Video: increpan a dos periodistas brasileños en Qatar al confundir la bandera de Pernambuco con la LGBT

Entre las prohibiciones que abundan en Qatar, el país árabe que es un monarquía absoluta gobernada por la familia Al Thani desde hace décadas, las autoridades habían lanzado una advertencia de cara al Mundial: no lucir banderas de la comunidad LGBT.  Así fue como, por error, dos periodistas de Brasil pasaron un mal momento en…

video:-increpan-a-dos-periodistas-brasilenos-en-qatar-al-confundir-la-bandera-de-pernambuco-con-la-lgbt

Entre las prohibiciones que abundan en Qatar, el país árabe que es un monarquía absoluta gobernada por la familia Al Thani desde hace décadas, las autoridades habían lanzado una advertencia de cara al Mundial: no lucir banderas de la comunidad LGBT. 

Así fue como, por error, dos periodistas de Brasil pasaron un mal momento en Doha. Uno de ellos, Víctor Pereira, denunció que agentes de seguridad y con credencial de la FIFA los increparon al verlos sacarse una foto con la bandera del estado de Pernambuco

Las autoridades, denunció, le prohibieron lucir el estandarte, que también tiene un arcoíris como la del orgullo gay, por confundirla con la bandera de la comunidad LGTBI. En su cuenta de Twitter, repudió además que “la tiraron y la pisotearon”.

Todo ocurrió en las afueras del estadio Lusail. En ese lugar, los periodistas estaban posando junto a turistas con la bandera del estado brasileño. Poco antes, habían presenciado la derrota de la Selección Argentina contra Arabia Saudita.

En medio del tenso momento, que fue filmado e incluyó una fuerte charla, Pereira contó que algunas personas se acercaron y los ayudaron a “suavizar la situación”. Para eso, buscaron fotos de la bandera de Pernambuco en sus celulares y se las mostraron a los agentes.

Dicha bandera los representa desde 1817, el arcoíris, en este caso, simboliza la unión de la localidad y hace referencia a la diversidad de los que se hermanaron en torno a un ideal.

El momento en el cual las autoridades le piden explicaciones a los portadores de la bandera.

Pereira reveló además que las autoridades lo obligaron a borrar un video que tenía en su teléfono sobre el accionar policial. “Mostré mis credenciales de periodista y dije que no lo borraría. El Policía entonces respondió: ‘más vale que lo borres’. En este punto, ya había muchos guardias de seguridad rodeándonos y temí mucho por nuestra seguridad”, explicó al portal brasileño GZH.

Luego del mal momento vivido, pidió que “que se identifique y sancione a las personas involucradas”, ya que “había cámaras de seguridad cerca de donde ocurrió el evento”.

“Quiero que la FIFA y las organizaciones involucradas en la Copa pidan disculpas al pueblo de Pernambuco, al pueblo brasileño, a mí y, sobre todo, a la comunidad LGBTI, porque, en realidad, la agresión iba dirigida a ellos”, repudió.

En tanto, su colega Kelvin Maciel dijo al sitio g1 del Grupo Globo que el episodio “les dio un sentimiento de revuelta”.

“En ningún momento nos permitieron siquiera explicar que la bandera que trajimos aquí es la bandera de nuestro estado, del cual estamos tan orgullosos”, cuestionó.

Y concluyó: “Solo estábamos trabajando, ejerciendo nuestro rol de periodistas cubriendo el evento futbolístico más grande del planeta”.

Un reglamento claro, pero controversial

El reglamento de FIFA para el Mundial es controversial pero claro: no está permitida la utilización de símbolos políticos durante el torneo ni manifestarse a favor de causas como el matrimonio igualitario, prohibido en el país. La orientación sexual, según el organismo futbolístico y el país anfitrión, se desprende, es cuestión política.

Y así como la medida es clara -aunque generó malestar en muchas naciones que apuntaron contra el país organizador por atentar contra los derechos humanos- también lo son sus consecuencias por infringirla: “Quien no acate la norma recibirá una sanción”, anunciaron en más de una oportunidad las autoridades organizadoras de la Copa del Mundo.

Human Rights Watch denunció severos maltratos contra personas LGTBI en Qatar. Foto: AP

El lunes pasado dos periodistas se hicieron virales en las redes sociales por utilizar prendas a favor del movimiento LGBTIQ durante la segunda jornada del evento. En Qatar, donde la cárcel es opción.

Se trata de Grant Wahl, de Estados Unidos, y la cronista Alex Scott, de Inglaterra, quienes se mostraron en Qatar con simbología multicolor de dicha comunidad. El primero fue detenido mientras que la mujer logró salir al aire con un brazalete de consigna clara: “One Love”.

El brazalete “One Love”, otra polémica

Este miércoles se conoció que Alemania recurrió al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) por la decisión de la FIFA de prohibir el uso del brazalete arcoíris “One Love” en Qatar.

Stefan Simon, portavoz de la Federación alemana de fútbol, reveló que ya han puesto en marcha acciones legales contra la FIFA tras su rechazo a que el capitán germano, Manuel Neuer, llevara el brazalete arcoíris.

“Queremos aclarar si su procedimiento es realmente legítimo”, destacó Simon en declaraciones al diario Bild, ante los reproches del organismo que preside Gianni Infantino que aseguró que llevar ese brazalete sería similar al de llevar “uno político”.

No obstante, la ministra de Deportes de Alemania, Nancy Faeser, se mostró con el brazalete en las tribunas durante el partido de los europeos contra Japón en el Estadio Internacional Khalifa en Doha.

La ministra de Deportes de Alemania, Nancy Faeser, se mostró con el brazalete. Foto: Reuters

Las selecciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Alemania y Suiza se vieron obligadas esta semana a renunciar a portar el distintivo tras las amenazas que la FIFA hizo a los capitanes de cada equipo sobre “sanciones deportivas”.

La iniciativa de las mencionadas selecciones y varios jugadores para protestar contra la discriminación del colectivo LGTBI en Qatar generó polémicas en la FIFA y ahora la decisión final la tiene el TAS.