Juntos por el Cambio: además de opositores, buscarán mostrarse como variante de Gobierno para 2023

Un espacio “amplio, unificado y diverso”, para mostrarse con capacidad para frenar al kirchnerismo y a su vez para proyectar una alternativa de gobierno en 2023. Para la próxima etapa de la campaña, Juntos por el Cambio buscará transmitir algo más que el “Basta” que le dio un buen resultado en las PASO. En este…

juntos-por-el-cambio:-ademas-de-opositores,-buscaran-mostrarse-como-variante-de-gobierno-para-2023

Un espacio “amplio, unificado y diverso”, para mostrarse con capacidad para frenar al kirchnerismo y a su vez para proyectar una alternativa de gobierno en 2023. Para la próxima etapa de la campaña, Juntos por el Cambio buscará transmitir algo más que el “Basta” que le dio un buen resultado en las PASO. En este caso sacará a relucir su costado propositivo y una postura más “ofensiva” en cuanto a iniciativas y objetivos electorales, en contraposición a la estrategia del “Sí” del Frente de Todos.

“Están armando una campaña más vinculada a nosotros que a ellos, evidentemente están un poco perdidos. Nosotros vamos a demostrar que no estamos en el lugar del ‘no’, todo lo contrario”, dijo a Clarín uno de los responsables de la línea discursiva de Juntos por el Cambio, en referencia al “Sí, se puede” de Mauricio Macri en 2019 y los timbreos del PRO, con semejanzas a las reuniones de Alberto Fernández para “escuchar” a vecinos y libreta para anotar.

En los nuevos spots, María Eugenia Vidal empezó a instalar la frase “Yo decido” para cuestionar al Gobierno en materia de Seguridad, Educación y empleo, con una mirada hacia adelante “con los valores esenciales que hacen al progreso” y la necesidad de un “cambio de rumbo hacia el futuro”, según la estrategia trazada en la sede porteña de la calle Uspallata. “Yo decido ser de los millones de argentinos que quieren otra cosa”, cierra el video.

Horacio Rodríguez Larreta resolvió darle un enfoque nacional a la elección en la Ciudad, por la “contribución” al bloque de Diputados de Juntos por el Cambio en el Congreso, a la vez que se propuso dar otra señal de sus aspiraciones hacia 2023 con sus visitas a las provincias. Vidal mantendrá su discurso duro con el Gobierno, por la competencia con Javier Milei por el voto antikirchnerista de la Capital. En esa línea se inscribieron sus palabras sobre ir por la presidencia de la Cámara de Diputados.

En la provincia de Buenos Aires, Juntos por el Cambio lanzó spots de Diego Santilli con Graciela Ocaña y Facundo Manes para escenificar el “ensamble” de los competidores en las PASO, en el intento de retener el porcentaje de la lista encabezada por el neurólogo.

Patricia Bullirich y Alfredo Cornejo, en un acto de campaña en Mendoza.

“Nuestro principal objetivo es consolidar el mensaje de unidad y la marca Juntos como espacio amplio y unificado pero diverso. La segunda etapa va a estar centrada en el ‘para qué’, con el foco en las propuestas, la visión de país y de provincia que queremos”, contaron en el búnker del PRO.

Según los cálculos en ese comando de campaña, el “voto posible” para incrementar de cara a las generales apuntará a casi 900.000 electores, entre unos 350 mil que se ausentaron en las primarias, otros 300 mil que eligieron a candidatos que no superaron el 1,5% y otros que optaron por José Luis Espert y Florencio Randazzo, a los que procurarán atraer.

“La idea es salir de la postura meramente opositora para ir a un carácter propositivo. El 40% de los argentinos nos votaron por una idea de país más saludable, de clase media, con cultura del trabajo, educación. Nosotros abrimos una esperanza ante el derrumbe y la frustración enorme que generó el peronismo”, dijo Patricia Bullrich a este diario.

“Ahora hay que empujar esa esperanza con un correlato institucional, en la próxima etapa vamos a lograr una gobernabilidad que no tuvimos para llevar adelante los cambios que necesita el país”, agregó la titular del PRO desde Mendoza, donde pasó por San Rafael, Malargüe, Alvear y Rivadavia.

Horacio Rodríguez Larreta, en una visita a Formosa.

Como Larreta, Bullrich recorre las provincias en las que se eligen senadores aunque, acaso para diferenciarse, visita en auto varias ciudades más allá de la capital. Además del objetivo de sostener en las generales los resultados de las PASO para quitarle el quórum a Cristina Kirchner en esa Cámara, Juntos por el Cambio procurará “pasar a la ofensiva” con objetivos electorales más ambiciosos, como un pretendido “golpe” en Formosa, el territorio gobernado por Gildo Insfrán y en el que Gabriela Neme bajó su candidatura para concentrar la oferta opositora en el ex juez federal Fernando Carbajal.

En otros distritos la apuesta será “achicar la distancia”, y algunos se entusiasman con la posiblidad de disputar Tucumán, con el foco en los votos de la lista de Osvaldo Jaldo en las PASO. En esa y otras provincias habrá una campaña fuerte para “visibilizar” prácticas de clientelismo a través del “comité jurídico” conformado por abogados de los partidos. En Buenos Aires, analizarán los viajes de egresados “gratis” anunciados por Axel Kicillof.

“Sorprende que el Gobierno haga una campaña del ‘Sí’ cuando su gestión de la pandemia fue ‘No’ para todos menos para los que accedían a privilegios”, contrapusieron en el búnker de Uspallata. La intención será oponer la idea de “progreso” al peronismo, al que buscarán asociar con la “decadencia y la pobreza”.

“Creemos que otra provincia es posible. Donde se premie el esfuerzo y el mérito. Donde se aliente desde el Estado a la inversión, el desarrollo y la producción”, dijo Santilli en esa línea, en una actividad con Elisa Carrió en Mar del Plata.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA