Mendoza: dos amigas salieron a andar en bicicleta con sus hijos y un conductor borracho causó una tragedia

Lo que iba a ser un paseo en bicicleta de dos madres con sus hijos, terminó en una tragedia. Un conductor de 21 años, que iba borracho, mató a las jóvenes y a una nena de seis años, hija de una de ellas.El accidente que conmociona a Mendoza ocurrió en la noche del lunes en…

mendoza:-dos-amigas-salieron-a-andar-en-bicicleta-con-sus-hijos-y-un-conductor-borracho-causo-una-tragedia

Lo que iba a ser un paseo en bicicleta de dos madres con sus hijos, terminó en una tragedia. Un conductor de 21 años, que iba borracho, mató a las jóvenes y a una nena de seis años, hija de una de ellas.

El accidente que conmociona a Mendoza ocurrió en la noche del lunes en el tranquilo pueblo de Eugenio Bustos, una localidad viñatera del municipio de San Carlos, a 110 kilómetros de la ciudad de Mendoza, en el Valle de Uco. “Es insoportable el dolor. Eran personas sanas y les arrebataron la vida”, dijo Laura, una amiga de las víctimas.

Mariana Daniela Salinas (29) y Romina Alexandra Lazcano (29) eran amigas inseparables. El lunes, iban en bicicleta con sus hijos. Mariana con una nena y un varón; y Romina, con dos nenas. El conductor de un Peugeot 206 atropelló a las tres ciclistas del grupo de seis, porque los otros tres iban más adelante. Murieron las madres y una de las hijas de Romina, Luana Lazcano, de apenas 6 años.

Los ciclistas circulaban por calle San Martín frente al barrio Anhelo de Sol, casi pleno centro de Eugenio Bustos. “Eran personas sanas, salieron a practicar mountain bike con sus hijos. En sus casas los esperaban para cenar y nunca llegaron“, se lamentó la amiga de las mamás atropellada.

Otros tres chicos sufrieron múltiples heridas y fueron derivados a un centro de salud para ser atendidos. Entre ellos, hay otra nena de 9 años que quedó internada, pero fue de peligro.

El conductor abandonó el vehículo y huyó por el interior de una finca, aunque poco después personal policial logró detenerlo en su domicilio, ubicado en el distrito de Tres Esquinas. Fue identificado como Gabriel Paco (21) y sometido a un test de alcoholemia:  tenía 2,26 gramos de alcohol por litro de sangre, cuatro veces más de la cantidad permitida por ley (0,5 gramos). Los testigos coinciden en que Paco “iba a alta velocidad” cuando los atropelló.

En las próximas horas, el  joven será formalmente imputado por homicidio culposo.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *