Por el gatillo fácil, imputan a un subcomisario

En las últimas horas de este viernes, el fiscal José Mana imputó al subcomisario Sergio Alejandro González por encubrimiento agravado y omisión del deber de funcionario público en el marco de la investigación por el asesinato de Blas Correas.El funcionario judicial también amplió la imputación contra la oficial ayudante Yamila Florencia Martínez, quien ahora además…

Por el gatillo fácil, imputan a un subcomisario

En las últimas horas de este viernes, el fiscal José Mana imputó al subcomisario Sergio Alejandro González por encubrimiento agravado y omisión del deber de funcionario público en el marco de la investigación por el asesinato de Blas Correas.

El funcionario judicial también amplió la imputación contra la oficial ayudante Yamila Florencia Martínez, quien ahora además de responder por el delito de omisión de los deberes de funcionario público también está acusado de encubrimiento agravado.

Por el momento, ambos continuarán libres, según indicó una fuente judicial.

De esta manera, ya son cinco los policías imputados por este caso: lso cabo primero Lucas Gómez y Javier Alarcón están presos y deben responder por el homicidio de Blas y cuatro intentos de homicidio a sus acompañantes en el auto; mientras que sus duplas Wanda Esquivel y Martínez fueron acusadas de encubrimiento agravado, lo mismo que el subcomisario imputado este viernes. De estos tres últimos policías, Esquivel también permanece detenida.

Más temprano, la fiscalía había ordenado un allanamiento al Sanatorio Aconcagua, donde se secuestró una computadora con el listado de todos los empleados que estaban trabajando durante la madrugada del jueves 6 de este mes, momento en el que dos amigos de Blas llegaron con el joven malherido hasta allí y no lograron que fuera atendido por los médicos.

Fuentes de la fiscalía resaltaron que estos avances en la causa se han logrado gracias al trabajo de los detectives de Investigaciones Criminales. Lo subrayaron porque en un principio hizo ruido en algunos sectores que fueran policías los que investigaran a sus pares. Para el fiscal Mana, esto lejos estuvo de ser un problema para que el expediente continuara creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *