Avanzan las nuevas universidades en Diputados y este jueves siete de ellas lograrían la media sanción

La creación de nuevas universidades nacionales avanza a ritmo veloz en este fin de año parlamentario. A los tres proyectos que ya tenían dictamen (universidades de Delta, Pilar, Saladillo) este martes se sumaron otros cuatro que lo lograron: son las de Cañuelas y Ezeiza en Provincia, Madres de Plaza de Mayo (CABA) y Río Tercero…

avanzan-las-nuevas-universidades-en-diputados-y-este-jueves-siete-de-ellas-lograrian-la-media-sancion

La creación de nuevas universidades nacionales avanza a ritmo veloz en este fin de año parlamentario. A los tres proyectos que ya tenían dictamen (universidades de Delta, Pilar, Saladillo) este martes se sumaron otros cuatro que lo lograron: son las de Cañuelas y Ezeiza en Provincia, Madres de Plaza de Mayo (CABA) y Río Tercero (Córdoba).

Los dictámenes se obtuvieron tras una acalorada reunión de la comisión de Educación, en donde no faltaron los fuertes intercambios entre los diputados del kirchnerismo y aquellos de la oposición que no están de acuerdo con la creación de nuevas instituciones de educación superior (los del PRO y la Coalición Cívica).

Ahora, esos siete proyectos fueron incluidos dentro del temario para el tratamiento en la sesión del jueves en el recinto y todos ellos serían aprobados. También se estima que pasarán rápido por el Senado, por lo cual a partir de 2023 estas nuevas instituciones podrían empezar a ponerse en funcionamiento.

El único proyecto que no obtuvo dictamen este martes fue el de la Universidad Juan Laurentino Ortiz, en Paraná (Entre Ríos), debido a que no tiene aún la aprobación por parte del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

Los proyectos

En estos momentos hay 58 universidades nacionales en el país. Las siete que se sumarían serían entonces:

La Universidad Nacional del Delta, que estará ubicada en Tigre (donde estará el rectorado), Escobar y San Fernando. Fue impulsada por el entonces diputado y actual ministro de Economía Sergio Massa y por la diputada Alicia Aparicio (esposa del exintendente de San Fernando Luis Andreotti). Propone la formación de carreras orientadas turismo, cultura, desarrollo humano, medioambiente y producción.

La Universidad Nacional de Pilar, que abarcará esa localidad y otros 15 municipios. Según el proyecto, estará orientada al desarrollo productivo, tecnológico y humano.

La Universidad Nacional de Saladillo. Impulsada por el diputado radical Emiliano Yacobitti, estará en esa localidad y 14 municipios adyacentes. La oferta académica está vinculada a la región: ciencias agropecuarias, ciencias básicas, aplicadas y tecnológicas.

La Universidad Nacional de Madres de Plaza de Mayo. Impulsada por Hugo Yasky y otros diputados del oficialismo, le cambiará el rango al actual Instituto de las Madres, que depende del Ministerio de Justicia nacional. Pasará a depender del Ministerio de Educación y tendrá autonomía. Será la segunda universidad nacional en Capital, después de la UBA. Hoy el Instituto de Madres da carreras en las áreas de ciencias sociales: derecho, historia, trabajo social y comunicación. Mantendrá ese perfil.

La sede del Instituto universitario de Madres de Plaza de Mayo. Foto Lucia Merle

La Universidad Nacional de Ezeiza es otra que cambiará a su formato institucional, pero en este caso pasaría de universidad provincial a nacional. Abarca una gran cantidad de carreras, desde negocios hasta ciencias jurídicas, sociales o de salud, entre otras. El proyecto fue impulsado por la ahora exdiputada Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, entre otros dirigentes.

La Universidad Nacional Cuenca del Salado, que tendrá su sede en Cañuelas. Fue impulsada por la exdiputada del Frente de Todos Daniela Vilar.

La Universidad Nacional de Río Tercero (Córdoba), que surge de dos iniciativas similares de la dirigente de JxC Gabriela Brouwer de Koning y la peronista Gabriela Beatriz Estévez. En ambos casos, el objetivo apunta a lograr una reparación histórica tras la explosión de 1995.

La polémica

Si bien en la reunión de este martes en comisión se escucharon las voces a favor de las nuevas universidades por parte del oficialismos, también se pudo ver la división que hay en la oposición con respecto a la creación de las nuevas universidades.

Reunión de la comisión de Educación de Diputados sobre creación de nuevas universidades.

Mientras que dirigentes como Maximiliano Ferraro (CC) y Sabrina Ajmechet (PRO) manifestaron sus reparos, la diputada radical Danya Tavela de Evolución (espacio de Martín Lousteau) apoyó la creación de la nuevas casas de estudio.

“El planeamiento estratégico de la educación superior debe ser un camino virtuoso que acá no estamos teniendo para nada con estos dictámenes a la marchanta y la creación de universidades como si fuera una fábrica de churros en lo que estamos sacando por delante. No hay previsibilidad, no tenemos garantizado claramente una asignación de recursos que sean sostenibles. Y no solo se trata de crear más instituciones sino de cómo mejoramos los indicadores: la calidad y la articulación con los niveles obligatorios de la enseñanza”, dijo a su turno Maximiliano Ferraro.

“La intención de crear 8 universidades que se pretenden votar el jueves no pueden estar analizadas por fuera de un contexto de reducción presupuestaria en educación obligatoria y esto nos debe interpelar en pensar las prioridades en lo que es la asignación de recursos en educación. (. . .) No podemos dejar pasar por alto el ajuste y reducción en términos de la política universitaria, ni las desigualdades en la permanencia y conclusión de los estudios en la educación obligatoria, las desigualdades socioeconómicas pronunciadas aún más post pandemia (que más de un millón 500 mil chicos perdieron vínculo con la escuela), desigualdad en la calidad de los aprendizajes, las brechas digitales y las desigualdades que se consolidan en el sistema universitario argentino”, agregó.

En defensa de las nuevas universidades en Provincia, Danya Tavela dijo que “Buenos Aires es la provincia más densamente poblada del país, donde además se registra el mayor nivel de producción y se concentra el mayor nivel de actividad económica. Eso hace indispensable que tengamos recursos humanos más preparados y formados para afrontar competitivamente los desafíos que la economía de Argentina y la del mundo necesitan. Es por eso que, en términos generales, acompaño la creación de universidades porque efectivamente, como lo demuestran todos los datos de la economía mundial, a mayor preparación, mayor es el nivel salarial individual y el aporte a la generación de riqueza. Y eso es lo que hacen las universidades, generar mayor competitividad para el territorio y para las personas que en él viven y generar mayor nivel de calidad institucional y ciudadanía”.

“No estamos discutiendo la creación de cinco universidades. Estamos discutiendo la creación de dos universidades nuevas, que son la Cuenca del Salado y Río Tercero, y la nacionalización en el caso de la Universidad Provincial de Ezeiza, que ya existe y tiene más de 8500 alumnos, 15 carreras, 800 graduados, investigación, extensión y actividades regulares de incorporación territorial. En el caso de la Universidad de Paraná también se trata de una nacionalización de una parte de una universidad provincial. Y en el caso de la Universidad de Madres de Plaza de Mayo es un cambio de forma jurídica porque ya existe el Instituto Universitario de Madres de Plaza de Mayo, dependiente del Ministerio de Justicia, y lo que estamos discutiendo es de qué lugar va a quedar dependiente”, sumó Tavela.

“Venimos a apoyar la creación de la universidad de Madres de Plaza de Mayo. Es una institución que va a ennoblecer el sistema educativo argentino, que ya tiene una experiencia porque ya lo tenemos como instituto de las Madres. Es una decisión de justicia educativa que esta institución adquiera el rango de universidad autónoma gobernada por sus propias autoridades, que tenga como principal meta el abordaje desde la mirada de los derechos humanos de los distintas disciplinas educativas que va a abordar”, dijo, por su parte el diputado Hugo Yasky.

“Más del 50% de los chicos entre 0 y 14 años en la argentina son pobres. De ese 50%, el 71% no logra conocimientos mínimos en Lengua, el 68% en Matemáticas. Son los números de esta Argentina que el kirchnerismo gobierna. Cada 8 minutos un joven abandona el secundario. Solo 16 lo termina en tiempo y forma a nivel nacional. Solo tres de cada diez personas de sectores vulnerables terminan el secundario. Hasta donde yo se no se puede empezar la universidad sin terminar el secundario. Y si miramos los números de ingreso a las universidades, solo un joven de cada diez entre los sectores vulnerables asiste a la universidad”, dijo la diputada del PRO Sabrina Ajmechet.

“¿Quieren dar la discusión sobre si en Argentina los pobres van a la universidad o quieren salir de la fantasía en la que se mudaron y aceptar que este es el país que tienen, el país que están gobernando, y que lamentablemente no permite que los jóvenes accedan a la universidad? Vienen haciendo un ajuste en educación que venimos denunciando año tras año. Esta es la realidad argentina en la que se está discutiendo la creación de cinco nuevas universidades nacionales” completó.