Quién fue Rhonda Fleming: la “reina del technicolor” que sobresalió en la era de oro de Hollywood y trabajó con una estrella argentina

Rhonda Fleming, una de las pocas actrices destacadas del Hollywood clásico que quedaba con vida, falleció a los 97 años en el Saint John’s Health Center de Santa Mónica, en California. La noticia fue confirmada este viernes 16 de octubre por su secretaria Carla Sapon a la revista Variety.Con una impactante melena pelirroja y unos fascinantes…

quien-fue-rhonda-fleming:-la-“reina-del-technicolor”-que-sobresalio-en-la-era-de-oro-de-hollywood-y-trabajo-con-una-estrella-argentina

Rhonda Fleming, una de las pocas actrices destacadas del Hollywood clásico que quedaba con vida, falleció a los 97 años en el Saint John’s Health Center de Santa Mónica, en California. La noticia fue confirmada este viernes 16 de octubre por su secretaria Carla Sapon a la revista Variety.

Con una impactante melena pelirroja y unos fascinantes ojos verdes, Fleming, cuya filmografía incluye títulos como Cuéntame tu vida (1945) y Duelo de titanes (1957), fue apodada como “la reina del Technicolor”, un sobrenombre con el que también fue conocida otra pelirroja ilustre de Hollywood como Maureen O’Hara

Ese apodo hacía referencia a que, con la progresiva desaparición del blanco y el negro en el cine, su cabello y sus ojos brillaban en cada una de las escenas en las que aparecía.

Marilyn Louis, ese era su nombre original, no tuvo que viajar muy lejos para triunfar en el cine, ya que nació el 10 de agosto de 1923 en Los Ángeles (EE.UU.). Hija de la modelo y actriz Effie Graham, quien entre 1914 y 1915 protagonizó junto a Al Johnson el musical Dancing Around, y un vendedor de seguros, Fleming fue “descubierta” mientras cursaba la secundaria por el agente de actores Henry Wilson.

Rhonda Fleming, en Hollywood, durante 1981 y a sus 58 años. /Foto AP Photo/Wally Fong

“Es tan raro”, contó Fleming más tarde. “Me frenó cruzando la calle. Me asustó un poco. Yo tenía sólo 16 o 17 años, y me firmó un contrato de siete años sin siquiera haber dado una prueba de pantalla. Fue una historia de Cenicienta, pero eso es algo que podía pasar en esos días”.

Fue el propio Harris quien la rebautizó y la conectó con el productor David O. Selznick, quien le dio un rol en En el viejo Oklahoma (1943), protagonizada por John Wayne, y también logró un papel en When Strangers Marry (1944), con Robert Mitchum como su figura principal. 

Su primer papel importante le llegó poco después, cuando siendo apenas una veinteañera fue dirigida por Alfred Hitchcock en Cuéntame tu vida (1945), que protagonizaron Ingrid Bergman y Gregory Peck. “Hitch me dijo que iba a interpretar a una ninfómana. Recuerdo haber ido rápido a mi casa para buscar en el diccionario el significado de la palabra, y sentirme shockeada”, recordó la actriz alguna vez. 

También cantante y bailarina, dio sus pasos en el Hotel New Tropicana en Las Vegas. /Foto AP Photo/David Smith

De a poco, su carrera fue ganando notoriedad, mientras en su currículum acumulaba títulos destacados de la era de oro de Hollywood como Retorno al pasado (1947), nuevamente junto a Mitchum; la comedia musical Un yanqui en la corte del Rey Arturo (1948), que lideró junto a Bing Crosby; la oscura Mientras Nueva York duerme (1956), de Fritz Lang; y el mencionado western Duelo de titanes (1957), que con Burt Lancaster y Kirk Douglas encabezando el reparto.

En 1953 Fleming encabezó dos filmes en 3-D, Inferno y el musical Those Redheads from Seattle; la experiencia de rodar filmes en tres dimensiones se extendió al año siguiente, cuando compartió el protagónico de El tesoro del Amazonas con el actor argentino Fernando Lamas, quien tres años antes había arribado a Hollywood, donde continuaría su exitosa carrera.

Aunque a comienzos de los ’60 la actriz se declaró “semiretirada”, durante esa década y la siguiente tuvo frecuentes apariciones en la televisión, como estrella invitada de series y programas como The Red Skelton Show, The Best of Broadway, The Investigators, Lluvia de estrellas, The Dick Powell Show, Caravana, El agente Burke, McMillan y esposa, Mujer policía, Kung Fu, Ellery Queen y El crucero del amor, entre otras.

Rhonda Fleming junto a otro gigante del cine, Bob Hope. /Foto AFP PHOTO

Además, en 1958 Fleming dejó registrado su testimonio como cantante en el único LP que grabó, Rhonda (reeditado en 2008 como CD, bajo el título Rhonda Fleming Sings Just For You). Cold Rain, Love Me or Leave Me y I’ve Got You Under My Skin son algunos de los clásicos a los que le dio su voz, con Frank Comstock como director musical.

Además de probar suerte en la televisión, Fleming también actuó sobre las tablas de Broadway y en los espectáculos de Las Vegas, giró con su propio night club, y coronó su extensa trayectoria con apariciones en La bomba que desnuda (1980), con el inolvidable Don Adams, y un papel final en Waiting for the Wind, cerrando un círculo virtuoso artístico junto Robert Mitchum.

Fuera de la actuación, Fleming desarrolló destacó por su labor caritativa a favor de la investigación contra el cáncer, una enfermedad que sufrió su hermana Beverly. Así, a comienzos de los años 90 fundó la clínica Rhonda Fleming Mann dentro del UCLA Medical Center de Los Ángeles.

Rhonda Fleming, quien tenía sus simpatías políticas manifiestamente inclinadas en favor de los republicanos, junto a Richard M. Nixon y el actor George Murphy. /Foto AP Photo

En lo que hace a su ámbito estrictamente personal, la actriz tuvo seis matrimonios, con un resultado final de cuatro divorcios y dos viudeces, la última en 2017, con una descendencia de un hijo, dos nietas, cuatro bisnietos y dos tataranietos. 

Fuente: EFE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *