El Frente de Izquierda volvió a utilizar una serie furor para armar un nuevo spot de campaña

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) lo volvió a hacer: en vísperas de las elecciones generales de noviembre, lanzaron un nuevo spot de campaña haciendo referencia a El juego del Calamar, la serie coreana que es furor en Netflix, con Argentina y el Fondo Monetario Internacional como protagonistas de la historia. La…

el-frente-de-izquierda-volvio-a-utilizar-una-serie-furor-para-armar-un-nuevo-spot-de-campana

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) lo volvió a hacer: en vísperas de las elecciones generales de noviembre, lanzaron un nuevo spot de campaña haciendo referencia a El juego del Calamar, la serie coreana que es furor en Netflix, con Argentina y el Fondo Monetario Internacional como protagonistas de la historia.

La trama de la ficción consiste en cientos de personas con dificultades económicas que aceptan una extraña invitación a un juego de supervivencia. El ganador tendrá un premio millonario, pero para ganarlo tendrán que poner muchos factores en riesgo.

En este sentido, lo comparan con la situación actual de Argentina y el pago de la deuda externa. El antagonista del spot es el FMI, quien le ofrece al país prestarle dinero para jugar al “ddakji” -uno de los desafíos planteados en los primeros capítulos de la producción oriental-.

La parodia de “El juego del Calamar” realizado por el FIT

“Por cuatro mil millones de dólares, podés arrancar vos“, le dice el Fondo Monetario Internacional, que es representado con un hombre vestido de empresario, a Argentina.

Argentina -representada como un chico de vestimenta informal, lastimado y sucio– acepta, pero no puede ganarlo. Como consecuencia, le informan cómo deberá pagar esa deuda: “Deberás pagarlo con tu salud“, le dice a la Nación previo a pegarle una cachetada.

La situación se reitera a lo largo de los dos minutos y 16 segundos que dura el spot en clave corto. El chico lo intenta, pero el empresario le gana. “(Vas a pagarlo) con tu educación, con las jubilaciones”, le dice luego de cada fracaso.

Hasta que finalmente, Argentina logra quedarse con el duelo. “Quiero todo el dinero a esta cuenta”, dice al antagonista tras vencerlo, mostrándole un alias bancario. El FMI le contesta que el mismo ya fue enviado.

No obstante, segundos después el spot muestra un lado B: la imposibilidad de salir de El juego del Calamar una vez que se ingresa. “Argentina, vos tenés media población bajo la línea de pobreza, pero el dinero que ganó nos lo tiene que devolver. No tiene otra salida que entrar al juego del acuerdo”, le dice el Fondo y le da una tarjeta con sus datos.

El corto de campaña finaliza con una serie de frases apuntando a los opositores del Frente de Izquierda y las propuestas del espacio, llamando a los argentinos a darles su voto: “Los que nos gobiernan nos llevan a un juego del calamar. Hay otra salida: no al pago de la deuda, no al acuerdo con el fondo. Nacionalizar la banca y el comercio exterior. No a la reforma laboral”, dicen.

“Pensalo mejor. En noviembre, votá a la izquierda”, concluyen.

Otros spots basados en series

Esta no es la primera vez que el Frente de Izquierda utiliza la ficción para captar la atención de sus votantes. Previo a las PASO, habían utilizado el mismo recurso en referencia Okupas y Los Simuladores.

En el primero de ellos se pueden ver a cuatro amigos lookeados como Ricardo, el Pollo, Chiqui y Walter, los amigos que inmortalizaron Rodrigo de la Serna, Diego Alonso, Franco Tirri y Ariel Staltari.

“¿Vieron Okupas? Estamos igual”, dice uno por la ropa. “Sabés que flasheé que son los mismos bondis que tenemos ahora”, comenta otro.

Un tercer compañero remata: “El gobierno caga a los jubilados, los wachos no tienen laburo… Estamos igual”. “Y pintan desalojos, como en Guernica”, sigue el cuarto actor.

“Ese (Sergio) Berni es un pancho bárbaro, le falta la mostaza nomás”, asegura el que interpreta al Pollo. El guión hace alusión a la Argentina cíclica, y a que pasaron 20 años pero el país aún continúa en crisis.

En la conversación uno cuestiona que es distinto porque ahora hay “pandemia”, pero que otro le retruca lo que pasó con el IFE. “Dos mangos y lo cortaron; mirá que yo lo voté“, retruca en un guiño al electorado kirchnerista.

“A la derecha ni cabida. Voy a votar a la izquierda”, continúa otro. “Siempre están luchando con los trabajadores”.

Así como hicieron con Okupas (Televisión Pública, 2000, ahora también en Netflix) semanas atrás, el Frente de Izquierda parodió la serie creada por Damián Szifron con el fin de criticar al gobierno de Alberto Fernández y poner sobre el paño las propuestas de su espacio político.

Bajo el nombre de “Los Emuladores”, 4 actores imitaron a Mario Santos (Federico D’Elía), Pablo Lamponne (Alejandro Fiore), Emilio Ravenna (Diego Peretti) y a Gabriel Medina (Martín Seefeld) preparando su operativo, mediante críticas a la precandidata a diputada nacional por el Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, y elogios hacia Romina Del Plá, aspirante del FIT.

DS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA