Luego del triunfo de Luis Juez en Córdoba, la pelea en Juntos por el Cambio es ver cómo se combinan las listas

“(Mauricio) Macri no es John Lennon y Córdoba no es Liverpool”. “La lista no estuvo bien armada y la campaña se largó tarde”. Mientras los por qué del resultado de la interna cordobesa de Juntos por el Cambio -que consolidó a Luis Juez como candidato a senador y dejó a Mario Negri fuera de la…

luego-del-triunfo-de-luis-juez-en-cordoba,-la-pelea-en-juntos-por-el-cambio-es-ver-como-se-combinan-las-listas

“(Mauricio) Macri no es John Lennon y Córdoba no es Liverpool”. “La lista no estuvo bien armada y la campaña se largó tarde”. Mientras los por qué del resultado de la interna cordobesa de Juntos por el Cambio -que consolidó a Luis Juez como candidato a senador y dejó a Mario Negri fuera de la carrera– todavía están en estudio, la disputa por la unificación de las listas de diputados en esa coalición se avecina con final abierto hasta el escrutinio definitivo.

La clave estará puesta en la distancia de puntos final entre la lista ganadora y la que salió segunda; diferencia que puede hacer que, por ejemplo, Gustavo Santos -el candidato que Mauricio Macri empuja con vistas a la gobernación en 2023- quede tercero o pase directamente al quinto o séptimo lugar.

No es menor considerando que de los 9 diputados que pone en juego Córdoba en esta elección, si se repiten en noviembre los resultados del domingo pasado, JxC podría renovar 6 bancas.

Cada coalición fija sus propias normas a la hora de amalgamar las listas. La única disposición nacional es respetar la Ley de Paridad: varones y mujeres alternados, uno y una.

Juntos por el Cambio en Córdoba planteó un piso del 25 % del total de votos del espacio para que una boleta entre al reparto de escaños.

Con el 99 % de mesas escrutadas, las cuatro listas que compitieron dentro del frente sumaron el 47,55%: 864.380 votos. De ese total, la lista ganadora encabezada por el concejal radical Rodrigo De Loredo y la senadora Laura Rodríguez Machado obtuvo el 58,6 % (506.562 votos), mientras que la de Santos y Soledad Carrizo obtuvo el 35,03% (302.867 votos). Las dos opciones restantes, sumadas, apenas llegaron al 6% y quedaron afuera del reparto.

La disyuntiva que se abre ahora es otra. El frente acordó que si la diferencia entre la lista ganadora y la otra era mayor al 25 % se aplicaba el sistema tradicional de D’Hont, que deja en los primeros lugares a más candidatos de la lista triunfadora.

Pero si la diferencia es menor a ese porcentaje plantearon el sistema de binomios: los dos primeros candidatos de la lista ganadora, seguidos de los dos primeros candidatos de la boleta que perdió la interna. Y del quinto lugar para abajo reparto por D’Hont.

Ahí empieza el debate. Porque si el cálculo entre ambas listas se hace tomando el total de votos del espacio, la diferencia da 23,57% , pero si se hace sobre la suma de los votos que sacaron solo las dos listas en pugna, la diferencia da 25,1 %.

Para algunos eso queda claro en la redacción del reglamento, para otros es una cuestión “interpretativa”. Las conversaciones ya están en marcha pero hay especulaciones de por medio.

“Ayer las urnas han resuelto quienes son los ganadores y quienes los perdedores en Juntos por el Cambio en Córdoba, hoy lunes estamos tendiendo puentes y estableciendo canales de diálogo para lograr la unidad de todos. Córdoba es la cuna de la resistencia al kirchnerismo y vamos a estar unidos para que nuestra provincia siga siendo el orgullo de la defensa de la República”, señaló a Clarín Oscar Agost Carreño, vicepresidente 1ro del Pro local y candidato en la lista de De Loredo.

Lo cierto es que si se aplica D’Hont puro, el orden quedaría para la lista ganadora el primer lugar, el tercero, el cuarto, el sexto y el séptimo. Mientras que Santos se reservaría el segundo, quinto y octavo.

El esquema tentativo sería: De Loredo, Carrizo, Hectór Baldassi, Rodríguez Machado, Santos y Gabriela Brower.

La lista ganadora no quiere apurarse. La otra lista prefiere cerrar ya el sistema de binomios, con presión de sectores nacionales, para evitar que el candidato de Macri quede quinto.

Santos inicialmente iba a ser candidato a senador, quedó fuera de esa carrera y encabezó diputados. Si va quinto tiene chances de entrar, pero más seguro si se aplican los binamios y queda tercero.

Córdoba, enviada especial

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA