Alex Caniggia: el gran provocador de los realities, que cocina mejor de lo que canta

Entre otras cosas, Alex Caniggia es un personaje imprevisible. Cuando se dieron a conocer los nombres de los participantes de MasterChef Celebrity 2 (Telefe), nadie daba dos pesos por su permanencia en el reality. Y hasta pensaban que era un despropósito hacerlo cocinar frente a un jurado de expertos como Donato De Santis, Germán Martitegui…

alex-caniggia:-el-gran-provocador-de-los-realities,-que-cocina-mejor-de-lo-que-canta

Entre otras cosas, Alex Caniggia es un personaje imprevisible. Cuando se dieron a conocer los nombres de los participantes de MasterChef Celebrity 2 (Telefe), nadie daba dos pesos por su permanencia en el reality.

Y hasta pensaban que era un despropósito hacerlo cocinar frente a un jurado de expertos como Donato De Santis, Germán Martitegui y Damián Betular.

Sin embargo, Alexander Dimitri logró ubicarse entre los diez finalistas del programa más visto del año de la televisión argentina, conducido por Santiago Del Moro. E incluso, es uno de los favoritos para más de uno, tanto entre sus compañeros como para el público que sigue el reality gastronómico.

Antes de llegar al ciclo culinario, el hijo de Claudio Caniggia y Mariana Nannis venía de una experiencia caótica y escandalosa en el Cantando 2020 (El Trece), donde luego de un enfrentamiento con el jurado Oscar Mediavilla, insultos mediante, abandonó el certamen.

Algo similar le había pasado cuando estuvo como participante en la temporada 2012 del Bailando por un sueño, donde quedó eliminado en las primeras instancias.

Alex Caniggia. Con uno de sus peinados extravagantes en MasterChef Celebrity 2.

Desde que se sumó a las cocinas de MasterChef Celebrity 2, la gran incógnita era qué platos iba a preparar y, sobre todo, si iba a sostener su actitud irreverente y, a veces, desbocada, frente al jurado y a los otros participantes del programa.

Para sorpresa de muchos, Alexander no solo bajó el perfil acelerado que mostró en realities anteriores y que también despliega en sus redes sociales, sino que, además, demostró que cocina bien.

Si bien no puede con su genio y cada tanto lanza algún exabrupto o un comentario un poco fuera de lugar, Alex acata las críticas y decisiones del jurado, aún cuando no sean las mejores para él. Sin discutir, mechando un chiste o una falsa advertencia, parece haberse adaptado mejor a este formato que a otros previos.

Aunque siempre se muestra muy competitivo y asegura que quiere ser el ganador de esta temporada del reality, se mantiene mesurado y escucha las devoluciones sin hacer escándalo. Su rebeldía, en este caso, se refleja más en las elecciones que hace de sus preparaciones, a veces exóticas y en su look extravagante.

Con el pelo peinado y teñido cual llamarada o con decenas de trencitas de colores, y con sus clásicos anteojos de sol, aún frente a las hornallas, Alex aparentemente está aprendiendo a mostrar otro perfil y de paso, a cocinar.

“No sé cómo lograste este plato, pero está genial”, es una frase que, más de una vez, el influencer recibió de parte de alguno de los jurados, como ocurrió con un sandwich exótico o con el melón grillado que logró impactar a los chefs. “Hago magia”, asegura el mediático a quien se lo ve, por lo general, trabajar bastante tranquilo y prolijo en su mesada.

Y aunque Alex bajó bastante su perfil, no faltan sus frases a veces en otros idiomas, aprendidos durante sus años de residencia en otros países por los traslados de su padre (jugó en distintos clubes de fútbol de Europa). Y otras veces, inentendibles por los neologismos que le gusta inventar.

Más de una vez, con alguna preparación que lo tuvo en la cuerda floja, logró sobreponerse y seguir en carrera, no sin un reto de parte de los jurados, entre otras cosas, porque no quiere probar los platos que cocina o por no leer la receta correspondiente.

“No pruebo el pescado ni loco”, aseguró en una de las emisiones y se justificó diciendo que se había intoxicado de chico y que por eso le había quedado el rechazo.

En 2017, Alex compartió con su hermana melliza, Charlotte, el reality Caniggia libre, donde ambos se mostraban como chicos ricos, rebeldes y gastadores compulsivos. Luego, en 2019, Alexander probó suerte en el reality de supervivencia Resistiré, en Chile, sin demasiada suerte.

Ahora, a pesar de los algunos traspiés en las últimas emisiones, Caniggia mostró una faceta hasta ahora desconocida y hasta sumó fans que antes lo criticaban. ¿Será que encontró su vocación en la gastronomía? ¿ O entró en la era de la madurez?

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA