San Juan: sancionaron a dos enfermeras por negarse a asistir un aborto y hay polémica

Ante el requerimiento de una médica, dos enfermeras de una clínica sanjuanina se negaron a participar de una interrupción voluntaria de embarazo y por eso fueron sancionadas. Como respuesta, allegados a las trabajadoras de la salud se manifestaron este martes en las puertas del centro médico en cuestión.El hecho ocurrió el pasado 12 de septiembre, en…

san-juan:-sancionaron-a-dos-enfermeras-por-negarse-a-asistir-un-aborto-y-hay-polemica

Ante el requerimiento de una médica, dos enfermeras de una clínica sanjuanina se negaron a participar de una interrupción voluntaria de embarazo y por eso fueron sancionadas. Como respuesta, allegados a las trabajadoras de la salud se manifestaron este martes en las puertas del centro médico en cuestión.

El hecho ocurrió el pasado 12 de septiembre, en una clínica privada del centro de San Juan, adonde una médica iba a realizar una interrupción voluntaria del embarazo (IVE) a su paciente menor de edad.

Según medios locales, la profesional les solicitó a dos enfermeras que la asistieran en la práctica del aborto, pero ambas se negaron. Por la negativa, fueron sancionadas por “abandono de persona”.

Mónica Lobos, abogada de las profesionales en cuestión, expresó en diálogo con el Diario de Cuyo que sus defendidas optaron por apegarse al derecho de objeción de conciencia. Aunque detalló que, más tarde, una de ellas cambió su decisión “por temor a represalias“.

La letrada acusó a la clínica Cimyn, ubicada en Catamarca y Santa Fe de la ciudad de San Juan, de no tener un protocolo para la IVE, y señaló que las enfermeras prestaron su asistencia en todo momento, pero “no querían participar de la práctica abortiva”.

Lobos cuestionó además la demora que hubo desde la clínica para tomar la decisión de sancionar a las dos mujeres y notificarlas. A la abogada le resulta llamativo que el centro de salud no haya actuado con celeridad si consideraba que las enfermeras, con su abandono de persona, pusieron en riesgo a los pacientes.

Las autoridades de la clínica suspendieron por dos días a Victoria Soria, la profesional que participó de la IVE tras una negativa inicial. Mientras que a su compañera, Karen Balmaceda, le aplicaron ocho días de suspensión.

Con pancartas que rezaban consignas como “Respeto a las enfermeras con objeción de conciencia”, “No a la persecución” y “Basta de imposición”, amigos y familiares de las afectadas protestaron frente a la puerta de la clínica.

Habló una de las enfermeras

Balmaceda, la enfermera que recibió la mayor sanción, estuvo presente y manifestó: “Desde junio de 2019, los once enfermeros que formamos parte del equipo de nuestro piso presentamos la objeción de conciencia. La institución no desconocía la situación. Lo sabía”.

Protesta en San Juan en la clínica donde fueron sancionadas dos enfermeras que se negaron a un aborto. / Gentileza Diario Huarpe

Tras su negativa inicial a participar en la IVE, contó Balmaceda, recibieron un llamado de la jefa médica de Guardia, quien les dijo que “sí o sí” tenían que asistir a la médica en la práctica. Entonces, pidieron una reunión, para hacer un descargo, pero nunca tuvieron respuesta.

En principio, explicó, la suspensión iba a ser de 20 días, pero la sanción quedó pendiente hasta que el jueves pasado, cuando se las comunicaron.

“Somos tan profesionales como un médico. La institución alega que nosotras no somos esenciales para la práctica, y en la suspensión recalcan que nosotros nos negamos a asistir al personal medico”, detalló la enfermera Balmaceda. Aunque aclaró: “En ningún momento queda claro que nos negamos a asistir a una práctica como la IVE. No es que nos negamos a asistir a la médica. Es como incoherente decir que no somos esenciales pero sí nos suspenden”.

“Nosotras dejamos claro que jamás abandonamos a la paciente. La controlamos, la medicamos porque presentó un estado febril, la llevamos a realizarse una ecografía, a quirófano. No fue que no la asistimos en ningún momento. No corría riesgo la vida de la paciencia ni se la dejó de atender. Lo que no quisimos asistir fue a la práctica”, argumentó la mujer a la radio sanjuanina La Red de Medios 89.3.

Por último, manifestó que deberían haber convocado enfermeros disponibles para la práctica. “Así como existen médicos no objetores que son los que realizan la práctica, también existen enfermeras no objetoras“, señaló.

​LGP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA