Tosca arrancó su raid en el Teatro Colón con señales muy auspiciosas

La ópera de Puccini tendrá diez funciones, con distintos elencos. El primero brilló. Y este jueves cantará la soprano rusa Anna Netrebko. Como cierre de la temporada 2022, el Teatro Colón lanzó una apuesta fuerte con nada menos que diez funciones de Tosca de Puccini, uno de los títulos más amados por el público, con…

tosca-arranco-su-raid-en-el-teatro-colon-con-senales-muy-auspiciosas

La ópera de Puccini tendrá diez funciones, con distintos elencos. El primero brilló. Y este jueves cantará la soprano rusa Anna Netrebko.

Como cierre de la temporada 2022, el Teatro Colón lanzó una apuesta fuerte con nada menos que diez funciones de Tosca de Puccini, uno de los títulos más amados por el público, con tres elencos, uno de ellos encabezado por Anna Netrebko, y otras figuras invitadas a las que se suman sólidos elementos locales.

Basada en un drama del francés Victorien Sardou y escrito para Sarah Bernhardt, Tosca es una de las pocas obras que transcurren en una fecha histórica muy precisa, en este caso el 14 de junio de 1800 (en pleno avance del ejército napoleónico y en coincidencia con la Batalla de Marengo), y en locaciones también muy específicas de Roma.

Por esta razón es una de las obras que menos reubicaciones espacio-temporales admiten, y está dramática y musicalmente tan bien construida, que basta con plasmar exactamente las indicaciones del libreto y la partitura para que la maquinaria funcione.

Para “Tosca” se apostó por una reposición tradicional, con tres imponentes decorados. Foto Prensa Teatro Colón/Máximo Parpagnolli

El buen tino para reponer

Con buen tino se apostó nuevamente por la reposición de una producción que está entre lo más tradicional: la de Roberto Oswald, ya vista en varias oportunidades en el Colón y en otros escenarios.

De los tres imponentes decorados, los de los actos uno y dos rinden homenaje a un tipo particular de escenografía cultivado en la ópera seria del siglo XVIII y conocido como scena per angolo; el tercero apela a estructuras corpóreas para evocar la terraza del Castel Sant’Angelo.

Un trabajo de reposición muy cuidado, la iluminación de Rubén Conde y el conocimiento de Aníbal Lápiz de la estética del regisseur de quien fuera colaborador, se conjugan para un espectáculo visualmente fastuoso que no defrauda.

Todas la voces de “Tosca” respondieron ante el desafío. Foto Prensa Teatro Colón/Máximo Parpagnoli

El elenco

La italiana Maria Pia Piscitelli, ya conocida en nuestro medio, ofreció una composición sólida de la protagonista, con notables matices musicales y actorales, justa presencia escénica y gestualidad natural.

A pesar de un comienzo errático en su gran momento, Vissi d’arte (Puccini tiende una trampa al dejar la voz sin acompañamiento en una modulación complicada), la interpretación del aria fue creciendo hasta tornarse vibrante y emotiva.

El tenor argentino de carrera internacional Marcelo Puente cuenta con varios de los elementos que requiere un buen Cavaradossi: juventud, estampa, soltura escénica, musicalidad, sensibilidad. Aunque su voz parecería ser más lírica de lo que la escritura requiere, y un vibrato constante hace inestable su emisión, su performance impactó y sus dos arias fueron ovacionadas.

Desde su entrada, el barítono serbio Zeljko Lu ic impactó por su presencia escénica y su voz, más potente que brillante. Resultó delicioso el Sacristán compuesto por Luis Gaeta y eficaces los cantantes asignados a los papeles comprimarios: Mario De Salvo como Angelotti, Iván Maier como Spoletta, Cristian De Marco como Sciarrone, Claudio Rotella como el Carcelero, y el pastorcito de Florencia García Barrera.

“Tosca” hará diez funciones, con tres elencos diferentes. Foto Prensa Teatro Colón/Máximo Parpagnoli

En el podio, la canadiense Keri-Lynn Wilson ofreció una lectura vibrante, por momentos de un volumen excesivo respecto del escenario pero en otros de gran delicadeza y expresividad; una mención especial merece el solo de clarinete que introduce el aria E lucevan le stelle, a cargo de Carlos Céspedes.

No hubo grandes desfases rítmicos en dos de las escenas más complejas: el monumental Te Deum que cierra el primer acto y la cantata fuera de escena del comienzo del segundo; en ambas se destacó por su excelencia el Coro Estable dirigido por Miguel Martínez, y en la primera el Coro de Niños a cargo de César Bustamante.

En la ovación final, además del reconocimiento a los artistas presentes, pareció también flotar en el aire el recuerdo y la gratitud a Roberto Oswald, un artista que dejó una huella en la historia del Colón y al que hoy, a la luz de tanta estéril pretensión de originalidad, es merecido valorar en toda su dimensión.

Ficha

Tosca

Calificación: Muy buena​

Autor: Giacomo Puccini Dirección musical: Keri-Lynn Wilson Dirección de escena y vestuario: Aníbal Lápiz (según la producción original de Roberto Oswald) Sala: Teatro Colón, martes 22 de noviembre. Repite el 24, 26, 27, 29 y 30 de noviembre y el 1, 3, 4 y 6 de diciembre.

WD