Coronavirus en Argentina: con una avalancha de voluntarios, empiezan a probar la vacuna en el país

Esta semana empiezan las pruebas en el país de la vacuna contra el coronavirus que desarrolla el laboratorio estadounidense Pfizer y la firma alemana BioNTech. Así lo confirmó a Clarín​ Sergio Maldonado, director del Hospital Militar Central, en el que recibirán a los voluntarios.Si bien hay más de 15.000 anotados para sumarse, “del estudio participarán…

Coronavirus en Argentina: con una avalancha de voluntarios, empiezan a probar la vacuna en el país

Esta semana empiezan las pruebas en el país de la vacuna contra el coronavirus que desarrolla el laboratorio estadounidense Pfizer y la firma alemana BioNTech. Así lo confirmó a Clarín Sergio Maldonado, director del Hospital Militar Central, en el que recibirán a los voluntarios.

Si bien hay más de 15.000 anotados para sumarse, “del estudio participarán 4.500 personas de entre 18 y 85 años”, según Maldonado.

En la primera visita al hospital, se les hará diferentes testeos médicos y un hisopado para verificar que no tengan coronavirus.

“La idea es vacunar al voluntario con la primera dosis ese mismo día siempre que se pueda, aunque es algo que van a decidir los investigadores teniendo en cuenta parámetros médicos”, sostiene el director del centro de salud. La segunda dosis será aplicada 21 días más tarde.

“Habrá un grupo que recibirá la vacuna y otro, un placebo”, explica Maldonado, sobre el estudio de fase 3 de la vacuna.

Y asegura que firmaron “un convenio por 30 meses”. “Durante ese lapso se realizará un seguimiento clínico de los voluntarios para evaluar los efectos de la vacuna”, precisa.

Para ello, capacitaron a 400 empleados del Hospital Militar Central Cirujano Mayor Dr. Cosme Argerich, entre médicos, enfermeros y personal administrativo. 

“Habrá una app destinada a monitorear a los que participen del estudios y, además, los pacientes tendrán chequeos presenciales”, aporta el director del hospital sobre la investigación, que tendrá a cargo a nivel local al infectólogo Fernando Polack.

Entre los voluntarios está Graciela, que tiene 71 años y es de Banfield. “Me anotó mi hija para formar parte del estudio. Lo hago porque quiero ayudar, ser útil”, señala en diálogo con este diario.

En su caso, tiene turno para el 28 de agosto. “Ese día me esperan. Hasta el momento, me adelantaron que me va a entrevistar un médico y me van a hacer algunos estudios”, comparte Graciela. “Por ahora, me dijeron que me tienen que sacar sangre y hacer un hisopado”, agrega.

Cuenta que lo primero que le consultaron fue si tenía alguna enfermedad preexistente. “Querían saber si sufrí problemas de presión o cardíacos. También si tuve hepatitis. Me llaman cada cuatro o cinco días y me preguntan cómo me siento y si sigo firme en mi decisión de participar”, detalla.

Mirá también

Mirá también

GS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *