Por una decisión judicial, una mamá influencer ya no podrá mostrar a sus hijas en Instagram

La exposición de los niños en las redes sociales de sus padres es un tema que se puso en discusión en más de una oportunidad. La Justicia de la provincia de Buenos Aires se manifestó al respecto ahora y ordenó a una mamá influencer que deje de mostrar a sus hijas en sus contenidos de…

por-una-decision-judicial,-una-mama-influencer-ya-no-podra-mostrar-a-sus-hijas-en-instagram

La exposición de los niños en las redes sociales de sus padres es un tema que se puso en discusión en más de una oportunidad. La Justicia de la provincia de Buenos Aires se manifestó al respecto ahora y ordenó a una mamá influencer que deje de mostrar a sus hijas en sus contenidos de Instagram.

La decisión de la jueza Sandra Fabiana Veloso, del Juzgado de Familia N°1 de Tigre fue en respuesta a una demanda del padre de las nenas, quien solicitó a su expareja que se abstuviera de “subir, difundir y/o publicar en cualquier plataforma de las redes sociales, información, imágenes, videos, etc.” de sus hijas, “así como también respecto de cualquier elemento que pudiera identificar a alguna de ellas”.

El padre también solicitó a la Justicia que intimara a su ex a que en forma inmediata procediera a bajar de dicho sitio todos los videos en los que aparecen imágenes, videos, recuerdos, carteles y/o información referidas a las niñas.

El hombre argumentó que la mamá de las menores, “sin su consentimiento, y de hecho con su oposición, está difundiendo las imágenes de sus hijas, con un fin comercial, vinculada con su actividad laboral y en procura de un lucro”.

La influencer se dedica a difundir videos relacionados con las reparaciones hogareñas.

En su defensa, la instagramer aclaró frente a la Justicia que sus hijas “son la prioridad de su vida”, que “están a su exclusivo cuidado y es su fin otorgarles la mejor calidad de vida posible, incluso preservándolas de la carencia de recursos en lo que respecta a su cotidianidad”.

También reveló cómo nació la idea de su cuenta en Instagram. Fue en una cena con amigos que se le ocurrió crearla, con el fin de compartir su vida cotidiana y videos de cómo había logrado realizar arreglos en su casa, “dando tips, consejos basados en su propia experiencia, sin ningún fin lucrativo”.

Niños y redes sociales. Foto: Shutterstock

Para su sorpresa, argumentó la mujer en los tribunales, el número de sus seguidores fue creciendo. “Es por eso que muchas marcas le envían sus productos de regalo, sin percibir remuneración alguna ni dinero por ello, al solo efecto de hacer conocer dichos productos”, explicó. También hubo marcas de ropa infantil, de útiles escolares y mochilas que le enviaron sus productos con el mismo fin.

Su expareja, sin embargo, planteó que “la información e imágenes” de sus hijas “tienen claras finalidades de fomentar la actividad comercial de la madre”.

La mujer aseguró que “no existe hecho alguno que fundamente que sus hijas se encuentran en peligro, ni que se atenta contra su seguridad, y menos que existan hechos que lesionan su honor ni dignidad”.

La voz de las nenas

Las publicaciones solo muestran la hermosa relación y el amor que se profesan mutuamente, además de la próspera vida que ella forja día a día para ellas, planteó la instagramer. “No es el caso de publicaciones nocivas, ni ofensivas con intenciones o fines comerciales. Por el contrario, sus publicaciones refieren al orgullo que le da ser madre de estas hermosas hijas, y la intención de compartir su felicidad con quienes la conocen, con absoluta anuencia de sus hijas”, planteó la defensa de la madre, que pidió que se rechazara la pretensión del padre de las nenas.

La (sobre) exposición de sus hijos en redes sociales por familiares, amigos u otras personas cercanas es un tema de debate. Foto: Shutterstock.

La jueza solicitó que se convocara a las nenas para expresen cuál es su opinión y sentir sobre el tema.

En su fallo, Veloso consigna que las chicas fueron “debidamente escuchadas y se han podido expresar con total soltura y libertad”. Y expresaron “no sentirse muy a gusto con sacarse fotos para el Instagram.

“Más allá de las propias expresiones utilizadas por cada una de ellas, lo más importante que las menores pudieron transmitir en forma clara y precisa ha sido que quieren que sus papás dejen de pelear todo el tiempo”, escribió la jueza en el fallo.

La jueza expresó que aunque “es habitual que los progenitores publiquen fotos de sus hijos”, hay que tener en cuenta que no es lo mismo que estas sean compartidas con familiares y amigos, a que sean compartidas “con una cantidad de seguidores tan numerosa como los que posee la cuenta de la demandada, que implica una mayor exposición de las niñas”.

Por ello, la jueza Veloso instó a “hacer lugar parcialmente a la medida cautelar peticionada”, y ordenar a la demandada que “se abstenga de publicar fotos y videos de sus hijas en su cuenta de Instagram”, y a su vez ordenó “la prohibición de hacer referencia a las causas judiciales que se encuentran en trámite”.

LGP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA