Montañista: Emilio murió a causa de una hipotermia aguda

La autopsia practicada al cadáver de Emilio Sella (37) determinó que el montañista cordobés murió de un infarto a causa de una hipotermia aguda.Tras el examen forense, el fiscal a cargo de la investigación en Catamarca autorizó a los familiares y a amigos de Emilio a regresar a Jesús María con el cuerpo, por lo…

La autopsia practicada al cadáver de Emilio Sella (37) determinó que el montañista cordobés murió de un infarto a causa de una hipotermia aguda.

Tras el examen forense, el fiscal a cargo de la investigación en Catamarca autorizó a los familiares y a amigos de Emilio a regresar a Jesús María con el cuerpo, por lo que ayer mismo a la tarde, entre las 16 y las 18, se realizó el sepelio.

Sella perdió la vida a 5.900 metros de altura en el volcán Nevado Ojos del Salado, en la cordillera catamarqueña. Participaba junto con otros cinco andinistas del intento de hacer cumbre allí.

Pero el martes último, cuando el grupo iba a ascender el último tramo, él les dijo que había desistido. Prefirió quedarse a esperarlos en el campamento que habían montado antes de la etapa final.

Cuando horas después sus compañeros regresaron hasta allí, luego de hacer cumbre, lo encontraron ya sin vida.

El viernes a última hora, una patrulla compuesta por siete integrantes del Grupo Especial de Alta Montaña (Geam) de Gendarmería Nacional logró, finalmente, bajar los restos.

La expedición que logró el rescate, 72 horas después de producido el deceso, fue liderada por el sargento ayudante Juan Pablo Núñez y el sargento primero Víctor Ramón Peralta, que operan bajo las órdenes del comandante principal Jorge Aris, líder del destacamento que la fuerza tiene en Tinogasta.

La solicitud de asistencia del Geam había sido realizada por la Fiscalía de Tinogasta. No bien llegó la patrulla, tuvieron que brindar asistencia y suministrar oxígeno al personal policial y de bomberos, que fracasó en el primer intento de rescate, ya que se vio afectado por la altura y las bajas temperaturas que se registran en la zona. Todos ellos mostraban dificultades para respirar.

Luego, se procedió a trasladarlos hasta Cortaderas, ubicado sobre la ruta nacional 60, que se encuentra a unos 100 kilómetros (a siete horas de marcha en vehículo), aproximadamente, de la base del volcán.

La patrulla de rescate de Gendarmería reorganizó, entonces, las actividades, reforzó la patrulla e inició el desplazamiento hasta la base del volcán durante el jueves. Arribó allí en horas de la noche para instalar un vivac y acondicionar el equipo necesario para iniciar el ascenso, al día siguiente, y recuperar y trasladar el cuerpo de Sella.

El viernes, finalmente, los gendarmes acompañados por el guía y tres integrantes de la expedición lograron descender el cuerpo del andinista para su posterior traslado al Hospital Provincial de Fiambalá “Dr. Luis Agote”, donde el personal médico forense del Poder Judicial de la Provincia de Catamarca le practicó la autopsia.

El peritaje forense determinó que Sella murió a causa de una hipotermia aguda que le generó un infarto.

Todos los acompañantes de la expedición en la que estaba Sella ya declararon ante el fiscal Jorge Barros Risatti, quien investigó las eventuales razones del prematuro fallecimiento.

Estos compañeros agregaron, después, que el equipo de Gendarmería de rescate en alta montaña fue con pocos materiales, por lo que ellos debieron prestarle parte de la vestimenta para poder subir y completar la expedición.

También fue necesario que improvisaran una camilla y les llamó la atención que no hubieran llevado los elementos necesarios para trasladar un cadáver, según apuntaron ayer allegados a Sella que viajaron a Catamarca una vez que fueron anoticiados de su deceso.

*Corresponsalía Jesús María

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 7/03/2021 en nuestra edición impresa.