Facebook le dio mucha más importancia al emoji enojado que al “me gusta”: así alentó el discurso de odio

Una serie de informes internos revelaron que Facebook ajustó su algoritmo para hacer que las reacciones, incluida la ira, sean cinco veces más importantes que los “me gusta”. La compañía realizó este cambio en su algoritmo, dando reacciones de emoji cinco veces el peso de los me gusta en 2017, según publicó esta semana The…

facebook-le-dio-mucha-mas-importancia-al-emoji-enojado-que-al-“me-gusta”:-asi-alento-el-discurso-de-odio

Una serie de informes internos revelaron que Facebook ajustó su algoritmo para hacer que las reacciones, incluida la ira, sean cinco veces más importantes que los “me gusta”.

La compañía realizó este cambio en su algoritmo, dando reacciones de emoji cinco veces el peso de los me gusta en 2017, según publicó esta semana The Washington Post. La idea era impulsar el contenido que provocara el compromiso y la interacción de los usuarios, pero “los propios investigadores de Facebook se apresuraron a sospechar una falla crítica“, escribió el Post.

Como advirtió un miembro del personal, esto podría conducir a una “proporción más alta de contenido controvertido que agradable” en las noticias de los usuarios, abriendo “la puerta a más spam, abuso, clickbait [notas engañosas] inadvertidamente”.

Los científicos de datos de Facebook en 2019 determinaron que las publicaciones que obtienen emojis enojados tenían más probabilidades de incluir información errónea, toxicidad y noticias de baja calidad, lo que significa que “Facebook durante tres años amplió sistemáticamente algunos de los peores vicios de su plataforma, haciéndolo más prominente en los feeds de los usuarios”, escribe el Post.

Facebook introdujo las reacciones en 2015. Foto: AP

En 2018, según los informes, Facebook redujo el peso del emoji de ira a cuatro veces el de los me gusta. La compañía finalmente le dio al emoji de ira un peso de cero, que sigue teniendo hoy, mientras que los emojis de “amor” y “tristeza” se convirtieron en dos me gusta.

Este fue el último informe de una serie de documentos proporcionados al Congreso por la ex empleada de Facebook Frances Haugen, quien ha acusado a Facebook de priorizar las ganancias sobre la seguridad de los usuarios.

Seguimos trabajando para comprender qué contenido crea experiencias negativas, para que podamos reducir su distribución”, incluido “el contenido que tiene una cantidad desproporcionada de reacciones de enojo”, dijo un vocero de Facebook al Washington Post.

La desinformación, en el centro de la polémica

Las reacciones de los usuarios favorecen la propagación de fake news. Foto AFP

No sólo Facebook estimuló el discurso de odio y las reacciones negativas con su trato prioritario a las reacciones: en marzo, cuando en las redes sociales abundaban las denuncias de que las vacunas contra el Covid 19 eran inefectivas y hasta peligrosas, socavando los esfuerzos por contener el virus, algunos empleados de Facebook creyeron haber encontrado una forma de ayudar.

Si se modificaba los parámetros para catalogar las publicaciones sobre las vacunas, se podía limitar la cantidad de información engañosa que veía la gente y ofrecer a los usuarios contenido de fuentes legítimas como la Organización Mundial de la Salud.

“A la luz de los resultados, supongo que trataremos de hacerlo lo más rápidamente posible”, escribió un empleado de Facebook en marzo, en respuesta a un informe interno sobre el estudio que habían hecho.

Facebook, según muestran los informes, ignoró las recomendaciones del estudio. Y recién en abril hizo algunos cambios.

Cuando otro investigador de Facebook planteó en marzo que se desactivasen los comentarios sobre las publicaciones en torno a las vacunas hasta que la plataforma encontrase la forma de manejar mejor ese contenido, la propuesta fue también ignorada.

Hay quienes dicen que Facebook tardó en reaccionar porque temía que cualquier medida que tomase afectaría sus ganancias.

Sucede que la desinformación y el discurso de odio generan muchas interacciones y esto impacta directamente en las ganancias de la empresa.

Mientras tanto, exempleados siguen dando a conocer detalles que ponen contra las cuerdas a Mark Zuckerberg, aunque no a las ganancias de la compañía.

El reporte anual: más usuarios y dinero

Mark Zuckerberg respondió desde el informe anual. Foto Reuters

El lunes se conocieron los resultados de la compañía en medio de la que puede ser la mayor crisis en los 17 años de historia del gigante de las redes sociales.

Pero pese al intenso escrutinio que está recibiendo por parte de la prensa y los políticos, Facebook sigue ganando usuarios y disparando sus beneficios, que en los primeros nueve meses del año subieron un 62% con respecto al mismo período de 2020.

Facebook reportó 29 mil millones de dólares en ingresos para los tres meses terminados en septiembre, un 35% más que en el mismo período del año anterior.

La compañía registró casi 9.2 mil millones en ganancias, un 17% más que el año anterior.

La cantidad de personas que utilizan la familia de aplicaciones de Facebook creció un 12% año tras año, a casi 3.600 millones durante el trimestre.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA