Delicada y contenedora: así se la vio a Laurita Fernández en el debut de El club de las divorciadas

Amor no correspondido, suegras entrometidas, sexo sin amor, violencia física y psicológica, aborto y otros tópicos aparecieron en el primer envío de El club de las divorciadas (a las 16, por El Trece). Nueve mujeres y sus historias reales de separación, algunas medianamente resueltas y otras todavía no, son la razón de ser del talk…

delicada-y-contenedora:-asi-se-la-vio-a-laurita-fernandez-en-el-debut-de-el-club-de-las-divorciadas

Amor no correspondido, suegras entrometidas, sexo sin amor, violencia física y psicológica, aborto y otros tópicos aparecieron en el primer envío de El club de las divorciadas (a las 16, por El Trece).

Nueve mujeres y sus historias reales de separación, algunas medianamente resueltas y otras todavía no, son la razón de ser del talk show conducido por Laurita Fernández, que debutó este lunes 14 y llegó a tener un pico de rating de 7,7 puntos, mejorando las mediciones que hacía Corte y confección famosos, que se despidió el viernes.

La propuesta es que las mujeres participen del programa, que les dará contención y ayuda a través de especialistas, hasta que cada una de ellas esté lista para seguir su camino sola: en ese momento su lugar será ocupado por otra mujer (por eso, quienes lo deseen, pueden inscribirse para ocupar los espacios que vayan quedando vacantes).

En un estudio amplio, en el debut se cumplió a rajatabla con los protocolos pandémicos. Prensa El Trece.

Laurita modera, da trato amoroso a las participantes, dispone su escucha atenta, crea expectativa y no esconde su sorpresa frente a historias que le parecen “de novela”: en el centro del estudio, en diálogo con las mujeres y con los panelistas, y mirando cada tanto a cámara, Fernández mantiene su estilo delicado frente a la conducción.

Su tono de voz suave, su atención puesta en todos los frentes y su mano sosteniendo la de alguna participante (por protocolo hay que mantener la distancia, dijo, pero las lágrimas de Daniela la llevaron a acercarse un poco) lograron que, en el primer envío, en un programa con nueve concursantes y tres profesionales expertos -todos ávidos por intervenir-, no superpusieran las voces -salvo en un brevísimo momento- y se respetaran los turnos para hablar.

Tal vez las “fundadoras del club” lleguen a ser amigas entre sí, sugirió Laurita. Y, a pesar del amplio cupo femenino del envío, adelantó que habrá una suerte de derecho a réplica de los involucrados.

El club de las divorciadas dura una hora y este lunes sólo llegaron a presentarse tres historias.

Al comienzo del programa, tanto Laurita como las concursantes bajaron una escalera y se ubicaron en sus lugares. Las participantes se sentaron en una especie de tribuna, pero una silla quedó vacía hasta el final.

La conductora anticipó que la ocuparía una “famosa”, que atraviesa una separación conflictiva y un embarazo. Después de dos historias, entró la modelo Magalí Mora, quien se prepara para ser madre soltera. “Él era muy celoso”, dijo y la relación, que ella definió como “tóxica”, no prosperó.

Los especialistas que fueron presentados y que ya empezaron a acompañar a las mujeres en sus distintas problemáticas son la ya conocida sexóloga Alessandra Rampolla, el psicólogo Gabriel Cartañá y la abogada Viviana Koffman.

Todos opinaron sobre las historias de separación que, una vez más, vienen a demostrar que la realidad supera a la ficción y a veces corre el riesgo de resultar algo inverosímil. “Queremos ayudar”, subrayó Laurita.

En principio, son nueve las participantes que se asociaron a “El club de las divorciadas”. Habrá recambio más adelante.

El club de las divorciadas es una producción de Kuarzo y se propone brindar contención psicológica y legal a las mujeres que decidan hablar de sus vivencias.

El público no se quedará afuera: puede opinar, compartir historias y consultar a los especialistas a través de las redes sociales.

Un talk show que sigue las reglas de su género, con gente común y expertos que intentarán acompañarlos a soltar a su pareja, accionar legalmente, recuperar la autoestima y lograr la empatía de los televidentes entre otros desafíos que las mujeres se propondrán frente a cámara.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA