Fórmula 1: cuánto cuesta ir al GP de Brasil, la opción más cercana aunque lejana en los precios para los argentinos

Fanáticos del automovilismo (o no) ven la experiencia de estar en un Gran Premio de la Fórmula 1 como una oportunidad única. Si un puñado de esas personas se reduce a aquellas que viven en la Argentina las chances se achican porque la carrera más cercana es la de Brasil, en San Pablo, a 2.200 kilómetros…

formula-1:-cuanto-cuesta-ir-al-gp-de-brasil,-la-opcion-mas-cercana-aunque-lejana-en-los-precios-para-los-argentinos

Fanáticos del automovilismo (o no) ven la experiencia de estar en un Gran Premio de la Fórmula 1 como una oportunidad única. Si un puñado de esas personas se reduce a aquellas que viven en la Argentina las chances se achican porque la carrera más cercana es la de Brasil, en San Pablo, a 2.200 kilómetros de Buenos Aires.

Pese a eso, el GP en Interlagos es uno de los primeros en agotarse y comprar un ticket ahora, a un mes y medio de la prueba, se reduce a lo que aún conservan las agencias de turismo. Y sus precios, con un cambio peso-dólar cada vez más desfavorable, reducen todavía más el número de afortunados que puede afrontar el gasto.

La mejor opción para llegar a San Pablo es, obviamente, el avión, que en las fechas del evento deportivo más importante cada año sube de precio considerablemente. Esta vez, la carrera se disputará entre el 11 y el 13 de noviembre y en esas fechas un pasaje directo oscila entre los 110 y los 120 mil pesos, según se decida llegar un o un par de días antes, y regresar entre domingo y lunes.

Hay opciones más económicas en distintas plataformas de ofertas aéreas, por ejemplo un pasaje a 90 mil pesos, pero ahí las chances de reprogramaciones y cambios horarios puede poner en riesgo la presencia en el circuito.

La otra variante es el auto, donde lo mejor es que sean varios los conductores disponibles para no detenerse en la ruta a descansar y en cambio realizar de un tirón las casi 25 horas de viaje, en las que se gastarán en un vehículo naftero unos 40 mil pesos en 218 litros de nafta, según el cálculo de la web especializada Ruta0.

En micro, en tanto, el precio sube a los 65 mil pesos aproximadamente, aunque los pasajes para los días de la carrera suelen agotarse rápido en el sitio Plataforma 10.

El alojamiento en San Pablo

En cualquiera de los casos también se necesitará el alojamiento, que en San Pablo -una de las ciudades más caóticas y transitadas de Brasil- tiene una oferta variada. En los alrededores del circuito de Interlagos -a unos 7 kilómetros- se pueden conseguir en Booking habitaciones compartidas por 20 dólares diarios, como así también hoteles a casi 200 dólares la noche en base simple en los de categorías superiores como el Ibis Interlagos.

A eso, habrá que sumarle el traslado a las adyacencias del Autódromo José Carlos Pace, el pago de estacionamiento o, para aquellos más intrépidos, el parking en el campamento de casas rodantes, algo que los más fierreros acostumbran alrededor del mundo.

Las entradas, como pan “quente”

Ahora bien, ¿y las entradas? Este año, los fanáticos de la F1 se quejaron por los altos precios de los tickets, a raíz del nuevo furor que hay en torno a la categoría, en parte debido a la serie de Netflix (Drive to Survive) y, fundamentalmente, a la definición del último campeonato, en el que Max Verstappen le ganó a Lewis Hamilton en la última fecha.

Cuando recién había comenzado la temporada 2022 -y antes de que Verstappen demostrara el amplio dominio que tiene sobre Ferrari-, muchas entradas se agotaron en la web de la Fórmula 1, entre ellas la de Brasil, por lo que no hay precios de referencia. Tampoco se consiguen en la web de Global Tickets, una empresa alemana que suele comercializar las entradas de la F1 cada temporada en todo el mundo.

¿Y ahora?

Para organizar un viaje a una carrera de F1 se necesita tiempo y la voluntad de ir desde muchos meses antes de que llegue el momento de la prueba. Así, se evitará caer en la reventa o en las agencias de turismo. Sin embargo, estas últimas aparecen como un oasis cuando no hay entradas en ningún otro lugar.

Una agencia de turismo ofrece paquetes en dólares para el GP de la F1 en Brasil.

Solo es cuestión de navegar por la web para encontrar agencias que ofrecen todavía opciones para viajar el Gran Premio de Brasil. Las variantes son dos: entradas para los tres días o el paquete completo con aéreo y alojamiento.

En la primera, el precio es de 1.990 dólares por tickets los tres días en la Tribuna N -la que está cubierta en la Curva 3 (Curva do Sol)-, mientras que en la otra hay que desembolsar US$ 3.505 por persona. Esos precios, cotizados con el dólar tarjeta actual ($265), ascienden a 527.350 y 928.825 pesos.

En la que casi cuesta un millón de pesos se incluye el aéreo Buenos Aires-San Pablo-Buenos Aires con solo equipaje de mano, el transfer in/out del aeropuerto al hotel y también en el circuito los tres días de actividad, el hotel en base doble con desayuno y el ticket para ir desde el viernes y hasta el domingo en la Tribuna N.

Las agencias ofrecen también la posibilidad de sumar upgrades y distintas comodidades que harían todavía más elevadas la cifras.

En la web de la categoría, en tanto, todavía queda una opción en las F1 Experiences, las más caras y exclusivas de cada carrera. Se trata de la que ofrece la escudería Williams, con asientos en la tribuna grandstand N y el merchandasing oficial de Williams a 144.487,45 pesos, sin el impuesto PAÍS ni la Percepción RG4815 incluidos, lo que incrementará (con las normativas vigentes) el precio un 65 por ciento.

La propuesta que aún tiene la F1 es la de Williams.

En definitiva, ir a ver este Gran Premio de Brasil es una opción para unos pocos argentinos que estén dispuestos a gastar cerca de un millón de pesos por persona para vivir una experiencia única -es cierto- pero en un campeonato que llegará a su penúltima fecha seguramente ya definido, a 24 años del último GP de la F1 en Argentina.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA