Instituto perdió con Minas y sufrió un duro golpe en Champions League

Todo Instituto sabía que era “la” noche. No podía dejar pasar la oportunidad. No había otra chance. En su búnker, el Ángel Sandrín de tantas jornadas de alegrías, esta vez no pudo ser. Se paró firme, sacó pecho pero complicó sus chances de clasificar a la ronda final, el Súper 8, de la Champions League.…

instituto-perdio-con-minas-y-sufrio-un-duro-golpe-en-champions-league

Todo
Instituto
sabía que era “la” noche. No podía dejar pasar la oportunidad. No había otra chance. En su búnker, el Ángel Sandrín de tantas jornadas de alegrías, esta vez no pudo ser. Se paró firme, sacó pecho pero complicó sus chances de clasificar a la ronda final, el Súper 8, de la Champions League.

La Gloria volvió a casa 380 días después de su último partido y no le sacó provecho. Es cierto que faltaron los hinchas, los empujan al equipo cuando lo necesita, y se notó en el Sandrín la falta de esa fuerza que ayuda  cuando se afronta un cotejo a todo o nada.

El Albirrojo perdió con Minas e Brasil por 88 a 80 y casi se quedó afuera de los ocho mejores que irán por el título en la Champions.

La segunda mitad del elenco conducido por Gustavo Peirone fue muy floja, Minas fue claro dominador y festejó.

El viernes, otra vez en el Sandrín, enfrentará a Flamengo, desde las 19.10. Antes, este jueves a la misma hora, habrá duelo brasileño.

Instituto debe esperar que el jueves no gane Minas; y después deberá vencer al “Fla” para contar con chances de clasificar.

Un comienzo con movimientos ajedrecísticos, mucha tensión y también nerviosismo. Y no podía faltar la humedad en las noches (y tardes) de  Champions.

Ansioso arrancó el equipo de Alta Córdoba sabiendo las obligaciones. Minas se plantó duro para defender su zona y con David Jackson como principal arma ofensiva, se puso al frente 17-10 en 5’40.

Ajustó Instituto la marca y con  los triples del capitán Santiago Scala (3/4 en el cuarto inicial) emparejó el tanteador, y abrió la marca de los brasileños. Ronald Jackson aportó puntos valiosos y la Gloria se quedó con el primer capítulo por 26-25.

En el Albirrojo tuvieron su estreno los refuerzos Leo Lema y Anthony Kent.

Los “lungos” visitantes insistieron con cerrar su zona y complicaron a los internos del elenco cordobés, principalmente a su mejor arma, Néstor Colmenares. Igual, con su experiencia y sus “mañas” se las arregló el venezolano para aportar en ataque.

También apareció Martín Cuello en ofensiva e Instituto alargó a 11 la diferencia: 48-37 con 2’30 por jugar.

Minas se plantó en zona y a la Gloria se le cerró el aro, pero “bancó” en defensa y se fue al descanso al frente por 52 a 41.

El elenco de Belo Horizonte abrió la segunda mitad con un parcial de 6-0, hasta que Scala cortó la sequía con un triple. Pero Minas ya se había metido en partido.

La humedad, cada vez peor, convirtió la cancha en una pista de patinaje. Difícil hacer pie para los dos, la visita le sacó mejor provecho y pasó al frente 63-62 restando 28 segundos. Respondió Cuello con un triple, y lo igualó (65-65) en el cierre el uruguayo Parodi.

Desazón

Minas se llenó de confianza ante un desconcertante Instituto. La visita metió un parcial de 13-4 en menos de 5 minutos del periodo final y se escapó 78-69.

A la Gloria le faltaron respuestas, y la desazón se impuso. Los brasileños, que eran menos (apenas la delegación de Minas) se hicieron sentir más que los albirrojos. Mas armado anímicamente y con mejor juego, la visita ejecutó su plan de juego con tranquilidad y estiró a 9 la diferencia: 82-73 a dos minutos del final.

Del otro lado, en la Gloria todo fue desesperación, más allá que peleó hasta el final con lo que tuvo.

Capitán. Santiago Scala fue el mejor de la Gloria, pero no le alcanzó. (Prensa Instituto)