Un policial argentino que se hace en Nueva York y se ve por teléfono

La pandemia aceleró cambios tecnológicos y abrió, a la fuerza, nuevos caminos para disciplinas que vieron su continuidad en peligro. Así llegaron experimentos teatrales como Intriga en New York, una ficción interactiva por videollamada de WhatsApp que transcurre en la gran ciudad estadounidense. El protagonista es Ronen Suarc, que en 2019 dejó sus trabajos como…

un-policial-argentino-que-se-hace-en-nueva-york-y-se-ve-por-telefono

La pandemia aceleró cambios tecnológicos y abrió, a la fuerza, nuevos caminos para disciplinas que vieron su continuidad en peligro. Así llegaron experimentos teatrales como Intriga en New York, una ficción interactiva por videollamada de WhatsApp que transcurre en la gran ciudad estadounidense.

El protagonista es Ronen Suarc, que en 2019 dejó sus trabajos como conductor y periodista en la Argentina para radicarse en Estados Unidos. Desde ahí, primero en Miami y luego en Nueva York, pasó por E! Entertainment Television, la cadena Telemundo y Club Media News, además de ser corresponsal para medios argentinos. Este año presentó su faceta menos conocida: la de actor.

Cómo es “Intriga en New York”

Ronen Suarc, en “Intriga en New York”.

En Intriga en New York, Ronen Suarc interpreta a un conductor de televisión que se ve envuelto en una comedia policial. Las locaciones son su propio departamento y la nada menos que la ciudad de Nueva York, por la que se va desplazando y mostrando a los espectadores a través de la cámara de su celular.

Durante los 35 minutos que dura la experiencia, el protagonista atraviesa diferentes estados de ánimo, en una mezcla de juego con misterio, paranoia y humor. Siempre, con el espectador como único testigo, y a la vez cómplice, a través del teléfono.

“Hay cierta intimidad, así que primero se genera un clima para que los espectadores entren en código”, cuenta Suarc por videollamada de WhatsApp.

“Después estalla el conflicto y los participantes ayudan a resolverlo en tiempo real. Ellos van modificando la trama con sus intervenciones: como si fuese un libro de Elige tu propia aventura, se van abriendo diferentes líneas argumentales. Todas las funciones son diferentes y nunca se sabe dónde pueden terminar”.

Periodista y actor

Ronen Suarc. Su cara en un teléfono durante “Intriga en New York”.

A la par que desarrollaba su carrera periodística, Suarc estudió teatro con Roxana Randón (madre de Leo Sbaraglia) y Mariano Cabrera. Ya en Nueva York, hizo seminarios en el Stella Adler Studio. En su curriculum actoral tiene actuaciones en la obra Detrás de las palabras, en la serie El Marginal, en Microtheatre (Miami), y en la nueva versión de Betty La Fea, que se grabó en Miami y Nueva York.

Ahora le suma esta experiencia, que forma parte del ciclo Vengan de a uno. “Un día estaba viendo el Instagram de Ezequiel Hara Duck, el director, y vi que hablaba de este formato. Yo ya conocía su trabajo, porque fui espectador de una de sus obras con Whatsapp anteriores, que me voló la cabeza. Mientras transcurría la función yo sentía que quería actuar ahí”.

Entonces Suarc le escribió a Hara Duck, conocido por su trabajo durante nueve años como productor de Sebastián Wainraich en radio Metro, y que hace tiempo viene diseñando producciones que vinculan teatro y tecnología. La propuesta de Ronen fue protagonizar una de estas ficciones desde Nueva York.

El proceso de armado “fue bastante simple”, dice Suarc. “Hara Duck y Victoria Hladilo, la guionista, armaron un guion íntegro para mí y para esta ciudad, de modo que todo se apreciara en la pequeña pantalla del celular. Me contaron los secretos de cómo funcionan estas ficciones, que para ellos son como la fórmula de la Coca-Cola, y empezamos a ensayar”.

Hubo varios conejillos de Indias que participaron de la experiencia sin tener idea de qué se iban a encontrar y luego dieron sus devoluciones para perfeccionar la obra, que se convirtió en una de las más solicitadas del ciclo Vengan de a uno.

El ciclo Vengan de a uno

Ezequiel Hara Duck, director del ciclo Vengan de a uno, ficciones por celular. Foto: Gerardo Dell’Oro

Hay cinco ficciones disponibles para elegir, todas con dirección de Hara Duck y guion de Hladilo, menos La transferencia, una sesión de terapia por videollamada, en la que se conocen los secretos de un desconocido (con Cecilia Cósero y guion de Mateo Chiarino).

En El vecino, un músico (Manuel Vignau) intenta recuperar el amor perdido. En Entrega a domicilio, un artista impulsivo (Leonardo Saggese) se mete en problemas por una serie de malos entendidos luego de revisar el celular de su pareja.

En Casa prestada, una cantante bajo presión (Sabrina Lara) debe resolver una situación límite. Y en Tarea en casa, una mujer (la propia Hladilo) desbordada por un aluvión de clases virtuales comete un descuido que desencadena una pesadilla hogareña.

Intriga en New York es los sábados a las 20. Con cada entrada (tiene un valor de mil pesos) pueden participar hasta tres personas -siempre conocidos entre sí- desde otros tantos teléfonos. Más información en el sitio oficial de Vengan de a uno. Las entradas se consiguen en Alternativa Teatral.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA