Coronavirus: Estados Unidos aprobó el uso de la vacuna de Janssen y Johnson & Johnson

La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos aprobó este sábado la autorización de emergencia de la vacuna contra el coronavirus de Janssen y Johnson & Johnson (J&J). El desarrollo -que fue probado con voluntarios en Argentina- requiere de una sola dosis. La vacuna de J&J se sumará así en Estados Unidos a las…

coronavirus:-estados-unidos-aprobo-el-uso-de-la-vacuna-de-janssen-y-johnson-&-johnson

La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos aprobó este sábado la autorización de emergencia de la vacuna contra el coronavirus de Janssen y Johnson & Johnson (J&J). El desarrollo -que fue probado con voluntarios en Argentina– requiere de una sola dosis.

La vacuna de J&J se sumará así en Estados Unidos a las de Pfizer/BioNTech y Moderna, que están siendo administradas desde finales de diciembre y que han servido para inmunizar a personal sanitario, de emergencias y personas mayores, y ayudará a acelerar la distribución para el resto de la población. Las primeras dosis podrán ser aplicadas en los próximos días, según informó la agencia EFE.

“Vamos a utilizar toda manera concebible para expandir la manufactura de la vacuna – la tercera – para lograr un progreso aún más rápido para llevar las inyecciones a los brazos de los ciudadanos”, había adelantado el viernes el presidente estadounidense, Joe Biden, durante su visita a un centro de vacunación gubernamental en Houston (Texas).

Estados Unidos, el país más golpeado del mundo por la pandemia, registra ya más de 28,5 millones de casos y más de 510.000 fallecidos, según el último recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Las pruebas con la vacuna de J&J han mostrado una efectividad contra el coronavirus del 66%, por debajo del 94/95% de las vacunas ya existentes, pero con una capacidad del 86% para esquivar los casos graves de la enfermedad, hospitalizaciones y muertes, lo que podría ser suficiente para proteger a la población.

A diferencia de otros desarrollos, esta vacuna no requiere las extremas bajas temperaturas, ya que no está basada en ARN mensajero, sino en instrucciones codificadas en una cadena de ADN transmitida a la célula en un adenovirus, una técnica menos expuesta a deterioro.

Estados Unidos ha administrado desde finales de diciembre, cuando se autorizó la primera de las vacunas, más de 68 millones de dosis, con lo que algo más de 1 de cada 5 estadounidenses ya ha sido inmunizados con la primera a las dos dosis requeridas.

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA