Leo Messi y otra noche brillante en celeste y blanco: “Ojalá esta comunión con la gente dure mucho tiempo”

El día le hizo un guiño a Lionel Messi y él se lució. El 10 de octubre, el día 10 del mes 10, el 10 de la Selección Argentina volvió a hacer del Monumental un lugar para sentirse feliz. Jugó, corrió, metió, tocó, asistió y convirtió. Casi todas le salieron al rosarino. Hasta lo que…

leo-messi-y-otra-noche-brillante-en-celeste-y-blanco:-“ojala-esta-comunion-con-la-gente-dure-mucho-tiempo”

El día le hizo un guiño a Lionel Messi y él se lució. El 10 de octubre, el día 10 del mes 10, el 10 de la Selección Argentina volvió a hacer del Monumental un lugar para sentirse feliz. Jugó, corrió, metió, tocó, asistió y convirtió. Casi todas le salieron al rosarino. Hasta lo que no tuvo intenciones de hacer terminó haciendo. Un pase por arriba para Nicolás González acabó adentro de la red para el 1-0, la entrada de otra noche de menú completo para el equipo de Lionel Scaloni.

“Estamos creciendo mucho en el juego. Estamos teniendo posesiones largas. Era un partido duro y teníamos que ganarlo. Salió todo perfecto”, dijo Messi, que gritó su gol número 80 en 156 encuentros vestido de celeste y blanco sin quererlo. Vio la jugada en su cabeza: se percató de la diagonal de González y buscó asistirlo por el aire, pero el de Fiorentina no alcanzó a tocarla de zurda, eso confundió a Muslera y todo terminó en una celebración sorpresiva para Leo, que el 10/10 llegó a los 699 goles con la número 10 en la espalda, entre la Argentina y el Barcelona.

Messi recibió un reconocimiento por parte de Tapia por haber superado a Pelé. Foto: Juan Manuel Foglia

Y pudo haber alcanzado los 700; no obstante, le faltó ajustar apenas un poco la zurda para definir algunas de las que tuvo en la segunda etapa. De todos modos, lejos estuvo de irse ofuscado. Por el contrario, Lionel se mostró muy conforme por el rendimiento de un equipo que está cada vez más afianzado.

“Uruguay te espera, se repliega y de la nada te hace peligro. Sin hacer nada, Luis (Suárez) tuvo una en el palo y una que sacó Dibu (Martínez). Una vez que hicimos el primero encontramos los espacios, la paciencia y encontramos los goles”, analizó el mejor jugador del mundo, que escuchó a cada rato la ovación por parte de la gente y que al finalizar el 3-0 recibió una plaqueta de la AFA por ser el máximo goleador de selecciones sudamericanas de la historia, récord que le arrebató a un tal Pelé en Septiembre ante Bolivia, noche en la que se volvió a encontrar con los hinchas argentinos y les regaló un hat-trick.

De los 80 goles que ya contabiliza con el escudo de la Asociación del Fútbol Argentino en el pecho, 18 fueron desde afuera del área, como este que le hizo a Uruguay, aunque sin querer queriendo. Y en 24 oportunidades fue el encargado de hacer el 1-0.

“Sabíamos que estos seis puntos los teníamos que agarrar. Dimos el primer pasito y nos queda uno más. Yéndonos con los seis de acá estamos muy bien”, avisó ya pensando en lo que será el próximo choque, este jueves contra Perú en esta misma cancha. Y elogió a Emiliano Martínez: “Tenemos a uno de los mejores arqueros del mundo”.

El capitán, ahora sin las lágrimas de emoción de la vez pasada, le devolvió la caricia a los fanáticos: “Lo de la gente es impresionante. Ojalá esta comunión con la gente dure mucho tiempo”. De 10.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA