Vacuna del Covid: por qué las dosis de AstraZeneca todavía llegarán de EE.UU. y no de México

El acuerdo comercial entre AstraZeneca y dos laboratorios de Argentina y México sigue sin poder terminar de cuajar, aunque las primeras dosis contra el coronavirus previstas en ese contrato hayan empezado a arribar a Ezeiza. Para el próximo lunes se anunció otro embarque de 934.200 vacunas, pero una vez más la procedencia será de Estados Unidos, según pudo…

vacuna-del-covid:-por-que-las-dosis-de-astrazeneca-todavia-llegaran-de-eeuu.-y-no-de-mexico

El acuerdo comercial entre AstraZeneca y dos laboratorios de Argentina y México sigue sin poder terminar de cuajar, aunque las primeras dosis contra el coronavirus previstas en ese contrato hayan empezado a arribar a Ezeiza. Para el próximo lunes se anunció otro embarque de 934.200 vacunas, pero una vez más la procedencia será de Estados Unidos, según pudo confirmar Clarín de fuentes del Gobierno.

¿Cuál es el inconveniente para que las vacunas cuyo principio activo se fabrica en la Argentina puedan regresar envasadas por el laboratorio mexicano Liomont? Según las fuentes consultadas, “se está trabajando en la logística para la entrega”, con el objetivo de que las vacunas empiecen a llegar directamente de tierra azteca y ya no desde Albuquerque, Estados Unidos.

Fuentes vinculadas al proceso de producción de la vacuna de Oxford dijeron a Clarín que, además del lote de casi un millón de dosis del próximo lunes, podría haber un nuevo cargamento esa misma semana que despegue ya desde México. Esa información aún no fue confirmada oficialmente.

¿Cuántas dosis ha logrado envasar y tener aprobadas el laboratorio Liomont? Un total de 2.120.800. El primer lote de 809.800 dosis fue liberado por la Cofepris (Anmat mexicana) el 28 de mayo; el segundo, de 834.200 dosis, se liberó el último miércoles 9 de junio; y el tercero, de 476.800 dosis, este mismo jueves.

Esa totalidad de vacunas listas para su uso tendrían como destino el consumo doméstico, es decir, dentro del territorio mexicano. Cabe recordar que las autoridades de ese país habían adelantado que la mitad de lo que se produjera en el laboratorio Liomont quedaría para su utilización local y el resto sería distribuido entre los países de Sudamérica que firmaron contratos con AstraZeneca.

Una caja de viales de AstraZeneca terminada en el laboratorio mexicano Liomont. Foto: Reuters

Clarín ya había alertado sobre la eventual lentitud que podía tener el proceso de envasado y formulación de la vacuna de Oxford en Liomont. En una visita guiada y filmada durante el mes de mayo se mostraba lo que parecía un cuello de botella en la inspección manual y ocular en el control de calidad de los viales. Sólo siete personas observaban durante 12 segundos cada frasquito para darle el visto bueno y pasar al siguiente.

Una vez que termina el proceso de envasado, los lotes se dirigen a la Cofepris (Comisión Nacional de Protección de Riesgos Sanitarios), el organismo que tiene que darle aprobación definitiva a las vacunas para que puedan ser comercializadas. México le ha comprado a AstraZeneca 77,4 millones de dosis. Ese país tiene en su portfolio, además, las vacunas Pfizer, Cansino y Sputnik.

Argentina firmó un contrato con AstraZeneca por un total de 22,4 millones. De esa cantidad, a Ezeiza han llegado 843.600 dosis el 24 de mayo y 2.148.600 el 31 del mismo mes. Con las vacunas que arriben el próximo lunes a las 6.40 el país habrá recibido de AstraZeneca un total de 3.926.400 vacunas, esto es casi el doble de las que ha aprobado el ente regulador mexicano.

La Cofepris informó oficialmente que las dosis aprobadas hasta ahora “forman parte de la Política Nacional de Vacunación SARS-CoV-2, para la Prevención de COVID-19 en México y de los biológicos susceptibles de ser enviados a otros países como parte del acuerdo con la empresa”. Habrá que ver qué pasa con la segunda parte de esa afirmación.

El organismo sanitario afirmó también que queda atento a “la recepción de la documentación de la empresa para los lotes subsecuentes”. La Cofepris ha sido un ente muy cuestionado. Según las denuncias, durante años habría sido presa de una red de corrupción. A fines de 2020 el gobierno mexicano anunció un plan para transparentar esa administración.

El plan que no se cumplió

Las demoras en el proceso de envasado del laboratorio Liomont fueron el gran problema que postergó la llegada de vacunas de AstraZeneca a la Argentina. Según se informó, el motivo fue la escasez de insumos para la fabricación de los viales. La producción del principio activo se realiza en el laboratorio Mabxience, de Garín, en el conurbano bonaerense.

Cuando comenzaron a vislumbrarse estas demoras, AstraZeneca le pidió a Mabxience -propiedad del empresario Hugo Sigman- que desviara parte de ese principio activo ya terminado a la planta que la farmacéutica habilitó en Albuquerque, el laboratorio Albany Molecular Research Inc. (AMRI). Fue la alternativa para finalizar el proceso de envasado. El laboratorio británico había firmado el contrato con AMRI en septiembre de 2020.

Eso fue lo que permitió que Argentina, finalmente, empezara a contar antes de que terminara mayo con las dosis prometidas para marzo. Según el cronograma tentativo que figura en el contrato, en julio nuestro país debía completar la recepción del total de las vacunas compradas, algo que a esta altura ya no será posible. Ahora resta que la capacidad de producción de Liomont y los tiempos de la Cofepris cobren ritmo para que el acuerdo original con Argentina pueda consumarse tal como estaba previsto.

PS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA