Científicos argentinos hallaron un mecanismo de “envejecimiento molecular” que podría ser clave para combatir al Covid

Investigadores de Argentina y de Alemania lograron describir un mecanismo evolutivo de “envejecimiento molecular” que podría jugar un papel clave en la evolución y aparición de nuevas variantes del coronavirus, y permitiría desarrollar terapias innovadoras para combatir al SARS-CoV-2.Mediante estudios bioinformáticos-evolutivos, bioquímicos y de modelos matemáticos, los científicos lograron describir ese mecanismo que tiene lugar…

cientificos-argentinos-hallaron-un-mecanismo-de-“envejecimiento-molecular”-que-podria-ser-clave-para-combatir-al-covid

Investigadores de Argentina y de Alemania lograron describir un mecanismo evolutivo de “envejecimiento molecular” que podría jugar un papel clave en la evolución y aparición de nuevas variantes del coronavirus, y permitiría desarrollar terapias innovadoras para combatir al SARS-CoV-2.

Mediante estudios bioinformáticos-evolutivos, bioquímicos y de modelos matemáticos, los científicos lograron describir ese mecanismo que tiene lugar en diferentes sitios de una región de la proteína Spike llamada RBD, que es la que se une a los receptores hACE2 de las células humanas para iniciar la infección.

El estudio de esta proteína es clave dado que es el principal blanco de los anticuerpos neutralizantes que bloquean la infección, producidos por el sistema inmune ante la infección con el virus o la inoculación con las vacunas disponibles actualmente.

Esquema del nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Los científicos lograron describir cambios que ocurren a nivel molecular en las proteínas Spike localizadas en la superficie del patógeno.

De acuerdo a los resultados publicados en “Journal of Biological Chemistry”, los investigadores identificaron que el fragmento de la proteína Spike que establece contacto directo con el receptor hACE2 está particularmente enriquecido en sitios que contienen el aminoácido asparagina y que se alteran por una modificación química espontánea llamada “deamidación”.

“Esta reacción ocurre en el lapso de horas a días y cambia la capacidad de unión de Spike al receptor”, explicó Leonardo Alonso, líder del avance e investigador del Instituto de Nanobiotecnología (NANOBIOTEC), que depende del CONICET y de la UBA.

“Si el envejecimiento molecular en esas regiones de la proteína reduce la capacidad de infección del virus, uno pensaría que si ese sitio no resulta beneficioso debería desaparecer durante la evolución. Pero si se mantiene a lo largo del tiempo en ‘generaciones’ de virus es porque una ventaja le otorgan al patógeno en términos de supervivencia y replicación”, afirmó Alonso.

El científico agregó que esos sitios de la proteína Spike tal vez podrían mediar otras funciones relevantes, como desplegar estrategias para evadir el sistema inmune.

“En el último año y medio, todos hemos sido testigos de cómo el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 dio lugar a nuevas variantes con mayor capacidad de infección”, señaló Sebastián Klinke, también autor del estudio e investigador del CONICET en el Instituto Leloir. Y agregó que el envejecimiento molecular “podría tener implicancias claves en la comprensión de la infección viral y el desarrollo de vacunas”.

DD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA