“Tenés que retirarte por tu sobrepeso”: denuncian discriminación en un boliche de Córdoba

“Vos, tenés que retirarte por tu sobrepeso”, fue la desagradable frase que escuchó una joven de 18 años mientras bailaba en un boliche de Córdoba capital que, como consecuencia de ese accionar, fue denunciado por discriminación.El repudiable episodio ocurrió durante el fin de semana largo en “Bartó”, un local bailable ubicado en Barrio Güemes.La chica estaba bailando…

“tenes-que-retirarte-por-tu-sobrepeso”:-denuncian-discriminacion-en-un-boliche-de-cordoba

“Vos, tenés que retirarte por tu sobrepeso”, fue la desagradable frase que escuchó una joven de 18 años mientras bailaba en un boliche de Córdoba capital que, como consecuencia de ese accionar, fue denunciado por discriminación.

El repudiable episodio ocurrió durante el fin de semana largo en “Bartó”, un local bailable ubicado en Barrio Güemes.

La chica estaba bailando el viernes a la madrugada en la pista principal con sus amigas, cuando se acercaron tres guardias de seguridad y le dijeron que tenía que abandonar el lugar.

“Eramos ocho bailando en la pista y, de repente, vinieron tres patovicas y le dijeron solo a ella que se tenía que ir por su sobrepeso y porque ocupaba mucho lugar“, relató una de las amigas de la joven víctima de discriminación.

“Mientras ella lloraba por el trato recibido, los otros patovicas no contestaban y nos daban la espalda. Los policías que estaban afuera tampoco hicieron nada”, contó, indignada, la misma amiga en diálogo con El Doce TV.

Si bien ​la joven agredida aún no hizo la denuncia formal ante el Inadi, posiblemente la haga en las próximas horas, “porque no quiere que le pase lo mismo que le pasó a ella a otra persona”, contó la amiga.

Hasta el momento, nadie de la disco salió a aclarar la situación. En redes sociales, la última publicación del local es la invitación para la noche del próximo sábado 16 de octubre.

La noticia tuvo enseguida una fuerte repercusión en las redes. La militante por el respeto a la diversidad corporal Mar Tarrés fue una de quienes salió a repudiar la actitud del boliche.

“Me dicen que esto ocurrió en Bartó, vayan a darle mucho ‘amor’ a su página. Una vez, un impresentable dijo que soy quilombera por denunciar a los boliches que discriminan, yo le llamaría mejor ‘justiciera'”, escribió Tarrés en una storie de su cuenta de Instagram.

“Si para ellos ser quilombera es luchar por la autoestima y los derechos de las personas gordas, entonces sí soy bien quilombera. Y te invito a que vos también lo seas. #StopGordoFobia”, agregó la influencer.  

En otro posteo, reflexionó: “Lo peor de todo es que la gente flaca no va a dejar de ir a ese lugar. Es más, la página de ayer a hoy subió los seguidores. El finde va a explotar de gente. La cura para la gordofobia sería la empatía de las personas que sí son ‘aptas’ para entrar“.

El posteo en Instagram de Mar Tarrés, contra la discriminación en un boliche de Córdoba.

“No deberían ir más, vayan a otro lugar. Ya que el Estado no hace nada, ustedes ‘los aceptados’ que pueden entrar, hagan historia. Hagan que se fundan los lugares que discriminan. Cuando les falte plata, nos van a dejar pasar a todos sin importar el peso ni el color de piel”, agregó, indignada.

Y cerró: “La gordofobia frustra, avergüenza, baja la autoestima, lleva al suicidio, mata. No es joda. ¿Hasta cuándo no la van a tomar en serio?”. 

A comienzos de año, un hecho similar había ocurrido en Mar del Plata. Fue cuando Sofía Ortiz Andrada, la primera modelo “plus size” de Tucumán no pudo entrar a Bruto Beach por su peso.

“Cuando me di cuenta de lo que estaban haciendo, fui por última vez a hablar con la chica de la boletería, me sentí supermal, con bronca, y ahí se me quebró la voz y me puse a llorar”, le había contado a Clarín en su momento.

​LGP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA