Acer Swift 3: probamos la notebook con Ryzen 4700U y 12 horas de autonomía

La Acer Swift 3 tiene una pantalla de 14 pulgadas Seguramente recuerdan cuando había que cargar una mochila durante todo el día por el solo hecho de tener que llevar la portátil de un lugar a otro. Claro que la foto no estaría completa si en la mochila o bolso no incluíamos el cargador con…

acer-swift-3:-probamos-la-notebook-con-ryzen-4700u-y-12-horas-de-autonomia

La Acer Swift 3 tiene una pantalla de 14 pulgadas

Seguramente recuerdan cuando había que cargar una mochila durante todo el día por el solo hecho de tener que llevar la portátil de un lugar a otro. Claro que la foto no estaría completa si en la mochila o bolso no incluíamos el cargador con los adaptadores que hicieran falta: 4 horas de batería era el tiempo aproximado que ofrecía una notebook, insuficiente para encarar una jornada de trabajo y olvidar el cargador: un enchufe siempre tenía que estar en la ecuación.

Las portátiles de nueva generación, como la Acer Swift que hemos probado, han solucionado estos problemas pivotando sobre tres ejes: muchas horas de batería, un gran rendimiento del equipo y súper portabilidad. Todo esto, en parte, gracias a la llegada de la nueva generación de procesadores. El equipo ya se vende en Argentina en varias configuraciones; la que probamos aquí tiene un precio que ronda los 220.000 pesos.

Diseño y potencia

La primera sensación al retirar el equipo de la caja es que es sumamente liviano y súper transportable: solo pesa 1,2 kg. Recuerda, en algún punto, a las épocas de las netbooks, equipos que resignaban potencia en pos de ser pequeños y fáciles de llevar. Este último aspecto (que luego veremos en detalle) no describe, claro, las características técnicas de la Swift 3.


La Acer Swift 3 ofrece 12 horas de autonomía

De color plateado y con detalles en aluminio, esta portátil de Acer monta una pantalla IPS de 14″ y resolución Full HD que casi no tiene biseles y aprovecha muy bien todo el frente del equipo con casi 83% de superficie dedicada a la pantalla. Apenas deja lugar en el marco superior para la cámara y en el inferior en donde se destaca (también en color plata) el logo del fabricante.

Despojada de cualquier otro color, la Swift 3 tiene hasta su teclado (que es de muy bajo perfil) en color plateado, que contrasta muy bien con la retroiluminación blanca que viene por defecto y que ilumina todas las teclas.

Junto al teclado encontraremos un generoso touchpad de buen tamaño, y un lector de huellas dactilares para loguearnos en Windows 10 (que viene instalado de fábrica)

Observando los laterales, vemos que la Swift 3 es mas delgada en la parte delantera, engrosando su marco en la parte posterior para incluir los diferentes puertos de conexión. Acer ha pensado en todos los detalles para asegurar la portabilidad extrema del equipo.


Los conectores del lado derecho de la Acer Swift 3

Claro que por adoptar este diseño, la laptop luce algo despojada de puertos: incluye conector HDMI, un puerto USB-C, dos USB 3.2 y salida de audio mediante un jack de 3.5 mm. Estos conectores son mas que suficientes para llevar la notebook cuando necesitamos trabajar fuera de casa; si la usamos como “PC de escritorio” en el hogar, no estaría mal sumarle un Hub USB con mas conectores. Probablemente ocuparemos uno para usar un mouse inalámbrico y otro para sumar un disco externo (dado que el SSD de 320 GB que incluye puede quedar chico).

El procesador y la batería

A la hora de exigirla para trabajar la Swift 3 no te deja a pie. Arranca Windows en 4 segundos (gracias a sus características técnicas y a la unidad de almacenamiento en estado sólido). Incluye un procesador de nueva generación de AMD, El Ryzen 5 4700U de 6 núcleos a 2,38 GHz. (construido en un proceso de 7nm.), con gráficos Radeon y 8 GB de RAM. Con este procesador (y siempre pidiendo un poco mas) quizás 16 GB de RAM hubiesen sido mas acorde. Recordemos que este modelo de procesador de AMD se enfrenta con los Core i7 de Intel.

Acompañando la alta portabilidad de la Swift 3 se encuentra una batería que nos ofreció 12 horas de trabajo sin chistar, lo que hizo que el cargador haya quedado descansando en casa.


El sensor de huellas digitales de la Acer Swift 3

La portátil también incluye Wi-Fi 6, pero no conector RJ45 para conectarnos a una red de forma cableada (se puede sumar uno vía USB).

Al usarla para trabajar, la Swift 3 cumplió con lo esperado: corrió perfectamente todas las aplicaciones del paquete Microsoft 365 y ejecutó en solo 2 segundos aplicaciones de Adobe Creative Suite como Premiere y After Effects. Lo único realmente molesto es la ubicación de las teclas “inicio” y “fin”, que se encuentran pegadas a los cursores laterales, lo que hizo que en más de una oportunidad las presionemos sin querer.

Si bien no es una notebook que apunte al público gamer, probamos el Counter-Strike Global Offensive con gráficos en alta calidad y filtro trilinear de texturas obteniendo excelentes resultados. El juego se desenvolvió muy fluido manteniendo un promedio de 35 fotogramas por segundo.

Al laboratorio

Pasando a un apartado más técnico y poniendo a pruebas el Ryzen 5 4700U de AMD, la notebook obtuvo 2133 puntos en el test de renderizado en Cinebench R20.

En los test de CPU del Performance Test 10 obtuvo un puntaje de 7523. Con gráficos integrados Radeon Vega, en los test gráficos el equipo salió bastante bien parado, manteniendo una media de entre 20 y 30 fotogramas por segundo en los test con las diferentes versiones de DirectX y en resolución Full HD; el resultado fue de 1789 puntos.

En conclusión

La Swift 3 es una excelente opción para llevar y transportar de un lado a otro sin problemas. Sus puntos a favor son muchos: diseño elegante, muy buen rendimiento de batería (que además tiene carga rápida) y destacado desempeño gracias a la nueva generación de procesadores Ryzen 4000 de AMD.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *