Créditos UVA: les iban a rematar la casa y tras una nota de Clarín, el Banco Nación renegociará la deuda

Después de una reunión de más de cinco horas en la sucursal del Banco Nación de San Rafael, Mendoza, se llegó a un acuerdo para suspender por 180 días el remate de la casa de la familia Macaluso mientras se negocia un plan de pagos. Marcelo Macaluso (45) había recibido el 30 de marzo una notificación…

creditos-uva:-les-iban-a-rematar-la-casa-y-tras-una-nota-de-clarin,-el-banco-nacion-renegociara-la-deuda

Después de una reunión de más de cinco horas en la sucursal del Banco Nación de San Rafael, Mendoza, se llegó a un acuerdo para suspender por 180 días el remate de la casa de la familia Macaluso mientras se negocia un plan de pagos.

Marcelo Macaluso (45) había recibido el 30 de marzo una notificación de ejecución por una deuda que arrastra desde abril de 2019, por un préstamo UVA solicitado en 2017. Había pedido 2 millones de pesos, hoy debe 9 millones y corría peligro de ser desalojado junto a su familia.

Según le había dicho Macaluso a Clarín el último viernes, su situación como propietario estaba en serio riesgo. “Yo pedí un préstamo UVA por 30 años, y pude cumplir con el pago sólo dos años, desde abril de 2019 no abono la cuota porque afronto dificultades económicas. Además, había solicitado otro préstamo personal, en paralelo al UVA, y tuve que elegir entre ambos y dejé de pagar el personal, por lo que desde octubre de 2020 tengo embargado el 30 por ciento de mi sueldo“.

Empleado del Banco ICBC, casado y con cuatro hijos, Macaluso le confesó a este medio su pesimismo de cara a su inminente futuro en su hogar: “Está muy difícil la situación, no creo que pueda salvar la casa, mis hijos ya lo saben y mi mujer está medicada por el disgusto“.

Enterado de su realidad, se comunicó con él Julio Cobos, ex gobernador de Mendoza y ex vicepresidente de la Nación. “Hablamos largo rato, quería saber sobre la situación del posible desalojo, se mostró muy preocupado y tuvo la deferencia de llamar al directorio del Banco Nación“, relató Marcelo.

Para Marcelo Macaluso fue importante el apoyo del ex vicepresidente de la Nación Julio Cobos, “que se interesó por mi situación y se comunicó con el director del Banco Nación”.

¿De esa intermediación de Cobos surgió la reunión? Macaluso cree que sí. En la mañana del lunes, junto a su mujer Mariela y sus dos abogados concurrieron a las oficinas de la gerencia del Banco Nación en San Rafael.

El banco no tiene ningún interés en ejecutar una vivienda, al contrario, busca la manera de llegar a un acuerdo, de consensuar siempre y cuando veamos una intención de pago de parte del deudor“, le responde a Clarín un vocero del Nación.

El banco convocó a Macaluso “para dialogar, fijar un acuerdo y hacer una presentación en conjunto en el tribunal donde él tiene la causa judicial, con el objetivo de solicitarle a la Justicia un período de 180 días de suspensión de las ejecuciones para poder reestructurar la deuda“, hace saber el gerente de comunicación de la institución. Sin bien todavía no se había sellado esa “tregua”, todo indica que ése será el primer paso.

Desde el nacimiento de los créditos hipotecarios UVA, en abril de 2016, “el Banco Nación otorgó 48.623 préstamos, que representan el 45 por ciento del total. Sólo se produjeron reclamos en 129 casos, estadística que habla por sí sola. Y el índice de morosidad es del 0,25%”, informa la institución.

Desde el Nación aseguraron que el banco “siempre estuvo abierto a una negociación con todos los clientes” y que no sólo le importa la rentabilidad sino “los parámetros sociales”.

El banco insiste con su postura: “Tenemos el canal abierto de negociación con el señor Macaluso, como ocurrió en los otros 128 casos, los cuales muchos de ellos ya han cancelado la deuda”.

Una de las medidas que adoptó el Nacion es que “si el UVA supera el 35 por ciento de los ingresos tenemos distintas alternativas para buscar una salida, lo mismo que para las personas que por la pandemia su ingreso resultó nulo: para ellos hay un período de gracia que va de tres a seis meses”, explican. 

Según el vocero del Nación, Macaluso “judicializó su situación pero nunca vino al banco a averiguar sobre algún tipo de negociación, por eso lo invitamos a dialogar este lunes para fijar un acuerdo. Hasta donde sabemos a través de nuestro gerente zonal, esta persona se habría mostrado de acuerdo con la propuesta, que consistiría en que él pueda mantener la vivienda comprometiéndose a un método de pago”.

“Siempre, aún en los peores momentos de la pandemia, el banco estuvo abierto a un diálogo y negociación con todos sus clientes, más allá de los créditos UVA. No es un banco que sólo mide parámetros de rentabilidad sino que también le importan los parámetros sociales“, subraya el vocero, que se encuentra en la ciudad de Buenos Aires.

Los Macaluso están más tranquilos luego de la reunión que Marcelo y su mujer Mariela sostuvieron con las autoridades del Nación, en San Rafael.

Macaluso, por momentos sobrepasado por la lógica tensión de estos días, vuelve a atender a Clarín y cuenta que “ha habido un cambio de actitud desde el banco, mucho más flexible y entendiendo las urgencias personales, al punto de expresar sus intenciones por evitar la ejecución y poder obtener un respiro de unos meses mientras vemos cómo podemos encontrar algunas alternativas, lo cual se agradece“.

Pero, ¿cuáles serían esas “alternativas”? Todavía no hay nada cerrado. “Estamos esperando a que el Gobierno busque alguna salida a partir de la promulgación de una nueva ley de créditos hipotecarios, porque como coincidimos en la reunión con el Banco Nación esto no puede seguir así, es inviable el indicador UVA, no se pueden seguir indexando las cuotas por la inflación que tenemos. Tiene que modificarse por una tasa de interés que se rija, por ejemplo, por el salario”.

En 72 horas cambiaron las urgencias para la familia Macaluso. “De una probable ejecución en una semana o diez días, a un margen de seis meses para pensar en una salvataje. Debo reconocer que me encontré con una postura del banco más conciliadora, que escucha a la otra parte y que nos dejó en claro que no quiere que perdamos la casa. Fue un cambio radical, pero no me sorprendió“, concluyó Macaluso. Desde el Nación no quieren entrar en ninguna polémica, “sólo aclarar las cosas y la postura del banco”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA