Así es el Segue 62 Sport Flybridge: el barco número 1.000

El nuevo Segue 62 Sportfly es un moderno crucero con marcada tendencia deportiva. Cuenta con minifly y techo rígido, combinando así las ventajas de un doble comando con un diseño más deportivo en la zona de proa de la cabina. Este nuevo modelo, denominado Flybridge, es una obra del astillero que dirige Juan Segue y es…

asi-es-el-segue-62-sport-flybridge:-el-barco-numero-1.000

El nuevo Segue 62 Sportfly es un moderno crucero con marcada tendencia deportiva. Cuenta con minifly y techo rígido, combinando así las ventajas de un doble comando con un diseño más deportivo en la zona de proa de la cabina. Este nuevo modelo, denominado Flybridge, es una obra del astillero que dirige Juan Segue y es la evolución directa de la exitosa Segue 58 Sport, de la cual se partió con el concepto. La Sapphire, nombre de esta embarcación probada, es la número mil y forma parte de la nueva línea sport fly en la que el astillero concentra su esencia más deportiva.

Este crucero genera un gran impacto visual, no solo por su llamativo color, sino también por su  perfil agresivo, sinónimo de velocidad, performance y, por sobre todo, confort. Los espacios abiertos son garantía de luz y placer, así como el amplio salón que se caracteriza por dos enormes superficies vidriadas y su hardtop corredizo (único en la versión sport fly), que transforma el salón en un espacio ideal para disfrutar del viento y la luz en plena navegación.

Su minifly totalmente integrado en el diseño y con un sistema muy ingenioso para acceder a él,  permite la posibilidad y comodidad de un segundo puesto de comando, quizás pensado exclusivamente para clientes argentinos, que en su mayoría gustan de gobernar la embarcación desde este lugar. Un fondo desarrollado desde su concepción por el astillero y en conjunto con Volvo Penta, logra aprovechar al máximo la potencia de sus dos motores IPS 950, y otorgarle las altas prestaciones que más adelante detallaremos.

Comodidades

El desarrollo de la cubierta principal da lugar a un muy buen cockpit de popa con asiento en U integrado al sector, lo que genera mucho espacio al aire libre. Por ambas bandas se puede acceder a la zona de popa, donde encontraremos una plancha muy amplia con un sistema hidráulico de elevación y espacio para alojar cómodamente una moto de agua.

A proa se accede por ambas bandas a través de sus pasillos laterales de muy buen espacio. En dicho sector proel, además de toda la maniobra de fondeo, encontramos un sector de solárium donde 6 a 8 personas pueden estar cómodamente pasando el día al aire libre.

Al ingresar al sector interno vamos a encontrar detalles de lujo extremo, con carpintería al mejor nivel y tapizados en telas nacionales e importadas. Los ambientes son amplios y cálidos, pero sin dejar de tener ese aire deportivo distintivo de la gama sport fly.

Entrando desde el cockpit tenemos un salón principal con asientos en U y un mueble en madera, todo integrado con la timonera de gran amplitud. Por la escalera sobre estribor accedemos al sector amplio de cocina, completamente equipada y con muy buena claridad por la gran ventana lateral. También accedemos a toda la zona de camarotes y baños, donde se destaca un gran camarote principal a popa con baño en suite, vestidor y espacio dinette que, junto a una gran ventana, deja ingresar mucha luz y buena vista. Más a proa se encuentra otro camarote doble con baño en suite y, sobre estribor, otro más con dos camas individuales para invitados o niños, enfrentado a un baño más de uso general.

Más detalles

Antes de entrar en los aspectos técnicos de navegación, vamos a destacar algunos elementos de equipamiento que le dan un plus adicional a este barco de casi 20 m de eslora, como ser la planchada sumergible con escalera plegable y peldaños de madera, la base para embarcación auxiliar o moto de agua en planchada, techo de vidrio corredizo, módulo con fabricadora de hielo en cockpit y en la proa solárium con respaldos rebatibles.

Esta unidad probada en el río Paraná de Las Palmas estaba motorizada con dos Volvo Penta IPS de 950 HP de potencia cada uno. Exitoso sistema de propulsión probado en todo el mundo con dos hélices contrarrotativas que miran hacia adelante y sistema de pata con gobierno tipo azimutal. Según el fabricante, esto mejora un 20 % la velocidad, y un 35 % la potencia y rendimiento, además de optimizar el confort, las emisiones y la maniobra gracias a su sistema de gobierno con joystick. 

A 2.500 RPM la velocidad crucero fue de 26 nudos, y a 3.000 RPM llegó a los 34, nada mal para un barco de unos 26.000 kg de peso.  El consumo estimado informado por las computadoras de los motores a velocidad crucero fue de 80 litros por motor. Para concluir, queremos destacar la calidad, el confort y las prestaciones de este 62 Sport Flybridge con el que Segue, después de 46 años, corona la presentación de su barco número mil.

En esta Nota