Baby Shark récord: por primera vez un video pasó las 10 mil millones de reproducciones en YouTube

“Baby Shark” se convirtió en el video de YouTube más visto de todos los tiempos en noviembre de 2020. Ahora, rompió otro record: es el primer video de YouTube que superó las 10 mil millones de visitas. “Baby Shark” es una canción muy arraigada en la cultura popular sajona. La versión más difundida es la…

baby-shark-record:-por-primera-vez-un-video-paso-las-10-mil-millones-de-reproducciones-en-youtube

“Baby Shark” se convirtió en el video de YouTube más visto de todos los tiempos en noviembre de 2020. Ahora, rompió otro record: es el primer video de YouTube que superó las 10 mil millones de visitas.

“Baby Shark” es una canción muy arraigada en la cultura popular sajona. La versión más difundida es la de Pinkfong, una compañía de entretenimiento que logró pasar esa enorme marca.

Por supuesto, el suceso excede al video originalmente subido, que hasta el momento de la publicación de esta nota tiene 10.008.542.597 reproducciones. También hay un programa de Baby Shark en Nickelodeon, una película de Baby Shark y hasta un NFT.

El segundo más visto es “Despacito” de Luis Fonsi, que ocupó ese puesto antes que “Baby Shark”, aunque, con 7.700 millones de visitas.

Qué es Baby Shark

Baby Shark: tiburón bebe.

Baby Shark está arraigado en la cultura popular sajona, es decir, es una canción cuyo autor se desconoce. Está asociada a los campamentos, donde es parte de los mitos tradicionales y las canciones infantiles que se cantan.

Sus orígenes no son claros. Algunos lo localizan a principios del siglo XX, otros la relacionan con la película Tiburón (1975).

Como sea, se trata de una canción de fogata donde cada miembro de una familia de tiburones se presenta con diferentes movimientos de la mano. También varias versiones diferentes de la canción tienen a los tiburones cazando peces, comiendo a un marinero o matando a personas que luego van al cielo.

Este tipo de representación está en el video más visto de YouTube. El video original de “Baby Shark” (Sang-eo Gajok, es decir, “Familia de tiburones”) se subió el 26 de noviembre de 2015.

Fuente de desinformación

YouTube, en la mira. Foto: Reuters

Mientras tanto, no es una buena semana para la imagen de YouTube. Según un estudio, es “uno de los principales canales de desinformación e información falsa online” del mundo.

Esto concluyeron más de ochenta organizaciones de verificación de datos que han pedido a la compañía que adopte, al menos, cuatro medidas para revertir esta situación.

En una carta dirigida a la directora ejecutiva de YouTube, Susan Wojcicki, organizaciones de verificación de 40 países hacen referencia a vídeos colgados en esa plataforma que “han causado un daño real en la vida cotidiana y que, sin embargo, pasaron por el radar de las actuales políticas de la compañía.

Estos casos son prueba de que las políticas puestas en marcha por YouTube para combatir la desinformación son “insuficientes” y “no funcionan”, consideran los grupos de verificación, entre ellos, los españoles Maldita y Newtral; el mexicano Animal político-El sabueso; ColombiaCheck, o el venezolano Cotejo.info.

Una situación que es “aún peor” en los países de habla no inglesa y en el llamado Sur Global, donde las políticas de la empresa “se ejercen aún menos”, asegura la carta.

Ante esa situación, instan a Wojcicki a poner en marcha, al menos, cuatro medidas, entre ellas, un compromiso de transparencia sobre cómo viaja la desinformación en la plataforma y divulgar públicamente sus políticas para abordarla, incluido el uso de la inteligencia artificial.

En lugar de eliminar vídeos, los verificadores de datos piden a YouTube que se centre en proporcionar el contexto adecuado, lo que consideran que se puede hacer “estableciendo una colaboración significativa y estructurada” con organizaciones de comprobación de hechos.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA