La ola de calor también afecta a tu teléfono, PC y laptop: cómo protegerlos

La ola de calor que azota todo el país, con máximas que rondan los 35º y picos que podrían alcanzar los 40º no sólo afecta a las personas, sino también a las computadoras, notebooks, teléfonos celulares y hasta los televisores. Cómo protegerlos de estas subas poco frecuentes.La recomendación de los expertos es mantener los equipos electrónicos a…

la-ola-de-calor-tambien-afecta-a-tu-telefono,-pc-y-laptop:-como-protegerlos

La ola de calor que azota todo el país, con máximas que rondan los 35º y picos que podrían alcanzar los 40º no sólo afecta a las personas, sino también a las computadoras, notebooks, teléfonos celulares y hasta los televisores. Cómo protegerlos de estas subas poco frecuentes.

La recomendación de los expertos es mantener los equipos electrónicos a una temperatura media de 25º. Si el ambiente supera los 30º, se incrementan también los riesgos de colapso. Si no se puede airear la habitación, los días de 40º conviene dejarlos apagados.

Si a estas excepcionales marcas térmicas se le suman cambios en la tensión eléctrica y cortes de energía, motivados por el aumento en el consumo, el cuadro se vuelve de alto riesgo para todos estos dispositivos que viven de la electricidad. 

Las notebooks y los teléfonos son muy cómodas para trabajar al aire libre, pero si uno pretende evitar una sobrecarga es vital evitar el impacto directo de la luz solar, ya que va a repercutir con varios grados en su estructura metálica.

El software Open Hardware Monitor de código abierto, permite monitorear la temperatura de las piezas claves.

En promedio, un procesador suele condensar temperaturas que oscilan en los 70º, la tarjeta gráfica los 85º, el disco rígido 50º, la SSD NVMe 65º y la memoria RAM entre los 50º. Estas mediciones son suministradas por el software OpenHardwareMonitor, que sirve para monitorear la temperatura de estos componentes y evitar sobrecalentamientos.

El principal síntoma de una sobrecarga aparece cuando los procesos se vuelve más lentos de lo habitual, las aplicaciones no se abren como deberían o el equipo cambia su comportamiento para regular su temperatura.​

Si uno no atiende estas señales, el siguiente paso -sobre todo si es viejo y el mando de enfriamiento está extenuado- comenzará a reiniciarse sin ningun motivo. Lo que está haciendo el sistema con esta medida extream, es intentar bajar la temperatura. Ante esta advertencia, lo mejor es bajar la palanca.

Si al calor que emana de estos componentes se le suman 15º extra por la temperatura que se condensa en el ambiente, los equipos podrían correr peligro, a pesar de que están preparados para soportar ciertos registros térmicos.

Si en la habitación no hay un aire acondicionado activo, será conveniente evitar tareas muy exigentes para el hardware como los juegos con muchos gráficos, hasta que la temperatura descienda a niveles normales.

Prevención

Como medida preventiva, es importante tomarse el trabajo de remover el polvo y la pelusa que se adhiere a los ventiladores internos y los sistemas que refrigeran las unidades de procesamiento para lograr una correcta circulación del aire.

La mayoría de los fabricantes, como Apple y Samsung, recomiendan usar sus dispositivos (sin importar que se trate del último lanzamiento o un modelo de hace 5 años) a una temperatura que está entre 0º y 35º. Un nivel superior o por debajo del cero, podría afectar su rendimiento.

Lo indicado es no exponer a los teléfonos a temperaturas que superen los 35 grados.

Una acción que ayuda a bajar algunos grados es disminuir el brillo de la pantalla del teléfono para minimizar el consumo de batería y reducir el calor que debe disipar cada una de sus piezas.

La carga rápida de los teléfonos es muy veloz aunque también puede hacer que la batería se caliente por el exceso de energía. A modo de protección, lo indicado es esperar hasta el anochecer, donde la temperatura baja algunos grados y durante el día, mantener el nivel de carga mediante una conexión USB.

Los televisores están siempre conectados a la red eléctrica y sus componentes realizan un consumo pasivo de energía. Frente a la ola de calor, la electrónica de estos aparatos puede sobrecalentarse y la única forma de protección es apagarlos. Además, se recomienda alejar los televisores de las ventanas y mantenerlos prendidos solo cuando estén siendo utilizados.

Por la sombra

La sombra en pleno centro porteño, según el software ShadowMap.

El Sol no pega igual en todas las esquinas, eso es algo que sabe a la perfección ShadowMap. Este software informa cuáles son las calles “más calientes” de todo el planeta y dónde impacta con mayor rigor el astro rey.

La aplicación es como un “Google Maps” que permite conoce donde se concentra la sombra según la posición del sol. Esto permitirá dar un paseo por cualquier zona conociendo donde estarán las mejores franjas de sombra.

A través de la página web de ShadowMap, se muestra en tiempo real una simulación de cómo se comporta el Sol. Con un mapa interactivo 3D de las calles por las que se desea transitar, se puede prevenir por dónde no ir para escapar del calor.

Originalmente fue creada para indicar cómo la luz solar influye a la hora de hacer una fotografía, comprar o alquilar una vivienda, hacer actividad al aire libre, entre otros motivos. Es posible programar el horario del día para ver cómo avanza la penumbra.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA