Mi mejor amigo, o el abuso a los inocentes

El dicho Es verdad, aunque usted no lo crea podría ajustarse perfectamente a Mi mejor amigo, la película del realizador Ferit Karahan premiada en el Festival de Berlín con el galardón de FIPRESCI.Es que el filme se basa en experiencias personales del director en un internado de niños kurdos, en Turquía. La ficción se centra…

mi-mejor-amigo,-o-el-abuso-a-los-inocentes

El dicho Es verdad, aunque usted no lo crea podría ajustarse perfectamente a Mi mejor amigo, la película del realizador Ferit Karahan premiada en el Festival de Berlín con el galardón de FIPRESCI.

Es que el filme se basa en experiencias personales del director en un internado de niños kurdos, en Turquía. La ficción se centra en Yusuf (Samet Yildiz), un niño que se convierte en algo así como el ángel de la guarda o, más terrenalmente hablando, el guardián de un compañero del internado, que una mañana se levanta prácticamente inconsciente.

El niño, Memo (Nurullah Alaca), no tiene fiebre, pero no puede moverse. Así es como lo llevan a lo que podríamos definir como la enfermería, donde no hay otra cosa que no sea aspirinas. El frío y la nieve tampoco ayudan, las cañerías de calefacción están rotas, el lugar está necesitando servicios de reparaciones desde hace tiempo, pero lo más grave es la situación del pequeño.

Yusuf (Samet Yildiz) ayuda a su compañero Memo (Nurullah Alaca) a llegar a la enfermería. Foto Mirada Distribution

La película, a partir de ese momento de incertidumbre, cuando el niño no reacciona, comienza a desandar un camino de investigación, que es lo que realizan los profesores para saber realmente qué ha ocurrido.

Al comienzo vimos, en una forma de autoritarismo atroz, cómo ciertos chicos terminan de bañarse con agua fría -se duchan una vez a la semana-, estando en pleno invierno. Pero no es solo el profesor que los maltrata el que arrastra alguna culpa en el establecimiento. Hay menciones de corrupción, como el director, por hacer alguna vista gorda o porque aproveche que alguien con automóvil le traiga algo del pueblo.

Los responsables del internado, entre la desidia, el autoritarismo y la corrupción. Foto Mirada Distribution

Pero la ruta está intransitable si no se tiene cadenas para poner en las ruedas, y a Memo hay que trasladarlo de manera urgente a algún hospital, desde ese lugar aislado, en medio de las montañas.

Tensión, cámara en mano

El director utiliza la cámara en mano para acompañar a Yusuf, y generar aún más tensión a la que ocasiona que Memo no responda, y la ambulancia que piden tampoco llega.

La película entonces gira en torno a varios ejes, no solo el autoritarismo, y la crueldad, también la humillación, la opresión en la educación y la corrupción. Y si no está claro en qué época transcurre lo que se cuenta, es hasta una decisión desde la dirección: pudo suceder hace 30 años, o ser completamente contemporánea.

El paisaje helado, otro protagonista de la película turca. Foto Mirada Distribution

Si bien hay personajes adultos estereotipados, el “mensaje” es claro, la realización es potente y todo se constituye en un alegato que lleva a pensar sobre la condición humana y los abusos.

Lo que sí, busquen con lupa las salas y los horarios en los que se exhibe, porque son pocas y pocos.

“Mi mejor amigo”

Muy buena

Drama. Turquía/Rumania, 2021. Título original: “Okul Tirasi”. 84′, SAM 13 R. De: Ferit Karahan. Con: Samet Yildiz, Nurullah Alaca, Ekin Koc. Salas: Cinemark Palermo, Cinépolis Recoleta, Showcase Belgrano y Norcenter.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA