Marcelo Weigandt cambió de idea, aceptó el consejo de los médicos de Boca y decidió operarse

Lo pensó una y mil veces. Lo charló con la familia y lo consultó con la almohada. Hasta que este martes por la noche, después de realizar dos interconsultas con especialistas, se terminó de decidir. Finalmente, Marcelo Weigandt aceptó pasar por el quirófano y en las próximas horas se operará de una luxación en el…

marcelo-weigandt-cambio-de-idea,-acepto-el-consejo-de-los-medicos-de-boca-y-decidio-operarse

Lo pensó una y mil veces. Lo charló con la familia y lo consultó con la almohada. Hasta que este martes por la noche, después de realizar dos interconsultas con especialistas, se terminó de decidir. Finalmente, Marcelo Weigandt aceptó pasar por el quirófano y en las próximas horas se operará de una luxación en el hombro derecho que sufrió el domingo pasado ante Vélez en Liniers. El lateral de Boca publicó un posteo en su cuenta de Instagram en el que agradece el apoyo recibido en estas horas y confirma que estará entre cuatro y ocho meses alejado de las canchas.

“Quiero agradecer todos los llamados y mensajes que he recibido, y también agradecer al club, a sus autoridades, cuerpo técnico y compañeros, y destacar el acompañamiento del departamento médico del club que me dio atención, dedicación y contención, y que me explicó para que yo pueda interpretar que, de seguir jugando con esta lesión, se podría empeorar el cuadro y no sería beneficioso para nadie”, arrancó explicando el defensor, quien de entrada prefería no operarse para volver a jugar en un mes y no tener que encarar una recuperación tan larga, aun con el riesgo de volver a lesionarse.

“En un primer momento, al sentirme bien, me traicionaron las ganas de jugar en el equipo de mis amores y pensé más con el corazón que con la cabeza. Hoy, después de haber hablado con los médicos del club que me vio crecer y en los que confió plenamente, voy a someterme a los que ellos crean necesario para volver en plenitud lo antes posible a dejar la vida en cada partido”, completó el Chelo, uno de los jugadores favoritos de la hinchada.

El martes por la mañana, Ruben Argemi, cabeza del departamento médico de Boca, había expresado en diálogo con ESPN que su recomendación era que Weigandt sea intervenido cuanto antes, ya que en caso de seguir jugando “el hombro se le iba a seguir saliendo de lugar y el cuadro podía empeorar”. Finalmente, el Chelo escuchó a cada uno de los doctores con los que habló y dio el sí para operarse en estos días.

Weigandt venía siendo uno de los puntos más altos del Boca de Battaglia. La convocatoria (y posterior lesión) del peruano Advíncula le abrieron las puertas del equipo y el defensor no dejó pasar la oportunidad. Fue titular en todos los partidos, le metió un gol a Lanús y le cometieron dos penales. Ahora, se perderá lo que resta del campeonato, la pretemporada y los primeros meses de competencia del 2022.

“¡Vamos Boca!”, cerró su mensaje Weigandt, aún dolido por la noticia, pero tranquilo con su decisión.

Marcelo Weigandt al lesionarse ante Vélez (Juan Manuel Foglia).

La situación de Advíncula

El peruano se desgarró el 12 de octubre y se le habían diagnosticado tres semanas de recuperación. Por eso, a no ser que exponga una mejora anticipada, es difícil que esté para reemplazar al Chelo en el match ante Gimnasia, del próximo sábado en la Bombonera.

Boca esperará la recuperación de Luis Advíncula, reemplazante natural de Weigandt.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA