la casa de un fiscal de Rosario investigado por conexiones con una banda ligada a “Los Monos”

La casa de un fiscal de Rosario fue allanada este viernes en el marco de una causa en la que se investiga si el funcionario brindaba información reservada a una banda dedicada a extorsiones y juego clandestino vinculada a “Los Monos” y a un exjefe policial, informaron fuentes judiciales.Se trata del domicilio del fiscal de…

Allanan la casa de un fiscal de Rosario investigado por conexiones con una banda ligada a “Los Monos”

La casa de un fiscal de Rosario fue allanada este viernes en el marco de una causa en la que se investiga si el funcionario brindaba información reservada a una banda dedicada a extorsiones y juego clandestino vinculada a “Los Monos” y a un exjefe policial, informaron fuentes judiciales.

Se trata del domicilio del fiscal de flagrancia Gustavo Ponce Asahad, a cargo de la Unidad Especial Covid-19, situado en Boulevard Oroño al 1200, en pleno centro rosarino, que era allanado por personal de la Agencia de Investigación Criminal y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), informó a Télam el vocero del Ministerio Público Fiscal, Sebastián Carranza.

“Se trata de una investigación en curso y en este allanamiento se buscan elementos de interés y celulares en el marco de una causa en curso. El fiscal no está detenido y se encuentra en el interior de su casa”, aclaró Carranza en una rueda de prensa realizada en la vereda del edificio donde vive Ponce Asahad.

El vocero confirmó que en el procedimiento es encabezado por la auditora general del Ministerio Público Fiscal, María Cecilia Vranesich, y la fiscal Gisela Paolicelli, una de las que ordenó el allanamiento, junto a los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery.

Los investigadores judiciales sospechan que Ponce Asahad habría facilitado información sensible o reservada a un miembro de una red dedicada a extorsiones y a explorar casinos clandestinos en el Gran Rosario vinculada a la banda criminal “Los Monos”.

Según el vocero Carranza “en principio el fiscal tiene una causa abierta por incumplimiento de los deberes de funcionario público”, aunque en las próximas horas se determinará su situación procesal.

La sospecha de que un funcionario judicial brindaba información a una banda delictiva quedó expuesta la semana pasada en una audiencia pública en donde los fiscales Vranesich, Schiappa Pietra y Edery ventilaron una causa por extorsiones que llevó a descubrir una red de casinos clandestinos.

En esa audiencia fueron imputadas cinco personas, entre ellos el exjefe policial Alejandro Torrisi y un integrante de la banda “Los Monos”, identificado en el expediente como Maximiliano ‘Cachete’ Díaz, acusado de ser el instigador del crimen de un apostador que salió a fumar en la terraza del casino de Rosario.

A raíz de esa investigación se abrió una causa paralela para determinar qué funcionario público había filtrado información a un integrante de la banda, lo que derivó esta mañana en el allanamiento al fiscal Ponce Asahad.

Torrisi y Díaz fueron imputados el 24 de julio último junto a otras tres personas por una serie de extorsiones a comerciantes legales y emprendedores ilegales, lo que dejó al descubierto la existencia de una red de salas de juego clandestinas.

El exjefe policial, que estuvo al frente de una Unidad Regional de la Policía y está retirado, fue detenido con un sobre que contenía 150.000 pesos durante el allanamiento a un garito en la localidad de Villa Gobernador Gálvez.

Los investigadores creen que participaba de una red de unas 30 salas de juego ilegales que proliferaron desde el cierre del casino “City Center” por la pandemia de coronavirus.

Los fiscales del caso llegaron al comisario mayor retirado a partir del teléfono de “Cachete” Díaz, imputado con prisión preventiva como organizador de una balacera al casino de Rosario que derivó en la muerte de Enrique Encino (64), que había salido a fumar a un balcón de la sala de juegos.

Díaz también está acusado de extorsionar mediante balaceras a miembros del Sindicato de Peones de Taxi de Rosario a nombre de quien sería su jefe, el líder de “Los Monos”, Ariel Máximo “Guille” Cantero, detenido desde diciembre pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *