Cómo será la edición 50 aniversario del debut solista de George Harrison, el primer disco triple de la historia

Grabado y lanzado luego de la disolución de The Beatles en abril de 1970, el emblemático álbum solista de George Harrison, All Things Must Pass, cumplió 50 años y será relanzado el 6 de agosto en una edición de luxe. La edición por el medio siglo contempla 70 pistas en cinco CD u ocho LP que incluyen 42 demos…

como-sera-la-edicion-50-aniversario-del-debut-solista-de-george-harrison,-el-primer-disco-triple-de-la-historia

Grabado y lanzado luego de la disolución de The Beatles en abril de 1970, el emblemático álbum solista de George Harrison, All Things Must Pass, cumplió 50 años y será relanzado el 6 de agosto en una edición de luxe.

La edición por el medio siglo contempla 70 pistas en cinco CD u ocho LP que incluyen 42 demos inéditos, distintas tomas de la sesiones y zapadas de estudio más un libro con apuntes tema por tema, archivo, fotos, rarezas y memorabilia.

El original, con la tapa de Harrison rodeado de enanos de jardín, bien pudo ser leído como una declaración de principios: apareció a poco de la separación de Los Beatles y fue un disco ¡triple!

¿Qué significaba tamaña incontinencia? Probablemente la pregunta correcta sería cuántas de las canciones de All Thing Must Pass en realidad estaban pensadas para su carrera solista, y cuántas quedaron afuera en la consideración de Lennon y McCartney (y por qué no del quinto beatle: George Martin).

Así es la tapa de la nueva edición de “All Things Must Pass”, el primer álbum solista de George Harrison.

El primer paso después del adiós

Producido por el propio Harrison y el desquiciado de Phil Spector (el de la pared de sonido y el de un homicidio que lo mandó lógicamente preso), All Things Must Pass salió a la venta con 23 temas, lo que en ese momento era considerado algo así como una expresión “épica”, “ambiciosa” y “notable”.

Mezcla de reconocida habilidad musical y de una espiritualidad adquirida en los últimos tiempos, el disco trascendió como una celebración de su individualidad.

Tras su publicación, All Things Must Pass recibió, en general, buenas reseñas de la prensa musical.​ El periodista Ben Gerson, de la Rolling Stone, calificó el sonido del álbum como “wagneriano, bruckneriano, la música de la cima de las montañas y los vastos horizontes“.

Es el disco de joyas como I’d Have You Anytime, My Sweet Lord o Isn’t It a Pity, entre varias más. 

“Incluso antes de empezar, sabía que iba a hacer un buen álbum porque tenía muchas canciones y mucha energía. Hacer mi propio álbum después de todo lo vivido, fue un disfrute. Sueño de sueños“, dijo el guitarrista.

Las sesiones de All Things Must Pass comenzaron solo seis semanas después del anuncio de abril de 1970 de la ruptura de The Beatles. Fueron dos días, durante los que quedaron registrados treinta demos en Studio Three en EMI Studios, Abbey Road en St. John’s Wood, Londres.

La primera jornada, el 26 de mayo, Harrison grabó quince canciones con el respaldo de su antiguo compañero de ruta Ringo Starr y su viejo amigo, el bajista Klaus Voormann, comenzando con All Things Must Pass. Al día siguiente, George tocó quince canciones adicionales para el coproductor Phil Spector.

La edición All Things Must Pass Super Deluxe recopila 30 de esos demo, incluidas 26 pistas nunca antes lanzadas oficialmente y varias canciones que no formaron parte del álbum como Cosmic Empire, Going Down To Golders Green, Dehra Dun, Sour Milk Sea y Mother Divine.

George harrison, modelo 1971, a bordo del barco Queen Elizabeth II. Foto AP Photo/PA

El lanzamiento será en múltiples configuraciones físicas y digitales, incluso como 5LP o 3CD Deluxe Edition que empareja el álbum principal con las sesiones descartadas y jams. El álbum principal estará disponible solo como vinilo en color 2CD, 3LP o la edición limitada de 3LP.

