Una película inspirada en Maradona representará a Italia en los Premios Oscar

Diego Maradona nunca dejará de ser noticia. Mientras el jueves 28 de octubre se estrenará su serie biográfica, Maradona: Sueño bendito, Italia seleccionó una película inspirada en él como representante en la preselección de la categoría Película Internacional para la 94ta edición de los Oscar. Se trata de Fue la mano de Dios, de Paolo Sorrentino.Nacido en…

una-pelicula-inspirada-en-maradona-representara-a-italia-en-los-premios-oscar

Diego Maradona nunca dejará de ser noticia. Mientras el jueves 28 de octubre se estrenará su serie biográfica, Maradona: Sueño bendito, Italia seleccionó una película inspirada en él como representante en la preselección de la categoría Película Internacional para la 94ta edición de los Oscar. Se trata de Fue la mano de Dios, de Paolo Sorrentino.

Nacido en Nápoles en 1970, Sorrentino ya ganó el Oscar a la Película Internacional en 2014 por La Grande Bellezza. Ahora presenta È stata la mano di Dio (tal su título original), con la que se llevó el León de Plata por el Gran Premio del Jurado en el último Festival de Venecia, mientras que su protagonista, Filippo Scotti, ganó el Premio Marcello Mastroianni al talento emergente.

La comisión que selecciona la candidatura italiana la eligió entre otras diecisiete películas, entre las que estaba Tre piani, con la que Nanni Moretti compitió en Cannes, y otras como Ennio, el documental de Giuseppe Tornatore sobre su amigo Morricone.

Fue la mano de Dios, de Paolo Sorrentino, fue seleccionada entre 17 películas italianas para ir al Oscar.

Sorrentino aspira a que su película entre en la lista de las quince preseleccionadas por la Academia de Hollywood para competir por la estatuilla a la mejor película internacional. Esa lista se conocerá el 21 de diciembre, mientras que las cinco finalistas se harán públicas en febrero de 2022.

Cabe recordar que la seleccionada por la Argentina para enviar a esta competencia es El prófugo, de Natalia Meta. La ceremonia de entrega de los Oscar se realizará el 27 de marzo de 2022 en Los Ángeles.

Cómo es la película

Es considerada por la crítica como la película más personal del realizador napolitano, porque en un tono autobiográfico recuerda su adolescencia y la trágica pérdida de sus padres a causa de un escape de gas de una chimenea. Él se salvó de morir con ellos por estar viendo un partido que jugaba el Napoli de Diego Armando Maradona.

Un episodio que Sorrentino siempre ha considerado casi milagroso: “Creo en el poder semidivino de Maradona”, dijo en Venecia sobre el ex capitán de la selección argentina, toda una deidad en Nápoles.

Fue la mano de Dios, de Paolo Sorrentino, es un filme inspirado en Diego Maradona.

Fue la mano de Dios es una historia de transición a la edad adulta en la que, pese a todo, Sorrentino no renuncia a sus señas de identidad: el hedonismo, el humor, la melancolía y ese toque surrealista y exagerado que se entiende mejor conociendo a esa familia y esa ciudad de Nápoles en la que transcurre la historia.

Aunque estilísticamente sea su trabajo más sencillo, Fue la mano de Dios explica también la manera de entender el cine de Sorrentino y el origen de su vocación. “No me gusta la realidad, por eso quiero hacer cine”, dice en el filme el protagonista, que se llama Fabietto.

Entre las referencias reales se destaca la aparición providencial en su vida de otro cineasta napolitano, Antonio Capuano, de quien aprendió lo esencial del oficio, según contó Sorrentino: “La idea de que no hay película sin un conflicto que conduzca a la pacificación, de eso se trata el cine y eso me lo enseñó él”.

Fue la mano de Dios, que también cuenta en su reparto con su actor fetiche, Toni Servillo, llegará a las salas italianas a partir del 24 de noviembre, mientras que en Netflix estará disponible en todo el mundo desde el 15 de diciembre.

Cuando Diego le salvó la vida

Paolo Sorrentino y el actor Filippo Scotti con sus premios en Venecia. Foto AFP

Fanático del Napoli, de adolescente Sorrentino iba siempre a verlo al estadio San Paolo, donde jugaba de local. Pero el problema surgía cuando quería seguir al equipo por Italia: “Desde que tenía 15 años que le pedía a mi papá que me dejara ir a ver un partido de Maradona y el Napoli de visitante. Sólo me dejaban ver los de local”, recordó en una entrevista con el Corriere della Sera.

“Cuando en aquel septiembre del ’86 mis padres me dijeron que teníamos que ir a pasar unos días a nuestra casa en Roccaraso (una ciudad turística ubicada en la montaña), le rogué a mi papá que me dejara ir a Empoli, donde jugaba de visitante el Napoli. Siempre me decía que era muy chico, pero no sé por qué ese día me autorizó. Ellos viajaron y yo me quedé en casa”.

La anécdota tiene un final estremecedor: “Al otro día, temprano, a la mañana, sonó el portero eléctrico. Creí que era un amigo mío con el que íbamos a viajar a Empoli. Pero no. Era el portero. Tenía que decirme algo. Bajé, y con los ojos llorosos me dijo que mis papás habían muerto durante la noche en nuestra casa de veraneo. Hubo una fuga de gas y fallecieron en el sueño. Yo salvé mi vida gracias a Maradona”.

Ese día, Napoli empató sin goles y Sorrentino finalmente no fue al partido. Pero tampoco acompañó a sus padres, que murieron por la inhalación de monóxido de carbono. Esa temporada, el equipo fue campeón. Sería el primero de los títulos que conseguiría de la mano del Diego: dos de Serie A (1986/87 y 1988/89), una Copa Italia (1986/87), una Supercopa (1990) y una Copa UEFA (1988/89).

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA