La esperada vuelta a casa de Instituto

Instituto siempre se hizo fuerte jugando en casa. En el Ángel Sandrín sacó fuerzas para sortear “las difíciles”. Mucho tiempo pasó sin jugar en el búnker de Alta Córdoba. A 380 días de su última presentación, aquella calurosa noche del 9 de marzo de 2002 contra Flamengo por las semifinales de la Basketball Champions League…

la-esperada-vuelta-a-casa-de-instituto


Instituto
siempre se hizo fuerte jugando en casa. En el Ángel Sandrín sacó fuerzas para sortear “las difíciles”. Mucho tiempo pasó sin jugar en el búnker de Alta Córdoba.

A 380 días de su última presentación, aquella calurosa noche del 9 de marzo de 2002 contra Flamengo por las semifinales de la
Basketball Champions League
pasada, la Gloria volvió a jugar en el Sandrín, y otra vez por el certamen continental que tanto atrae a todos los Albirrojos.

Lejos estuvo de parecerse el escenario. Contra el Mengao el año pasado, en el estadio “no cabía un alfiler”. El griterío era infernal. No se podía escuchar al que hablaba al lado, y no se usaba aún la mascarilla.

Frente a Minas, este miércoles, el Sandrín no pareció el Sandrín.

Apenas los “imprescindibles” para jugar un partido decisivo, clave. Los dos equipos, sus cuerpos técnicos, dirigentes, funcionarios de la Federación Internacional (Fiba), colaboradores del club y poco más. Se escuchaba todo, y eso que todos (salvo los jugadores) llevaban puesto el cubreboca.

No más de 40 personas en el Sandrín.

Desde noviembre del año pasado, con la vuelta de la Liga Nacional, Instituto, como el resto de los equipos participantes, jugaron, y lo siguen haciendo, en la Ciudad de Buenos Aires. Y completará la temporada 2020/2021 en la misma sede.

Por la Champions, la Gloria se presentó en Río de Janeiro y en Belo Horizonte.

El regreso a Alta Córdoba se vivió de manera especial en todos los protagonistas. Esperan que sea el golpe anímico definitivo para el resto de la campaña, en el momento más importante de las competiciones.

9 de marzo de 2020. La noche en que había jugado Instituto en su estadio. (Fiba)
Sandrín internacional. El estadio de Instituto por la Champions, pero sin el público. (Prensa Instituto)
Sandrín internacional. El estadio de Instituto por la Champions, pero sin el público.
Todas las precauciones. El Sandrín, bien cuidado. (Prensa Instituto)
9 de marzo de 2020. La noche en que había jugado Instituto en su estadio. (Fiba)