Papeleno piensa invertir más de U$S 700 mil en biodegradables y plástico reciclado

Creció 25 por ciento en bolsas y productos biodegradables comparado con los meses previos a la pandemia. Ahora, abre una nueva unidad de negocios para fabricar caños y madera plástica procesando bidones, envases y silos bolsa. jueves, 10 de junio de 202116:04Papeleno, una pyme cordobesa dedicada a productos biodegradables, tiene planes de inversión por más…

papeleno-piensa-invertir-mas-de-u$s-700-mil-en-biodegradables-y-plastico-reciclado

Creció 25 por ciento en bolsas y productos biodegradables comparado con los meses previos a la pandemia. Ahora, abre una nueva unidad de negocios para fabricar caños y madera plástica procesando bidones, envases y silos bolsa.

jueves, 10 de junio de 2021

Papeleno, una pyme cordobesa dedicada a productos biodegradables, tiene planes de inversión por más de 700 mil dólares, que incluyen responder a la mayor demanda de bolsas, vasos y otros artículos hechos con materiales amigables con el medio ambiente, y además dar otro paso el procesamiento de plástico usado, su nueva unidad de negocios, con la idea de fabricar caños y productos de WPC.

La empresa de la familia Nicolino nació en 1981 en Laboulaye, al sureste de Córdoba, como rebobinadora de papel higiénico. Luego se volcó a la producción de bolsas de plástico convencionales.

En 1998 empezó a fabricar bolsas oxibiodegradables (plástico que se desarma en escamas) y en febrero de 2012 comenzó a utilizar fécula de maíz, entre otros componentes, para producir bolsas, vasos y otros artículos compostables que, una vez enterrados, en 200 días el producto se convierte en abono para la tierra.

Esta línea de negocios, con su marca Non Plastic, entró en empresas como Grido, Starbucks, Laboratorios Andrómaco, Pampa Energía, Aluar, Granix y Herbalife, entre otras.

Actualmente produce 130 toneladas mensuales, 25 por ciento más comparados con los meses previos al inicio de la pandemia. De manera incipiente, comenzó a exportar a Chile, Paraguay y Uruguay, donde coloca por ahora menos del cinco por ciento de su producción.

Además, abrió recientemente una nueva unidad de negocios, Nueva Papeleno, que por ahora procesa algo más de 70 toneladas mensuales de plásticos para reciclaje, entre ellos 20 a 22 mil bidones y envases de productos fitosanitarios y entre 50 y 55 mil kilos de silos bolsa, como fruto de un acuerdo con el Ministerio de Agricultura provincial, para procesar estos materiales.

Federico Nicolino, gerente general de ambas empresas, asegura que por ahora venden este material. Pero el próximo paso es aplicar este insumo para fabricar productos. Con los bidones y envases fitosanitarios la idea es elaborar caños para cloacas. Con otros plásticos utilizados para consumo final, el plan es fabricar WPC o también llamado madera plástica y postes para la actividad agropecuaria, entre otros productos.

“Hay una tendencia global a utilizar cada vez menos productos que son contaminantes y más a materiales de la llamada economía verde. Europa ya avanzó en la eliminación del plástico; en Sudamérica, hicieron lo mismo Uruguay y Chile, y Paraguay está próximo a prohibir el uso del plástico”, explica el empresario.

Inversiones

Aprovechando sinergias entre ambas empresas, incorporaron a finales de 2020 una recicladora; durante este 2021 sumaron dos molinos y tres máquinas y antes de que finalice este año, sumará además una inyectora grande, que permite desarrollar distintos productos con sólo cambiar la matricería.

Papeleno. La planta está ubicada en el Parque Industrial de Laboulaye, al sureste de Córdoba. (Gentileza de Papeleno)

A esto se suma una ampliación. De los 7.000 metros cuadrados que tienen actualmente entre ambas empresas, instaladas en el Parque Industrial de Laboulaye, sumará otros 900 metros cuadrados para Nuevo Papeleno, con destino a la fabricación de productos con plástico reciclado.

En su totalidad, estos proyectos implican una inversión de 700 mil dólares (70 millones de pesos al tipo de cambio oficial) y la incorporación de ocho personas a las 40 que tiene esta pyme.

“Por un lado, permite darle valor agregado a la basura plástica, para volver a meterla en el sistema productivo. Pero además, resuelve un problema a los municipios”, explica el directivo.

De hecho, la firma tiene una planta de acopio en su zona y está buscando sumar otra, para lo cual inició conversaciones con el municipio de Del Campillo, ya que la apuesta es sumar plásticos del límite provincial con La Pampa y San Luis.

De todas maneras, advierte el directivo, estos planes están condicionados a la posibilidad de acceder al financiamiento que ofrecen programas nacionales como el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) y el Fondo de Garantías Argentino (Fogar).

La empresa está confiada, ya que en los próximos días el Parque Industrial Laboulaye recibirá la aprobación final, lo que permitirá acceder a la escritura a las seis empresas instaladas allí. Esto, sumado a las condiciones de la empresa, facilitará el acceso a estos programas.

“Hoy el principal problema de las pymes es el financiamiento. Si no conseguimos estas líneas de financiamiento, la inversión será el 50 por ciento de ese monto”, resalta.

Temas Relacionados