Media década de canciones que esperaban salir a la luz

George había estado acumulando material durante casi media década, con una serie de canciones, incluidas Isn’t It A Pity y la canción principal, ensayadas con The Beatles, pero no grabadas por ellos.

Otras canciones pusieron de manifiesto la creciente frustración de Harrison durante los años anteriores, como Wah-Wah, la dramática Beware of Darkness y Run Of The Mill, esta última nombrada por George y Olivia Harrison como una de sus canciones favoritas de todos los tiempos.

En el corazón del álbum había canciones como My Sweet Lord, Awaiting On You All y el apasionado Hear Me Lord, cada una de las cuales personificaba el viaje interior de toda la vida de Harrison.

El primer número 1 de un ex beatle y el amigo Dylan

Un himno entretejido con el canto del mantra Hare Krishna y “aleluya”, My Sweet Lord se transformó en un éxito mundial con el lanzamiento del sencillo de noviembre de 1970, haciendo historia como el primer single en solitario de un ex Beatle en alcanzar el número 1 en el Reino Unido o los Estados Unidos.

Incluido en el Salón de la Fama GRAMMY® en 2014, My Sweet Lord fue incluida entre las “mejores canciones de todos los tiempos” tanto por Rolling Stone como por NME.

La estrecha amistad de Harrison con Bob Dylan engendró dos canciones: la apertura del álbum I’d Have You Anytime fue coescrita con Dylan, mientras que el clásico If Not For You era en ese momento una composición inédita del trovador estadounidense.

George harrison y Bob Dylan, uno de los tantos socios creativos con los que el beatle compartió música a lo largo de su vida. Foto AP Photo

La edición All Things Must Pass Super Deluxe incluye grabaciones inéditas de ambas canciones, así como Nowhere To Go y I Don’t Want To Do It, otra canción original de Dylan que luego grabó George para una banda sonora de 1985, pero que nunca fue registrada por su autor.

Para redondear su idea original, George reunió a una impresionante lista de amigos y compañeros músicos, entre los que, además de Ringo y Voorman, se cuentan Billy Preston, Eric Clapton, Jim Gordon, Mike Gibbons de Badfinger, Peter Frampton, el futuro baterista de Yes Alan White, Dave Mason de Traffic, y el saxo de Bobby Keys.

El primer trabajo solista de Harrison fue además el primer disco triple de la historia. Al simple vista desborda una voluminosa gama de ideas y estilos musicales. Hay rock ‘n’ roll, country, gospel, blues, pop, folk, R&B, música clásica india y canciones devocionales.

Eric Clapton y George Harrison; amistad y química musical, que también se refleja en pasajes de “All Things Must Pass”.

​Las cintas de sesión All Things Must Pass creadas en 1970 incluyen más de veinticinco horas de música en cuarenta y nueve cintas de ocho pistas de 1 pulgada, cuatro cintas de dieciséis pistas de dos pulgadas y cuarenta y cuatro cintas estéreo de un cuarto de pulgada.

Richard Radford, archivero de George Harrison Estate, supervisó la preservación de la colección de cintas, con las cintas estéreo y multipista analógicas originales transferidas a copias de preservación digitales de 192 KHz / 24 bits.

Para la remasterización del 30 aniversario, lanzado en 2001, George escribió una notas sinceras: “Todavía me gustan las canciones del álbum y creo que pueden seguir sobreviviendo al estilo en el que fueron grabadas”.

Y agregó: “Era difícil resistirse a volver a mezclar cada pista”.

El anuncio de Dhani Harrison en su cuenta de Instagram, de la nueva versión de “All Things Must Pass”.

Luego de décadas de un trabajo cuidadosamente elaborado por la familia Harrison, All Things Must Pass 2021 ahora fue completamente remezclado de las cintas originales “para un impresionante conjunto de lanzamientos por el 50 aniversario”, según un comunicado de Universal, compañía discográfica encargada del material.

Producido ejecutivamente por Dhani Harrison, hijo único de George, mezclado por el ingeniero Paul Hicks (Beatles, Rolling Stones, John Lennon), la nueva mezcla transforma “el álbum actualizándolo sonoramente, haciéndolo sonar más brillante, más completo y mejor que nunca”.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA