Brasil confirmó extradición del “Pato” Cabrera a Córdoba

Lo definió la Corte Suprema, por lo que ahora sólo queda coordinar el traslado aéreo.viernes, 7 de mayo de 202117:38El golfista Ángel “el Pato” Cabrera quedó a un paso de ser extraditado a Córdoba donde lo aguarda una celda del penal de Bouwer. Acusado en diferentes causas por violencia de género, el deportista estuvo prófugo…

brasil-confirmo-extradicion-del-“pato”-cabrera-a-cordoba

Lo definió la Corte Suprema, por lo que ahora sólo queda coordinar el traslado aéreo.

viernes, 7 de mayo de 2021

El golfista Ángel “el Pato” Cabrera quedó a un paso de ser extraditado a Córdoba donde lo aguarda una celda del penal de Bouwer. Acusado en diferentes causas por violencia de género, el deportista estuvo prófugo durante seis meses, tras viajar a mediados del año pasado sin permiso judicial hasta Estados Unidos. En enero último fue capturado a poco de haber aterrizado en Río de Janeiro, Brasil. desde entonces, quedó alojado en una cárcel de esa ciudad a la espera de un juicio de extradición que acaba de resolverse.

Este viernes, Interpol le comunicó a la Justicia cordobesa que reclamaba la detención internacional de Cabrera que la Corte Suprema de Brasil dio por finalizado el proceso judicial de extradición y se dictaminó que sea enviado cuanto antes a la Argentina. Ahora, Interpol y Migraciones tienen que coordinar el traslado aéreo, trámite que usualmente es sencillo pero que en estos tiempos de restricciones por la pandemia del coronavirus plantea otros desafíos.

En las últimas horas, una de las denunciantes de Cabrera, su expareja Cecilia Torres Mana presentó una nueva acusación contra Cabrera. Junto al abogado que la representa, Carlos Nayi, aportaron videos en los que el golfista le habría dicho que ella iba a “terminar en el cementerio” si lo denunciaba. Esta nueva causa recayó en la fiscalía ordinaria de Gustavo Dalma, aunque se espera que sea girada al Fuero de Violencia Familiar, donde están radicadas todas las otras causas en contra de Cabrera.

A fines de marzo, y tras la asunción en Argentina de su nuevo abogado defensor, Carlos Hairabedian, Cabrera comenzó a solicitar en Brasil que se acelerara el proceso de extradición. Recluido en una celda ordinaria del penal Plácido de Sá Carvalho, en Jacarepaguá, Río de Janeiro, el golfista manifestó que deseaba ser enviado a Córdoba, donde será conducido directamente a la cárcel de Bouwer, un lugar donde existen condiciones de alojamiento diferenciadas para los internos y donde estará cerca de sus familiares y amigos.

Cabrera había viajado en un vuelo privado desde Córdoba a Houston, Estados Unidos, el pasado 20 de julio. La fiscalía de Violencia Familiar, a cargo de Cristian Griffi, recién se enteró de esto el 14 de agosto, cuando fueron a allanarlo luego de cuatro nuevas denuncias de su exnovia, Cecilia Torres Mana por haber violado la orden de restricción.

Acercarse, llamar por teléfono o enviar un mensaje de celular son algunas de las maneras en las que se viola la restricción judicial que impide el contacto entre dos personas.

Cuando la Justicia cordobesa se dio cuenta de que Cabrera no estaba en su casa, el deportista les respondió a través de su entonces abogado Miguel Gavier que había viajado a Estados Unidos a jugar una serie de torneos internacionales de golf. Y que iba a permanecer varios meses allí. La visa de turista lo habilitaba a permanecer hasta el próximo 21 de enero de 2021.

Griffi pidió entonces su captura internacional. Lo mismo hicieron, días después, la fiscal de la Cámara 2ª del Crimen que va a juzgarlo, Laura Battistelli, y la vocal de ese Tribunal, Mónica Traballini.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) terminó por avalar todas las solicitudes y se libró la captura internacional en contra de Cabrera.

Fuentes de Interpol consultadas por La Voz indicaron que Cabrera llegó a Brasil el 31 de diciembre último en un vuelo privado que aterrizó cerca de la medianoche. O sea, abandonó Estados Unidos antes del plazo máximo que tenía de permanencia por la visa de turista.

No tuvo problemas en pasar los controles de Migraciones porque aún en Brasil no estaba validada la notificación roja en su contra. Para ello, se necesita un trámite previo ante la Corte Suprema local que no se había realizado por la sencilla razón de que nadie se imaginaba que Cabrera hubiera viajado a ese país.

Por ello, el pasado 4 de enero, cuando los agentes de Interpol revisaron las diferentes bases de datos y detectaron que Cabrera ya estaba en Río de Janeiro, comenzaron los trámites para validar la orden de captura internacional.

De manera paralela, un grupo especial comenzó con las tareas para identificar su localización en esa ciudad.

Cabrera fue detectado en un departamento en el lujoso barrio de Leblon, al sur de Río de Janeiro. Sus playas, que continúan a las de Ipanema, son consideradas entre las mejores de esa ciudad. Y el 14 de enero, quedó detenido.

Los pedidos son del fiscal de Violencia Familiar del 1º Turno Cristian Griffi que lo imputó en tres casos por desobediencia a la autoridad (no respetar órdenes de restricción) y dos causas de agresiones a dos exparejas que lo esperan en el juicio que estará a cargo de la jueza Mónica Traballini.

Temas Relacionados