Escándalo en la Copa Davis: empieza una batalla legal con demandas millonarias entre la ITF y la empresa de Gerard Piqué

Kosmos, la empresa del ex futbolista catalán, acudió al TAS por la “injustificada terminación del contrato”. La Federación, en tanto, le exige 25 millones de euros por “incumplimiento”: Con su futuro envuelto en dudas, la Copa Davis quedó en el centro de una batalla judicial entre la Federación Internacional de Tenis y la empresa Kosmos,…

escandalo-en-la-copa-davis:-empieza-una-batalla-legal-con-demandas-millonarias-entre-la-itf-y-la-empresa-de-gerard-pique

Kosmos, la empresa del ex futbolista catalán, acudió al TAS por la “injustificada terminación del contrato”. La Federación, en tanto, le exige 25 millones de euros por “incumplimiento”:

Con su futuro envuelto en dudas, la Copa Davis quedó en el centro de una batalla judicial entre la Federación Internacional de Tenis y la empresa Kosmos, presidida por Gerard Piqué. Según informaron varios medios españoles, la compañía del ex jugador de Barcelona -que vive días tumultuosos también en lo personal, por los problemas derivados de su separación de Shakira– y la ITF presentaron demandas millonarias cruzadas contra sus contrapartes, a semanas de haber roto el acuerdo que habían firmado en 2018 para la organización de la competencia más antigua y tradicional del mundo de la raqueta.

Kosmos acudió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por “la terminación injustificada del contrato”. Además reclama una indemnización de varios millones -no se divulgó el monto- por los “daños y perjuicios” que le ocasiona la ruptura de un vínculo, que debía durar 25 años, y la pérdida de la competición por países más importante del tenis mundial, informó este miércoles un portavoz del grupo inversor.

La ITF, en tanto, le exige a la empresa de Piqué el pago de 25 millones de euros por “incumplimiento de contrato”, como había anticipado a principios de esta semana el diario francés L’Equipe. Ese monto corresponde al “fondo de garantía” que Kosmos debía pagar en caso de no respetar los puntos del acuerdo.

La empresa liderada por Piqué presentó una demanda ante el TAS. Foto EFE/Miguel Rajmil

La federación encabezada por el estadounidense David Haggerty, además, considera que le corresponde un pago extra por las deudas acumuladas y por daños y perjuicios por la mala imagen que transmite la abrupta terminación del contrato, que rondaría los 30 millones. Así, total de la demanda podría elevarse incluso por encima de los 60 millones.

La ITF anunció el pasado 12 de enero en un comunicado el fin del acuerdo con Kosmos para la organización de la Davis, apenas cinco años después del comienzo de un vínculo.

Una fuente cercana a ambas partes explicó que el problema era económico. La empresa de Piqué se había comprometido a invertir 3.000 millones de dólares en 25 años, pero la pandemia y la tendencia de inversión en sponsoreo y televisión hizo imposible cumplir las expectativas.

La ITF, encabezada por Haggerty, reclama el pago de más de 60 millones de euros. Foto JAVIER SORIANO / AFP

La ITF aceptó renegociar el fee acordado -que rondaba los 40 millones de euros por edición- durante la pandemia, de modo que ese monto se rebajó a sólo 10,2 millones en 2020 y a 19,7 millones en 2021.

En 2022 ya se volvió a recuperar el precio anual estipulado en el contrato firmado en su día. Según el medio español ‘2playbook.com’, este año se pagaron 32 millones de euros, que en 2023 ascendían a 36 millones y en 2024 a 44 millones de euros. Le empresa pretendía una nueva renegociación, pero la ITF se negó. 

Kosmos estuvo detrás de la revolución en el formato de la competición, que, desde 2019, acaba con una fase final, en busca de dotar de más atractivo al torneo.

Pero la nueva Davis tuvo muchos detractores, porque quitó de forma radical la fórmula de distintos duelos con un equipo como local y otro como visitante, con partidos al mejor de cinco sets repartidos a lo largo de un fin de semana. Y el sistema con los Qualifiers a principio de temporada y las Finales sobre el cierre, no consiguió conectar con ese nuevo público que perseguía.

La revolución introducida por Piqué y compañía tuvo muhcos detractores. Foto EFE/ Emilio Naranjo

La ITF todavía no se ha pronunciado sobre sus planes para la competencia más allá de la edición 2023, que llevará a cabo como como está prevista, los Qualifiers el próximo mes y la Fase Final, dividida en dos etapas, entre septiembre y noviembre. 

“La ITF se ha asegurado de que las contingencias financieras estén cubiertas y, como custodios de la competencia, organizaremos las eliminatorias y las fases finales de la edición 2023 como estaba previsto, con la fase final con ocho equipos organizada en Málaga, en España, en el mes de noviembre”, precisó el pasado 12 de enero.

Pero sigue siendo una incógnita qué ocurrirá con la competencia más tradicional del tenis mundial a partir de 2024. Y este cruce de demandas entre Piqué y la ITF no hace más que ensombrecer el panorama.