Viaje a la cabeza de los argentinos: por qué la economía preocupa más que la pandemia

En medio de la segunda ola del Covid, los estudios de opinión pública muestran más temor por la inflación que por la enfermedad. La asimilación del riesgo, la importancia del segmento social que se ocupa y la mala praxis de los gobernantes. domingo, 13 de junio de 202100:09Argentina está inmersa en una segunda ola de…

viaje-a-la-cabeza-de-los-argentinos:-por-que-la-economia-preocupa-mas-que-la-pandemia

En medio de la segunda ola del Covid, los estudios de opinión pública muestran más temor por la inflación que por la enfermedad. La asimilación del riesgo, la importancia del segmento social que se ocupa y la mala praxis de los gobernantes.

domingo, 13 de junio de 2021

Argentina está inmersa en una segunda ola de coronavirus que sacude los cimientos del sistema de salud y que lleva a los gobiernos a volver a restricciones estrictas. El país está afrontando el crecimiento de contagios y de muertes, mientras la vacunación no termina de acelerar. Sin embargo, no es la pandemia lo que más preocupa a los ciudadanos. Es la economía, afirman varias encuestas.

“Lo venimos registrando hace rato”, explica Diego Reynoso, responsable de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública (Espop), de la Universidad de San Andrés. “El año pasado la pandemia fue la principal preocupación, pero después fue cayendo y hoy está desplazada por otras agendas”, agrega.

Según su último estudio, de mayo, es la inflación el tema que más preocupaba a los argentinos (el 42% dijo eso). Recién en el noveno lugar aparece “epidemias y enfermedades” (17%).

Reynoso remarca que el miedo al coronavirus sigue alto. “Pero creo que la gente naturalizó la pandemia. Dice que le preocupa el virus, que es peligroso, pero en el comportamiento no se ve. Y eso queda registrado a nivel de opinión pública”, agrega.

¿Cuánto miedo tiene la gente? El 91% de los encuestados opinan que el coronavirus es “algo” o “muy peligroso”.

Pero ni aun así la pandemia se despega de la economía. Ante la pregunta sobre qué debería priorizar el Gobierno, el 46% dijo que “la prevención del colapso del sistema de salud”; y el 44%, “la apertura para reactivar la economía”.

Lo mismo registró la consultora Synopsis, en su último estudio de mayo: la economía (62%) preocupa más que la pandemia (35%).

El consultor Lucas Romero. (La Voz/Archivo)

En su último trabajo, además, hubo una pregunta directa: “¿Qué tan de acuerdo está con la siguiente frase: ‘Estoy dispuesto a asumir el riesgo de contagio antes que perder mi fuente de ingresos?’”. El 53% dijo que estaba “total o bastante de acuerdo” con eso.

“El análisis político, en este contexto, lo tienen que hacer los psicólogos. Porque son ellos los que pueden entender cómo funciona la cabeza hoy. Y cómo funciona el sujeto político que hay detrás”, dice Lucas Romero, director de Synopsis.

Para graficar este contexto, cita un ejemplo del psicólogo Eduardo Keegan, titular de Psicología Clínica de la UBA: “Si en una toma de rehenes te apuntan con una pistola a la cabeza, lo primero que sentís es un miedo atroz. Pero después de nueve horas, quizá por tu cabeza pase pedirte una pizza porque te dio hambre”.

Romero sostiene que la escena puede servir para entender cómo los individuos asimilaron la situación en Argentina. “Primero, llegó el impacto de la pandemia, pero luego lo asimilamos como un dato de contexto. Y tratamos de seguir viviendo con eso”, dice.

Pero, además, el analista remarca un dato no menor para el análisis: el mayor o el menor nivel de temor tiene que ver con los segmentos económicos que se ocupan, y con una mirada “pequeño burguesa”.

“Los segmentos bajos están acostumbrados a vivir con el riesgo. Para ellos, el riesgo para su salud es mayor que el de los sectores medios y medios-altos. A esas personas, que llevan toda la vida asumiendo esas condiciones, les están diciendo que se cuiden y que no salgan a buscar el trabajo”, analiza. “Es muy difícil que acaten las restricciones”.

Córdoba

Gustavo Córdoba, de Zuban, Córdoba y Asociados, publicó estudios que dicen algo similar. Según su última encuesta, el problema que más preocupa a los cordobeses es la inseguridad (25% señaló eso).

“Hay que pensar en las consecuencias de la pandemia”, explica Córdoba. “Claramente ha significado un quiebre de expectativas y un aumento en la frustración colectiva”.

El consultor Gustavo Córdoba. (José Gabriel Hernández)

A un año de la pandemia, el consultor destaca que hoy “todo el mundo evalúa lo que pasa de acuerdo con su situación individual”, y eso hace que se pierda de vista “al conjunto” de la sociedad.

“Entre los problemas de los cordobeses, medimos que el 45% tienen dimensiones económicas. Esto es consecuencia del impacto de la pandemia en las expectativas de la gente. Después de tanto tiempo, uno lo ve en la vida cotidiana y en el bolsillo”, agrega.

A partir de eso, el consultor dice que hoy reina “una gran incertidumbre” por la “mala praxis de la dirigencia en general, su falta de conocimiento técnico y de preparación” para llevar adelante una buena conducción de lo que está sucediendo.

“Falta una dimensión en la que la sociedad interprete acabadamente los mensajes de los gobiernos sobre las políticas de cuidado y de protocolos”, advierte. “Me refiero a la dimensión que tiene el riesgo al que se está expuesto”.

“Hablo de la incapacidad de los gobiernos de detectar dónde están las vulnerabilidades y construir relatos sobre la base de eso. Por ejemplo, en el comienzo fuimos a un confinamiento estricto en el interior, cuando el problema estaba en Amba. Se excedieron tanto que ahora no parece posible volver a fase 1”, analizó.

Días atrás, Luis D’Allaglio mostró en el Lagarto Show la evolución de la preocupación de los cordobeses. Según los estudios de Delfos (la consultora que más trabaja para el Centro Cívico), a fines de mayo los cordobeses consideraban más importante reactivar a la economía (51%) que preservar la salud (42%).

D’Allagio recordó que la preocupación por el coronavirus, en marzo, había caído a niveles del 10% y que en mayo subió al 21%. Pero la inflación (23%) y la economía (23%) siempre estuvieron por arriba.

“Siempre está el tema económico primero”, remarcó y agregó: “Más allá de que las diferencias no sean tan grandes, es un tema bastante estable en toda la provincia”.

Córdoba no es una excepción. El fenómeno, por ejemplo, puede detectarse en provincias como Mendoza. Allí, Reale Dalla Torre Consultores midió en mayo pasado que al 60% de la gente le preocupaba la economía y al 40%, la pandemia.

La consultora mendocina Martha Reale. (Gentileza Los Andes)

Martha Reale, su directora, hace un análisis relacionado con el impacto de la pandemia y el riesgo del Covid. Dice que la gran mayoría de las personas que se contagian transitan la enfermedad de una manera leve. “Es una minoría la que tiene casos que se complican”, afirma.

“Pero sí es una mayoría la que sufre la situación económica, fundamentalmente porque impacta fuerte en ella la inflación”, asegura.

“Ahí tenés una combinación de una porción de la población que se ha quedado sin trabajo, otra que tiene menos ingresos y otra que los mantuvo, pero a la que cada vez le alcanza menos. Todo ese conjunto, comparado con el porcentaje de la población que se enferma de gravedad, es mucho más significativo”, cierra la mendocina.

Temas Relacionados