Tras reunirse con el Presidente, Horacio Rodríguez Larreta pone en pausa la mayoría de las nuevas aperturas

El Presidente y el jefe de gobierno porteño se reunieron en Olivos; quedaron en encontrarse nuevamente antes del viernes La Ciudad pondrá en pausa el cronograma de aperturas y flexibilizaciones que tenía previsto. Durante las próximas dos semanas solo se incorporarán algunas pocas actividades deportivas y se dispondrá la apertura de algunos comercios, pero nada…

Tras reunirse con el Presidente, Horacio Rodríguez Larreta pone en pausa la mayoría de las nuevas aperturas

El Presidente y el jefe de gobierno porteño se reunieron en Olivos; quedaron en encontrarse nuevamente antes del viernes

La Ciudad pondrá en pausa

el cronograma de aperturas y flexibilizaciones que tenía previsto.

Durante las próximas dos semanas solo se incorporarán algunas pocas actividades deportivas y se dispondrá la apertura de algunos comercios, pero nada más.

Eso fue lo que resolvieron esta tarde el presidente


Alberto Fernández

y el jefe de gobierno porteño,


Horacio Rodríguez Larreta.

Preocupado por la evolución de la enfermedad, el Presidente le pidió que espere 15 días más para continuar con su plan. Rodríguez Larreta aceptó la solicitud, que está línea con las proyecciones que realizó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós. Es que, según el funcionario en las próximas dos semanas la curva de contagios comenzará caer en la ciudad.

La reunión en la quinta presidencial de Olivos, que duró poco más de 30 minutos, la acordaron el Presidente y el jefe de gobierno porteño en un cruce de mensajes. De hecho, colaboradores cercanos de los dos mandatarios se enteraron minutos antes del encuentro. Después de repasar los últimos números, hablaron de lo que viene y quedaron en volver a reunirse antes del viernes.

Rodríguez Larreta tenía previsto un listado de las aperturas para implementar, donde se destacaban la práctica de deportes individuales como el tenis, el golf o el remo, pero también el permiso para que bares y restaurantes habiliten mesas en veredas y espacios exteriores. Algunas actividades deportivas se habilitarán, pero el resto quedará para la próxima etapa de la cuarentena, la undécima.

En el gobierno porteño sustentan sus expectativas en tres datos: una tasa R0 de contagios estable y muy cercana a 1, un margen en la cantidad de camas generales y de terapia intensiva disponibles, y un tiempo de duplicación del virus (40 días), que supera a muchas localidades que transitan “la nueva normalidad”.

“Vamos a consolidar lo actual. Tenemos que aprender a convivir con el virus. Se sumarán algunas cosas más, pero sin que eso se traduzca en mayor gente en la calle”, aseguró un hombre de confianza de Rodríguez Larreta.

Los datos optimistas que llevó Rodríguez Larreta a la reunión deberán superar no solo la cautela que impera en la Casa Rosada, donde el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, advirtió que no dudarán en “ir para atrás y ser más rígidos” si continúa el aumento de casos, sino también la resistencia mucho más marcada que exhibe el gobierno bonaerense.

“En la ciudad de Buenos Aires hay cada vez más casos y eso hace que (el coronavirus) se distribuya por otros lugares. Mientras en CABA siga creciendo en el Conurbano vamos atrás de ese número”, explicó este lunes el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán. El viceministro Nicolás Kreplak, por su parte, advirtió que “los internados en terapia intensiva por coronavirus ya son más a la suma de todas las otras enfermedades”en los centros de salud del conurbano.


Tras reunirse con el Presidente, Rodríguez Larreta espera encontrarse con Axel Kicillof Fuente: AFP

Rodríguez Larreta deberá vencer la resistencia del gobernador Axel Kicillof, que ayer dijo que es “ridículo” hacer comparaciones entre la situación de la pandemia en la ciudad y la provincia de Buenos Aires. La reunión entre ambos mandatarios aún no tiene fecha.

“La provincia tiene 17 millones de habitantes. Hay una continuidad entre la ciudad y el conurbano. Por cada situación que ocurre en CABA, nosotros tendríamos que tener cuatro veces más de casos por habitante y no los hay. Con Larreta estamos en contacto, porque cruzando la General Paz no hay otro mundo, otro país ni otro idioma. Es la continuidad, es una avenida”, agregó el gobernador bonaerense.

La nueva etapa de la cuarentena, reconocieron cerca del jefe de gobierno porteño, dependerá de una “decisión política” más que del análisis frío de los datos.

Además de los bares, restaurantes y deportes, la Ciudad tenía previsto formalizar el nuevo protocolo para espacios públicos, con demarcatorias en plazas y frente a locales de comida para llevar. Hasta ahora, la reapertura de industrias fue el único punto vigente de la fase 2 del programa de flexibilizaciones: el resto quedó pendiente luego de la reunión tripartita en Olivos.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *