Mar del Plata en la encrucijada: asfixia económica y récord de casos de Covid

Mar del Plata (corresponsal). La ciudad está con los números al rojo vivo. El viernes la cifra de contagios marcó un récord, con 477 nuevas personas en tratamiento por Covid-19, por lo que el registro desde que comenzó la pandemia superó los 11 mil casos. Además, el último parte reveló 19 muertes que no habían…

mar-del-plata-en-la-encrucijada:-asfixia-economica-y-record-de-casos-de-covid

Mar del Plata (corresponsal). La ciudad está con los números al rojo vivo. El viernes la cifra de contagios marcó un récord, con 477 nuevas personas en tratamiento por Covid-19, por lo que el registro desde que comenzó la pandemia superó los 11 mil casos. Además, el último parte reveló 19 muertes que no habían sido informadas por el SISA (Sistema de Información Sanitaria Argentino).

Hay más cifras que revelan un panorama desalentador: el desempleo se disparó y alcanzó en los primeros tres meses de la pandemia el 26%, número que revela 65 mil personas sin trabajo. El índice, del INDEC, duplica la media nacional, es el más alto del país y el más alto que la ciudad haya registrado alguna vez.

Mar del Plata se encuentra en fase 3 desde el 29 de agosto, decisión que tomó el intendente Guillermo Montenegro en la “semana más crítica desde el comienzo de la pandemia”. En principio el retroceso iba a ser por 10 días, para aplacar el nivel de contagios, pero semana a semana el gobierno bonaerense confirma a la ciudad en la misma fase. De argumentos no carece: cuando Montenegro decidió dar marcha atrás, los fallecidos eran 62; el viernes sumaron 191 en total.

El retroceso implicó el cierre de todos los locales gastronómicos, los que habían abierto a partir de decreto impulsado por una comisión de reactivación económica, igual que los gimnasios y natatorios y los locales comerciales que en esos días podían, de acuerdo a su capacidad, atender al público dentro de los locales. Shoppings y galerías están cerrados.

El comercio continúa abierto, pero los clientes pueden llegar hasta la vereda; los gastronómicos funcionan con servicios de delivery y take away, y como ha ocurrido en otras ciudades, con esa sola ecuación sus números no cierran. UTHGRA, el gremio de los gastronómicos, en un piquete en la Costa esta semana reveló que a esta altura por lo menos 100 locales debieron cerrar definitivamente.

Trabajadores gastrónomicos realizaron una protesta esta semana en Mar del Plata. Foto Telam

Los propietarios, los empleados, están desesperados. El viernes, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica pidió a los concejales la aprobación de proyectos que permitan reabrir la gastronomía al aire libre en Mar del Plata. La entidad lo hizo momentos antes de la sesión del concejo deliberante.

“Es mediante el tratamiento de estos proyectos que se podrá comenzar a dar respuesta a las necesidades del sector gastronómico local, que desde hace siete meses se encuentra imposibilitado de realizar las actividades comerciales que fundamentan su existencia, poniendo en peligro miles de fuentes de trabajo y llevando a la quiebra a cientos de pymes locales”, indicaron los empresarios.

Fue una sesión caliente: el concejal de Acción Marplatense Horacio Taccone acusó a otro concejal, del Frente de Todos, Marcos Gutiérrez, de haber roto un acuerdo. “Faltaste a la verdad”, le espetó cuando dijo que no avalaría el proyecto de su bloque.

“Quieren que Acción Marplatense desaparezca. Pero le digo al concejal Gutiérrez que el único modo de que me haga desaparecer es, si tiene testículos, que vaya a comprar una 45 y me pegue un tiro en la frente”. La sesión terminó suspendida, pero finalmente los concejales aprobaron por unanimidad la creación de corredores gastronómicos.

De este modo bares y restaurantes podrían -una vez que Montenegro reglamente y promulgue la ordenanza- funcionar con mesas ubicadas al aire libre, en la calle, en patios y terrazas, al menos hasta el final de la temporada 2021.

El proyecto establece que los horarios y las condiciones estarán “supeditadas a la jerarquía de cada arteria, utilizando como criterio el rol en el sistema de movilidad, las características del entorno y el impacto sobre el tránsito”, e impulsa el acondicionamiento de las calles, los corredores, que por ahora no se sabe si serán peatonalizados. Por supuesto, habla además del respeto a los protocolos sanitarios que correspondan.

Mar del Plata aún en Fase 3 con actividades recreativas y paseos prohibidos. Foto Silvio Estevez

Luego del índice de desempleo abrumador, la comuna está de acuerdo en la necesidad de las aperturas. Pero se encuentra en medio de un dilema: las voces desde el gobierno de Axel Kicillof sugieren todo lo contrario.

El ministro de Salud, Daniel Gollán, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, en la conferencia en que anunciaron la nueva modalidad de registro de los fallecidos, volvieron a mostrarse preocupados por el escenario marplatense, y pidieron “medidas drásticas”.

Gollán entiende que Mar del Plata debería hacer “un esfuerzo muy grande” de tres semanas para tener la perspectiva de un verano mucho mejor. Bianco sostuvo que no se sabe “cómo vamos a llegar a principios de la temporada” y que “la mejor situación sería que tratemos de minimizar la cantidad de casos en los destinos turísticos y eso implicaría dar un pasito atrás en cuanto a la circulación de personas”.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *