Roger Federer saldrá del top 10 por primera vez desde 2017

Alejado de las canchas desde su caída en los cuartos de final de Wimbledon en julio, Roger Federer tiene puesta hoy toda su energía en recuperarse de la tercera operación en su rodilla derecha para volver el próximo año al circuito. Pero aunque la rehabilitación va por buen camino, el suizo comenzó a sufrir las…

roger-federer-saldra-del-top-10-por-primera-vez-desde-2017

Alejado de las canchas desde su caída en los cuartos de final de Wimbledon en julio, Roger Federer tiene puesta hoy toda su energía en recuperarse de la tercera operación en su rodilla derecha para volver el próximo año al circuito. Pero aunque la rehabilitación va por buen camino, el suizo comenzó a sufrir las consecuencias de su poca actividad en las últimas dos temporadas y el próximo lunes dejará de formar parte del top 10 del ranking después de 1.736 días.

El ganador de 20 Grand Slams aparecerá la semana que viene afuera de ese grupo -en el 11° lugar, como mejor posición- debido, además, de los buenos arranques de Casper Ruud y Hubert Hurkacz -su verdugo en Londres- en el Masters 1000 de Indian Wells, en el que es uno de los grandes ausentes.

El primero en superar la línea de Federer gracias a su actuación en el desierto californiano fue el noruego, hoy décimo, quien se metió en los octavos de final con triunfos ante el español Roberto Carballes Baena y el sudafricano Lloyd Harris. Así, quien chocará este miércoles con Diego Schwartzman se aseguró escalar hasta el noveno lugar, dejando al suizo como número diez.

Hurkacz eliminó a Federer en Wimbledon y ahora sentenció su salida del top 10. Foto EFE/EPA/AELTC/Edward Whitaker

Y la victoria de Hurkacz en tercera ronda ante el estadounidense Frances Tiafoe para meterse entre los 16 mejores, garantizó el ascenso del polaco del 12° al décimo puesto y sentenció la salida de Federer de esa elite.

Así, será la primera vez desde principios de 2017 que el helvético no parecerá entre los diez mejores de la ATP. El 16 de enero de ese año, después de perderse la última mitad de 2016 por operarse los meniscos de la rodilla izquierda, apareció en el 17° escalón. En las semanas siguientes, tuvo una brillante actuación en el Abierto de Australia, en el que ganó su 18° Major, y regresó al top 10.

Después de ese retorno, volvió a jugar en un nivel superlativo y hasta llegó a ocupar la cima del ranking durante algunas semanas en 2018. Pero poco después, comenzó el calvario con la lesión de la rodilla derecha, que lo dejó jugar apenas seis torneos en las últimas dos temporadas. 

El año pasado se presentó solo en Melbourne (perdió en semis con Novak Djokovic) y luego aprovechó el parate del circuito por la pandemia (no hubo actividad entre marzo y agosto) para operarse la rodilla.

Volvió en este 2021, pero apenas pudo disputar cinco torneos -Doha, Ginebra, Roland Garros, Halle y Wimbledon- por las molestias que aún sentía en la zona afectada. Y finalmente, a mediados de agosto, anunció que le bajaría el telón a su temporada para someterse a la tercera artroscopía en la rodilla, con la ilusión de regresar en 2022.

A pesar de la poca competencia de 2020, Federer pudo mantenerse entre los mejores del mundo, beneficiado por el sistema especial de ranking que puso en práctica la ATP por el coronavirus, y cerró el año pasado en el quinto lugar. Sin embargo, con el regreso paulatino al viejo formato en este 2021, el suizo fue cediendo terreno.

Pasó de 6.630 puntos en la primera actualización del año a 3.765 en la última, el pasado lunes. Esta semana cederá otros 480: 300 por la final de Indian Wells y otros 180 por los cuartos del de Shanghai (cancelado este año), que consiguió en 2019. Así quedará con 3.285 y bajaría a la 11ª ubicación, aunque podría caer aún más, dependiendo de cómo cierren sus participaciones Schwartzman y otros jugadores que lo siguen de cerca y aún están en carrera en Indian Wells. 

¿Qué pasará en lo que queda del año? El ex número uno perderá más unidades -500 del título en Basilea a fines de octubre y 400 de las semis del Masters de fin de año a principios de noviembre- y podría terminar la temporada en su peor ubicación en mucho tiempo.

Igual, hoy su mayor preocupación está puesta en recuperar la rodilla derecha y volver al ruedo en el circuito. Hace unas semanas, en el marco de la Laver Cup que se jugó en Boston, comentó que la rehabilitación va por buen camino, pero no quiere apurarse.

“Tengo que tomarme mi tiempo. No quiero darme prisa en ninguno de estos puntos. Esto es también para mi vida. Quiero asegurarme de que puedo hacer todo lo que quiero hacer después. No hay prisa, así que ahora estoy en buena posición. Lo peor ya ha pasado”, aseguró.

Y agregó: “Tengo que caminar bien de nuevo, correr adecuadamente y hacer los desplazamientos laterales y todo el trabajo de agilidad. Luego tengo que volver a la pista de tenis. Pero esto va a llevarme unos cuantos meses y veremos cómo van las cosas el año que viene”.

Federer apareció por primera vez en el top 10 del ranking el 20 de mayo de 2002, tras conquistar su primer Masters 1000 en Hamburgo y trepar al octavo lugar. Salió y entró de ese grupo varias veces en los meses siguientes, hasta que el 14 de octubre de ese año ingresó una vez más, en el séptimo lugar, y se mantuvo en esa elite durante más de 14 años, incluidas 237 semanas consecutivas como número uno, récord en la Era Abierta.

El 7 de noviembre de 2016 cayó al 16° lugar producto de la falta de competencia por la lesión en la rodilla izquierda. En aquella oportunidad pudo volver con todo y recuperar su lugar entre los diez mejores, grupo en el que lleva 968 semanas en total, más que ningún otro jugador (Rafael Nadal está segundo con 838 y Jimmy Connors, tercero con 817). ¿Podrá repetir la hazaña en 2022?

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA