El “taquillazo retro” está de moda: E.T., Tiburón y Jurassic Park, entre lo más visto en los Estados Unidos

Cuando los historiadores miren atrás a las películas más taquilleras del verano boreal de 2020, quizás sientan que de algún modo entraron en un túnel del tiempo. El segundo fin de semana de julio, Star Wars: Episode V – Empire Strikes Back (El imperio contraataca) volvió a ser número 1 cuatro décadas después de su estreno…

El “taquillazo retro” está de moda: E.T., Tiburón y Jurassic Park, entre lo más visto en los Estados Unidos

Cuando los historiadores miren atrás a las películas más taquilleras del verano boreal de 2020, quizás sientan que de algún modo entraron en un túnel del tiempo. 

El segundo fin de semana de julio, Star Wars: Episode V – Empire Strikes Back (El imperio contraataca) volvió a ser número 1 cuatro décadas después de su estreno original. Ghostbusters (Los cazafantasmas) se impuso el fin de semana feriado por el 4 de julio, día de la Independencia estadounidense, 36 años después de su debut. Y entre el 19 y el 21 de junio, 27 años después de haber liderado la taquilla, Jurassic Park lo hizo de nuevo.

En una pandemia que ha resucitado todo tipo de pasatiempos antiguos, de rompecabezas a los autocines, los taquillazos retro están de moda. Eso, por pura necesidad. Unos mil cines de los Estados Unidos, apenas una sexta parte del total, están actualmente abiertos. Eso incluye unos 300 autocines que, desde que los multicines cerraron en marzo, han recibido a la mayoría de los cinéfilos.

Con todos los grandes estrenos pospuestos hasta nuevo aviso, la asistencia al cine quedó en manos de los clásicos: ahora llegó el momento de E.T.

La nueva vida del ‘Tiburón’ de Steven Spielberg. Estrenada en junio de 1975, el filme una vez más vuelve a convocar la atención del público. (CULTURA UNIVERSAL)

Brian Keasey, un cinéfilo de 44 años de Montrose, Colorado, dice que ha ido al cine todas las semanas de su vida. “Vi Tiburón en pantalla grande. Vi Los cazadores del arca perdida en pantalla grande. Vi mi niñez en pantalla grande”, dice a minutos de ver volver a internarse en la bizarra película de Steven Spielberg.

Así es el cine de verano en los Estados Unidos 2020. Un viaje nostálgico al autocine para una reconfortante reunión con el pasado. Keasey dice que vio tres veces Tiburón -¡tres veces durante esta temporada!-. “Es el taquillazo clásico”, lo define. “Siento que esas películas de los ’70 y ’80 tenían desarrollo de personajes. Ahora es todo 100 por ciento inmediato. Ya no hay espacio para respirar”, compra con mirada crítica y retrospectiva.

Jurassic Park, otro clásico sin fecha de vencimiento, vuelve a generar buenas respuestas en las boleterías. (Universal Pictures/AP)

Entre las cintas del catálogo, Jurassic Park lidera la lista con más de tres millones de dólares en boletos vendidos este verano. Los grandes estudios de cine han declinado reportar sus ventas durante la pandemia. Las cifras, naturalmente, son extremadamente bajas en comparación con los usuales cientos de millones que Hollywood factura una buena temporada de tanques, sagas y spin-offs.

Películas como Tiburón, E.T, The Goonies y Ghostbusters se ubican entre las más atractivas del momento. La escasez de estrenos llevó a éxitos improbables. Una peli de terror de bajo presupuesto como The Wretched’ (Madre oscura), del sello IFC Films, encabezó la taquilla durante siete semanas consecutivas entre mayo y junio, algo sólo comparable con el megaéxito de filmes como Avatar. ¿Cuanto recaudó? Alrededor de 1,8 millones de dólares en 13 semanas, una cifra impresionante para un filme hecho con un puñado de dólares.

El imperio contraataca en las pantallas, y también en la taquilla.

Mission Tiki, un autocine con cuatro pantallas en Montclair, California, a las afueras de Los Angeles, también se convirtió en una especie de epicentro cinematográfico de los Estados Unidos. “Es ridículo esto que está pasando”, sostiene quienes regentean el lugar.

Los resultados de la taquilla de los fines de semana usualmente funcionan como indicadores culturales, similar a los éxitos radiales del Top 40. Sería difícil recordar el verano de 1977 sin mencionar Star Wars. Pero ahora es posible porque la nostalgia nos invadió pandémicamente y la educación sentimental es la melodía que más escuchamos.

Agencia AP

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *